Walter Scott

El 15 de agosto de 1771 nació Sir Walter Scott, escritor, poeta, dramaturgo e historiador escocés. Su trabajo literario lo desarrolló al mismo tiempo que realizaba su labores como abogado, juez y administrador.
De su obra poética destacan Marmion, The lady of the lake y The bridal of Tiermain. Como historiador es autor de una Historia de Escocia y una biografía de Napoleón.
Pero es mundialmente famoso por sus novelas, como Rob Roy, El anticuario, Ivanhoe, El pirata, Quentin Durward, La novia de Lammermoor y El talismán. Muy famoso en su tiempo, sus obras son consideradas clásicos de la literatura en idioma inglés, algunas se leen todavía y varias han sido llevadas a la pantalla.

ivanhoe

Este es el principal sitio de la escena de nuestra historia, cuya fecha se refiere a los postreros años del reinado de Ricardo I, Corazón de León; época en que los deseos de sus vasallos, más bien que fundadas esperanzas, hacían creer que regresaría del cautiverio en que le había encerrado la perfidia al volver de Palestina. La nobleza, cuyo poder no conocía freno en el reinado de Esteban, y de la cual toda la gran prudencia de Enrique II sólo pudo lograr que conservase cierta muestra de sumisión a la Corona, recobró de pronto su antigua insolencia, entregándose a ella con el más imprudente desenfreno.
(Ivanhoe)

 

yalismanEl ardiente sol de Siria no había alcanzado aún su punto de mayor elevación en el horizonte, cuando un caballero cruzado que había abandonado su lejano hogar, en el Norte, para unirse a la hueste de los Cruzados en Palestina, atravesaba lentamente los arenosos desiertos que rodean al Mar Muerto, llamado también lago Asfaltites, donde las aguas del Jordán se reúnen en un mar interior, que no envía a otro alguno el tributo de sus olas.
El peregrino guerrero había caminado entre rocas y precipicios durante la primera parte de la mañana. Más tarde, saliendo de aquellos roqueños y peligrosos desfiladeros, había salido a la gran llanura en que las ciudades malditas provocaron, en tiempos lejanos, la directa y terrible venganza del Omnipotente.
(El talismán)

la noviaEn un montañoso desfiladero, que va elevándose y estrechándose desde las fértiles llanuras de East Lothian, levantábase en tiempos pasados un espacioso castillo, del cual sólo quedan ruinas. Sus antiguos propietarios constituían un linaje de barones poderosos y guerreros, del mismo nombre que el castillo, o sea, Ravenswood. Su ascendencia se extendía hasta un período remoto y habían emparentado con los Douglas, Hume, Swinton, Hay y otras familias distinguidas y potentes de la misma región. Su historia se vio envuelta con frecuencia con la de Escocia, en cuyos anales se hallan registradas sus hazañas.
(La novia de Lammermoor)

el pirata

 

Los marinos que acostumbran navegar en los borrascosos mares que circundan la antigua Tule, dan el nombre de cabo de Sumburgh al altísimo promontorio en que, al Sudeste, termina la isla de Mainland, larga, es¬trecha, de figura irregular y que puede considerarse —por su mayor extensión sobre las demás que forman el archipiélago como el continente de las islas escocesas. Este promontorio es, sin cesar, combatido por la corriente de una marea impetuosa que, arrancando de entre las islas Orcadas y Shetland, precipítase con rapidez vertiginosa, parecida a la de un brazo de mar de Pentland, y se llama de Roost de Sumburgh.
(El pirata)

Hans Hass


Hass_Hans_5

Siempre admiré a Jacques Cousteau, leí algunos de sus libros y vi cuantos documentales dieron por la television, del Calipso y sus viajes. Así, me convencí de que él era el pionero máximo en el buceo y la exploración del mundo submarino.
Y ahora, un montón de años después, descubro que existió otro gran explorador submarino, pionero del buceo con escafandra de circuito cerrado y de la fotografía y la película submarina. Se trata del zoólogo austríaco Hans Hass,

Hans Hass nació en Viena en 1919 y cursó estudios tanto en esta capital como en Berlín.  En un comienzo estudió Abogacía pero la abandonó para estudiar Ciencias, y así, en 1943, se doctoró en Ciencias Naturales. 

hass8

Alternando los estudios con la práctica, a partir de 1939 había empezado a explorar el fondo del mar y a escribir obras, en las que recogía sus impresiones tanto de buceador como de científico. Las ediciones de los referidos trabajos se han ido agotando, y hace años que no están a la venta.

Pionero del buceo, desarrolló un tipo de respirador de circuito cerrado y llevó al público los arrecifes de coral, los tiburones y las mantarrayas. Fue pionero también en la fotografía submarina y la realización de documentales subacuáticos.

hass3

En 1950 fundó el Instituto Internacional de Investigación Submarina de Liechtenstein.En 1951 obtuvo el premio de la «Biennale» y un «Oscar» por sus documentales. 

A partir de 1958 se ocupó preferentemente en temas de investigación del comportamiento y en cuestiones que lindan con el campo de la Biología y de la ciencia especulativa pura.

 Lotte-Australien-2Entre sus 25 libros se cuentan: Entre corales y tiburones, Humanos y tiburones, La mantarraya, el diablo del Mar Rojo, Expedición a lo desconocido y Energon, el secreto escondido, en la que postula que el propósito primario de toda criatura es la adquisición de energía.

Su esposa, Lotte Hass, fue la primera mujer en bucear con equipo autónomo, y fue a la vez fotógrafa y protagonista de películas submarinas. 

 

 

 

 

 

Cometas

rosetta-lander-lrg
Visión artística de Rosetta y Philae

El 6 de agosto de 2014 la sonda espacial Rosetta llegó al cometa Churyumov – Gerasimenko después de un viaje de 10 años y se puso en órbita. Posteriormente, el 12 de noviembre, su módulo de aterrizaje Philae realizó un aterrizaje exitoso sobre el cometa.
Rosetta fue la primera nave espacial en orbitar el núcleo de un cometa, la primera en navegar junto a un cometa mientras se dirigía hacia el interior del Sistema Solar y examinar su actividad.

Desde el inicio de los tiempos los cometas, viajeros incansables del cielo, han despertado la imaginación humana. Las primeras referencias a los cometas datan del segundo milenio antes de Cristo, para seguir después acompañando a los hombres en su devenir histórico. Asociado por lo general a los desastres, ya sean naturales o no, nunca han gozado de demasiada buena fama. Un cometa apareció después de la muerte de Julio Cesar, otro antes de la batalla de Hasting, uno también, el de 1812, se supone anunció la invasión napoleónica de Rusia, como lo cuenta Lev Tolstoi en su novela La Guerra y la paz:

igor karash
Igor Karash, El cometa de 1812

Casi en el centro del cielo, sobre el bulevar Pretchistenski, un cometa enorme, brillante, rodeado de estrellas, se distinguía de entre todas ellas por su proximidad a la tierra, por su luz blanca y su larga cola. Era el cometa de 1812, que, según se decía, anunciaba todos los terrores del fin del mundo;
(Lev Tolstoi, La guerra y la paz)

 

servadacCada vez que aparece un cometa nuevo reaparecen también las teorías apocalípticas, algunas nuevas y otras no tanto, como la del cometa Esenin, que ha logrado traer de nuevo a la actualidad la antiquísima mitología sumeria.
Pero los cometas has sido también protagonistas, por derecho propio, de algunas novelas, unas cuantas famosas, otras no tanto.

Por improbable que fuera el encuentro de la Tierra con un cometa, no era imposible, y un choque de esta naturaleza podía ser la explicación del fenómeno inexplicable, la clave del enigma cuyos efectos eran tan extraordinarios.
(Julio Verne, Héctor Servadac)

corazon del cometaSobre sus cabezas, retazos de gasa oscilaban en una lenta y majestuosa danza. Las temblorosas colas gemelas de Halley eran como sedas verdeazuladas. Ahora estaban pálidas, meses después del breve verano vigorizante que llegaba al cometa cada setenta y seis años. Sin embargo, las banderas de iones y polvo seguían desplegadas, como livianas tracerías que ondulasen en una brisa indolente, como estandartes portados por enormes ángeles.
Gregory Benford y David Brin, El corazón del cometa

donatis-comet-1858-detlev-van-ravenswaay
Detlev van Ravenswaay, El cometa Donati

 

Si bien dos astrónomos de Mauna Kea afirmaban haber observado ya el cometa a simple vista, nadie les creía, y aseveraciones similares, hechas por otros residentes del Pasteur, habían sido recibidas con un escepticismo todavía mayor.
Arthur C. Clarke, 2061 Odisea Tres

 

austen pinkerton
Austen Pinkerton, El cometa

 

La fuente de estos gases está en el linde de la familia de satélites del Sol, aún más lejos que Plutón; es la zona donde los cometas se desplazan eternamente en órbitas lentas y frías… al menos hasta que un par de ellos abandonan la órbita y se deslizan hacia el Sol. Ese lugar se llama la Nube de Oort.
Frederik Pohl, Los mineros del Oort

 

 

atmosphere-of-earth-outer-space-astronomical-object-136543

 

Su extensión era de unos seis kilómetros cuando sobrevino el desastre. El fin fue súbito. En unos cincuenta años, un parpadeo en su existencia, el centro del torbellino se desintegró. Ardió un nuevo sol, tremendamente brillante.
En aquella llamarada infernal destellaron miríadas de cometas que se convirtieron en vapor. Los planetas perdieron sus atmósferas. Un gran viento de presión lumínica arrebató al sistema interno todo el gas disperso y el polvo, y lo lanzó a las estrellas.
Larry Niven y Jerry Pournelle, El martillo de Lucifer

earth-comet-space-art-digital-art-wallpaper-thumbLa gente que realmente lo sabe está muerta. Nadie sabrá jamás lo que fue para ellos pero puedo contarles lo que vi. Deberíamos haber recibido el aviso antes. La gran roca (asteroide o cometa, nadie tuvo tiempo para preocuparse por el nombre) todavía estaba a dos días de distancia cuando los robos lo percibieron. 
Jack Williamson, Terraformar la Tierra

dias del cometa

 

 

“Sólo se puede añadir a las miserias de la vida”, dijo sin venir a cuento, cuando yo estaba hablando de otras cosas. “¿Qué podría ser?” “La colisión con un cometa. Sería volver atrás. Sólo haría a lo que quedara vivo más salvaje de lo que es en la actualidad.” “Pero ¿por qué nada debería quedar con vida?” dije yo. . .
H.G. Wells, Los días del cometa.

Bagdad

El 30 de julio del año 762 el califa Al-Mansur fundó la ciudad de Bagdad, para convertirla en la capital del califato Abásida.

bagdad
Arthur Melville (1858-1904), Puerta Norte de Bagdad

La ciudad fue fundada como Madinat al-Salaam, es decir Ciudad de la Paz, pero la gente la llamó por el nombre de un antiguo asentamiento babilónico, Bagh-dadu, que con el tiempo se convirtió en Bagdad y así se hizo conocida la ciudad en el mundo entero.

Bagdad se convirtió muy pronto en un fuerte centro comercial, debido a su estratégica ubicación, y cultural, por la existencia de un buen número de instituciones académicas, como la Casa de la Sabiduría. De Bagdad es Simbad el marino, gran viajero y próspero comerciDocuImage 620sante.

Al ver a un sirviente, de pie en la puerta y vestido esplendidamente, avanzó hacia él, y con gran humildad le preguntó el nombre del dueño de casa. ¡Es posible, dijo el sirviente, que siendo tú un habitante de Bagdad, no sepas que esta es la casa de Simbad el Marino, el famoso viajero que ha dado la vuelta al mundo! (Los viajes de Simbad el marino)

Durante la Edad Media, Bagdad fue considerada la ciudad más populosa del mundo, con 1.200.000 habitantes, y su importancia se mantuvo hasta que fue destruída por los mongoles en 1258.

old-baghdad

En el libro de Las mil y una noches, la ciudad de Bagdad es el escenario de incontables historias, siendo las más simpáticas las vividas por el califa Harún Al-Rashid en sus recorridos de incógnito por las calles de la ciudad.

Una noche entrebagdad las noches, el califa Harún Al-Raschid dijo a Giafar Al-Barmaki: “Quiero que recorramos la ciudad para enterarnos de lo que hacen los gobernadores y walíes. Estoy resuelto a destituir a aquellos de quienes me den quejas”. Y Giafar respondió: “Escucho y obedezco”. Y el califa, y Giafar, y Massrur el portaalfanje salieron disfrazados por las calles de Bagdad. (Las mil y una noches)

Después de su destrucción por los mongoles, inició un camino de decadencia debido a los cambios políticos y a las frecuentes plagas que azotaron la región. El gran viajero Ibn-Battuta pasó por Bagdad en 1326 y su descripción da cuenta de la decadencia.

 

1
Hafidh al-Droubi, Calle de Bagdad

Desde allí viajamos a Bagdad, la Morada de la Paz y la Capital del Islam. Aquí hay dos puentes, como en Hilla, en que las personas pasean noche y el día, tanto hombres como mujeres. La ciudad tiene once grandes mezquitas, ocho en la orilla derecha y tres a la izquierda, junto con muchas otras mezquitas y madrasas, sólo que estas últimas están todas en ruinas.
. . .
La parte occidental de Bagdad fue la primera en construirse, pero ahora está en su mayor parte en ruinas. A pesar de eso aun existen trece barrios, cada uno como una ciudad en sí misma y que poseen dos o tres establecimientos de baño. El hospital (maristan) es un edificio en ruinas, del que sólo quedan vestigios.
La parte oriental tiene abundancia de bazares, el más grande de los cuales es llamado Bazar del Martes. En este lado no hay árboles frutales, toda la fruta se lleva desde el lado occidental, donde hay huertos y jardines.
(Ibn Battuta, Viajes por Asia y África – 1326)

 

Testigo de lo que quedaba de Bagdad en el siglo XIX es el viajero español Adolfo Rivadeneyra, quien pasó por la ciudad en 1869 cuando iba camino de Damasco.

tumba de sitt zobeida
Tumba de Sett-Zobeida

Si he de decir verdad, no entré allí con grandes ilusiones: me habían precedido los tártaros, los persas, y por último los turcos, hacía más de dos siglos, por consiguiente, ¿qué podía quedar de aquella edad de oro que principió con Harún-el-Rashid y fue durando hasta la invasión mongola?
. . .
La mitad de la superficie que abrazan las murallas está llena de escombros o convertida en tierra de labor. Varios sepulcros de personajes célebres llaman por allá la atención; pero el único digno de mencionarse, no por el monumento, bien mezquino por cierto, sino por el personaje que recuerda, es el de Zubeida, mujer del califa Harún-el-Rashid, que yace en la extremidad sur de la capital.
(Adolfo Rivadeneyra, De Ceilán a Damasco)

La intrépida viajera Louise Jebb pasó por Bagdad en 1908, y no tuvo nada bueno que decir, apenas la menciona, la ciudad tiene movimiento, pero sus construcciones son más bien rudimentarias.

Louise
Louise Jebb en viaje por el desierto.

Cúpulas y minaretes destacaban en la línea del horizonte por encima de la masa confusa de casas de tejado plano y grupos de palmeras. Pero después de estar toda la mañana dando vueltas lentamente por los interminables recodos del río, los bancos ahora estaban llenos de vida; las goufas cruzaban de un banco al otro, con mezclada carga de hombres y animales. Las casas, que habían sido casuchas de barro río arriba, ahora parecían más consistentes, y estaban cada una de ellas rodeada de murallas encerrando jardines sombreados por naranjos. (Louise Jebb, Por el desierto a Bagdad)

Ya en pleno siglo XX, un viajero sufrió la terrible decepción de ver la ciudad de Las mil y una noches convertida en la sombra de la sombra de lo que había sido.

Supongo que no hay ninguna ciudad que podamos encontrar en cualquier parte
del mundo, que pudiera alcanzar el nivel de deslumbrante esplendor de la Bagdad que conjuramos en nuestra imaginación cuando pensamos en la Ciudad de las Mil y una noches en los días románticos, tan caros a nuestra infancia, de Harun al Raschid. Esperábamos tanto cuando llegamos a la verdadera Bagdad, y nos encontramos con tan pero tan poco, del glamour del Este. Pocas “grandes puertas abriertas de par en par”, y sí en cambio una gran cantidad de basura. Pocos ojos oscuros de bellas mujeres asomándose tímidamente a través de ventanas de celosías, y si una gran cantidad de miserable sordidez. Pocos lugares de diversión en el que pudiéramos encontrar el maravilloso embrujo de las bailarinas persas, pero si un teatro, la principal diversión de Bagdad y he allí un hombre vendiendo cebolla a los parroquianos!
(Donald Maxwell, Un habitante en Mesopotamia – 1921)

nocturno en Bagdad
Nocturno en Bagdad

Recuperó algo de su importancia de nuevo con el reconocimiento de Iraq como estado independiente, del que se convirtió en capital, instalándose además como un importante centro de la cultura árabe. La ciudad vivió una era de prosperidad en los años ’70 hasta que resultó asolada por la guerra antes y durante la invasión de Iraq en el 2003. Actualmente está de nuevo en un lento proceso de reconstrucción.

Ellas en Los tres mosqueteros…

Dumas_-_Les_Trois_Mousquetaires_-_1849_-_page_114 El 14 de marzo de 1844 apareció en el diario Le Siécle de Paris, la primera entrega de la novela de Alexandre Dumas Los tres mosqueteros. Tuvo un éxito inmediato y se convirtió después en la tal vez más famosa novela de su autor.

El protagonista es el cadete de mosqueteros D’Artagnan, así como también sus amigos Athos, Porthos y Aramis. El antagonista es el cardenal Mazarino. Pero ellos no están solos, y son varias las mujeres que tienen un papel importante y decisivo en la historia.

 

reina ana june temple 2011
June Temple como Ana de Austria (2011)

La Reina Ana de Austria
Esposa del rey Luis XIII. El rey, misógino como es, no confía en ella y el cardenal Richelieu la detesta profundamente. Tiene una vida infeliz y se enamora del duque de Buckingham.

En aquel momento, un puerta oculta en la tapicería se abrió y apareció una mujer. Buckingham vio aquella aparición en el cristal; lanzó un grito, ¡era la reina!
Ana de Austria tenía entonces veintiséis o veintisiete años, es decir, se encontraba en todo el esplendor de su belleza.
Su caminar era el de una reina o de una diosa; sus ojos, que despedían reflejos de esmeralda, eran perfectamente bellos, y al mismo tiempo llenos de dulzura y de majestad.

 

 

Milady-de-Winter-Emmanuelle-Beart-2005
Emmanuelle Beart es Milady (2005)

Milady de Winter
Misteriosa, hermosa, peligrosa, agente del cardenal Richelieu. Es la adversaria número uno de D’Artagnan y arquetipo de la mujer fatal (fue en el pasado la esposa de Athos)

 

Por lo demás, al cabo de media hora de conversación D’Artagnan estaba convencido de que Milady era compatriota suya: hablaba francés con una pureza y una elegancia que no dejaban duda alguna al respecto.
D Artagnan se deshizo en palabras galantes y en protestas de afecto. A todas las sandeces que se le escaparon a nuestro gascón, Milady sonrió con benevolencia. Llegó la hora de retirarse. D’Artagnan se despidió de Milady y salió del salón como el más feliz de los hombres.

 

julie delpy Constance_1993
Julie Delpy es Constance (1993)

Madame Bonacieux
Constance es la esposa del señor Bonacieux, el casero de D’Artagnan. Es costurera de la reina Ana y le es absolutamente fiel. D’Artagnan se enamora de ella.

 

Pensaba en la señora Bonacieux. Para un aprendiz de mosquetero, la joven era casi una idealidad amorosa. Bonita, misteriosa, iniciada en casi todos los secretos de la corte, que reflejaban tanta encantadora gravedad sobre sus trazos graciosos, era sospechosa de no ser insensible, lo cual es un atractivo irresistible para los amantes novicios; además, D’Artagnan la había liberado de manos de aquellos demonios que querían registrarla y maltratarla, y este importante servicio había establecido entre ella y él uno de esos sentimientos de gratitud que fácilmente adoptan un carácter más tierno.

 

nicole calfan kitty 1973b
Nicole Calfan como Ketty (1973)

Ketty
Es la doncella de Milady de Winter, después de madame de Chevreuse. Se enamora de D’Artagnan.

 

¡Oh, señor exclamó Ketty sería totalmente adicta, estad seguro de ello, a la persona que me dé los medios para dejar París!
Entonces dijo Aramis , todo está arreglado.
Se sentó a la mesa y escribió unas letras, que luego selló con un anillo, y le dio el billete a Ketty.
Ahora, hija mía dijo D’Artagnan , ya sabes que aquí tan insegura estás tú como nosotros. Separémonos. Ya volveremos a encontrarnos en tiempos mejores.
En el tiempo en que nos encontremos, y en el lugar que sea dijo Ketty , me volveréis a encontrar tan amante como lo soy ahora de vos.

 

duquesa de chevreuse
La duquesa de Chevreuse

Madame de Chevreuse
La duquesa Marie de Chevreuse es una amiga íntima de la reina Ana y amante secreta de Aramis.

 

Una de las grandes causas de esa prevención era sobre todo la amistad de Ana de Austria con la señora de Chevreuse.
Estas dos mujeres le inquietaban más que las guerras con España, las complicaciones con Inglaterra y la penuria de las finanzas. A sus ojos y en su pensamiento, la señora de Chevreuse servía a la reina no sólo en sus intrigas políticas, sino, cosa que le atormentaba más aún, en sus intrigas amorosas.

 

coquenard
Madame de Coquenard (ilustración)

 

Madame de Coquenard
Es la madura esposa de un procurador y amante secreta de Portos, quién tiene un especial interés en el dinero del señor Coquenard.

Porthos salió tras haber dado cita a la procuradora en el claustro Saint Maglorie. La procuradora, al ver que Porthos se iba, lo invitó a cenar, invitación que el mosquetero rehusó con aire lleno de majestad.
La señora Coquenard se dirigió toda temblorosa al claustro Saint-Maglorie, porque adivinaba los reproches que allí le esperaban; pero estaba fascinada por las grandes maneras de Porthos.
Todas las imprecaciones y reproches que un hombre herido en su amor propio puede dejar caer sobre la cabeza de una mujer, Porthos las dejó caer sobre la cabeza inclinada de la procuradora.

Es interesante la relación que tienen los personajes de la novela con las mujeres. Todos tienen amores extramaritales, a excepción de Athos (quién sufre en su conciencia el ser el asesino de su esposa).
La única que no es casada es la mujer más humilde, Ketty, una doncella que se enamora de D’Artagnan, pero no es correspondida.

La verdad sea dicha, cuando leí la novela a los 15 años, ni pensé en esos detalles…

Virgil Finlay

virgil3

Virgil Finlay (23 de julio de 1914 – 18 de enero de 1971) fue un ilustrador de ciencia ficción, fantasía y horror. El haber creado más de 2.600 obras en sus 35 años de trabajo, lo convirtieron en una parte importante en la historia de las publicaciones de ciencia ficción y fantasía, las llamadas “pulp magazines”.

 

finlay4

 

Red tejida con hilos invisibles,
cárcel de aire en que me muevo apenas,
trampa de luz que no parece trampa
y en la que el pie se me quedó
-entre cuerdas de luz también…
-Bien enlazado.
(Dulce María Loynaz)

finlay3

 

 

 

Acordarme no quiero, Orminta amada,
del desmayo en que apenas pude verte
cuando estaba la imagen de la muerte
en tu bello semblante retratada.
(Tomás de Iriarte)

 

 

finlay1

 

 

Corrí sin tino tras lejana estrella
ansiosa de su luz brillante y pura
y osé trepar a esta eminente altura
para después precipitarme de ella.
(Carolina Coronado)

 

 

 

finlay7

 

— Al sur —dijo el capitán.
— Pero —dijo la tripulación— no hay direcciones aquí en el espacio.
— Cuando uno viaja hacia el sol —replicó el capitán—, y todo se hace amarillo y ardiente y perezoso, entonces uno va en una única dirección.
(Ray Bradbury)

 

 

finlay8No altera una sonrisa
su majestad de diosa,
ni la mancha el deseo
con su mirada impura;
en el lago profundo
de sus ojos reposa
su espíritu que aguarda
la dicha y la amargura.
(Ricardo Jaimes Freyre)

Edward Hopper

Edward Hopper (22 de julio de 1822 – 15 de mayo de 1967) fue un pintor realista estadounidense. La mayoría de sus pinturas representan la interacción de las personas con el entorno, y expresan a menudo soledad y aburrimiento. Con frecuencia pinta mujeres solas, vestidas, semidesnudas o desnudas.

Edward Hopper1

 

 

Si se asoma mi Damiana
a la ventana y colora
la aurora su tez lozana
de albérchigo y terciopelo,
no se sabe si la aurora
ha salido a la ventana
antes de salir al cielo.
(Amado Nervo)

 

edward hopper2

 

Ya es hora, prima: las nueve.
Empieza, pues, la lectura.
Ruge el viento afuera: llueve,
(Evaristo Carriego)

 

 

edward-hopper6

 

Apenas si afuera, en la calle,
persiste un rumor apagado
de voces. Estás sola, sola,
en la paz grave de tu cuarto.
(Evaristo Carriego)

Edward Hopper5

 

Te desnudas igual que si estuvieras sola
y de pronto descubres que estás conmigo.
¡Cómo te quiero entonces
entre las sábanas y el frío!
(Jaime Sabines)

Edward Hopper4

 

 

Cuando le tintineaba su taza de café.
Se fue quedando sola, sola…
Sola en su mesa,
(José Ángel Buesa)

 

edward hopper3

Yo escarcho los ramajes.
Yo en tiempos muy remotos
dí un canto a las sirenas.
Yo, cuando estoy dormida,
sueño sueños azules,
y esos sueños son lotos.
(Amado Nervo)

Día Internacional del Ajedrez

El 20 de julio se celebra el “Día Internacional del Ajedrez”.
La historia del ajedrez tiene unos 1.500 años, aunque su origen no se conozca con certeza se cree originario de la India, antes del siglo VI, aunque podría tener un precursor chino antes del siglo II a.de C.
De la India llegó a Persia y desde Persia se expandió por el mundo musulmán, pasando luego a Europa. El ajedrez moderno se estableció a mediados del siglo XIX.

chess indio
Piezas Indias

En aquel instante trajeron un juego de ajedrez, y el rey me preguntó por señas si sabía jugar, contestándole yo que sí con la cabeza. Y me acerqué, coloqué las piezas, y me puse a jugar con el rey. Y le di mate dos veces. Y el rey no supo entonces qué pensar, quedándose perplejo, y dijo: “¡Si éste fuera un hijo de Adán, habría superado a todos los vivientes de su siglo!”
(Las mil y una noches 13° Noche)

chess greco romano
Piezas Greco-Romanas

Y la joven se levantó, fué a coger de la mano a Scharkán, le hizo sentarse a su lado, y le dijo: “¡Oh príncipe Scharkán! seguramente conoces el juego del ajedrez“. Y él dijo: “Lo conozco; pero ¡por favor! no seas como aquella de quien se queja el poeta:
¡En vano me lamento! ¡Estoy martirizado por el amor! No puedo apagar la sed en su boca dichosa, ni respirar la vida bebiéndola en sus labios.
No es que me desprecie, ni que me falten sus atenciones, ni que olvide el ajedrez para distraerme; pero ¿acaso mi alma tiene sed de distracciones ni de juego?
(Las mil y una noches 49° Noche)

chess inca
Piezas Incas vs Españoles

Cuando el kurdo hubo oído mi respuesta, rompió a llorar y a sollozar, y luego exclamó con la voz entrecortada por las lágrimas: “¡Oh nuestro amo el kadí! este saco que me pertenece es conocido y reconocido, y todo el mundo sabe que es de mi propiedad. ¡Encierra, además, dos ciudades fortificadas y diez torres, dos alambiques de alquimista, cuatro jugadores de ajedrez, una yegua y dos potros, un semental y dos jacas, dos lanzas largas, dos liebres, un mozo experto y dos mediadores, un ciego y dos clarividentes, un cojo y dos paralíticos, un capitán marino, un navío con sus marineros, un sacerdote cristiano y dos diáconos, un patriarca y dos frailes y por último, un kadí y dos testigos dispuestos a dar fe de que este saco es mi saco!”
(Las mil y una noches 376° Noche)

chess napoleon
Piezas Era Napoleónica

Pero apenas había dado Hassán algunos pasos por aquel primer patio, cuando advirtió sentadas en un banco de mármol a dos jóvenes resplandecientes de belleza que jugaban al ajedrez. Y como estaban muy atentas a su juego, no notaron en el primer momento la entrada de Hassán. Pero, al oír ruido de pasos, la más joven levantó la cabeza y vió al hermoso Hassán, que también sorprendióse al divisarlas. Y se levantó ella, rápidamente, y dijo a su hermana: “¡Mira, hermana mía, qué joven tan hermoso! ¡Debe ser sin duda el último de los infortunados a quienes el mago Bahram trae cada año a la Montaña-de-las-Nubes!
(Las mil y una noches 583° Noche)

chess african
Piezas Africanas

Le hizo, pues, sentarse al lado suyo, y le dijo: “¡Ya Anís! ¡tengo ganas de distraerme un poco! ¡Sabes jugar al ajedrez?” Dijo él: “¡Sí, por cierto!” Y ella hizo señas a una de las jóvenes, quien al punto les llevó un tablero de ébano y marfil con cantoneras de oro, y los peones del ajedrez eran rojos y blancos y estaban tallados en rubíes los peones rojos y tallados en cristal de roca los peones blancos. Y le preguntó ella: “¿Quieres los rojos o los blancos?” El contestó: “¡Por Alah, ¡oh mi señora! que he de coger los blancos, porque los rojos tienen el color de las gacelas, y por esa semejanza y por muchas otras más, se amoldan a ti perfectamente!” Ella dijo: “¡Puede ser!” Y se puso a arreglar los peones.
(Las mil y una noches 655° Noche)

chess star wars
Piezas de Star Wars

“Has de saber, pues, ¡oh Emir de los Creyentes! que un día en que había jugado al ajedrez con tu padre el Emir de los Creyentes Harún Al-Raschid, perdí la partida. Y tu padre me impuso la sentencia de dar la vuelta al palacio y a los jardines, toda desnuda, a media noche. Y a pesar de mis ruegos y súplicas, puso una insistencia singular en hacerme pagar aquella apuesta, sin querer aceptar otra sentencia. Y me vi obligada a desnudarme y a cumplir la sentencia a que me condenaba. Y cuando terminé, estaba loca de rabia y medio muerta de cansancio y frío.
(Las mil y una noches 994° Noche)

Espejos

woman-with-a-fan-gazing-into-a-mirror-frederick-warren-freer
Frederick Warren Freer

Un espejo es un objeto que refleja la luz de manera tal que la luz reflejada conserva la mayoría de las características de la luz original.

El primer espejo fue de seguro la superficie del agua, en un tranquilo estanque o en un recipiente. Luego sirvió la piedra pulida, obsidiana por ejemplo, de los cuales se han encontrado algunos de hace 6 milenios a. de C.*

Ya en el cuarto milenio se comenzaron a fabricar espejos de cobre y, llegada la edad del bronce, los de esta aleación. “Las mujeres que ayudaban a la entrada del santuario le entregaron a Besalel sus espejos de bronce. ” (Éxodo 38:8)

Se cree que los espejos de vidrio, con una capa de metal, en este caso de oro, fueron inventados en Sidón en Fenicia durante el siglo I. De ahí en adelante comenzó la evolución del espejo, los romanos usaban espejos recubiertos de plomo.

Luego, durante el Renacimiento, en la ciudad de Venecia, se comenzaron a fabricar espejos con una capa de amalgama estaño-mercurio. En 1835 se inventó el espejo con una capa reflectiva de plata, el espejo moderno.

egipto espejo

 

Quisiera ser tu espejo
para que siempre me miraras.
Quisiera ser tu ropa para siempre ir contigo.
Quisiera ser el agua que lava su cuerpo
y el unguento, oh mujer, que te acaricia,
la banda alrededor de tu pecho quisiera ser
y las cuentas alrededor de tu cuello.
Quisiera ser tus sandalias,
para que caminaras sobre mí.
(Poema del Antiguo Egipto)

 

 

 

Oliver_Dennett_Grover03a
Oliver Dennet Grover

Luego se ciñó el talle con un cinturón de oro incrustado de diamantes, y se adornó el cuello con un collar de perlas dobles de igual tamaño, excepto la de en medio, que tenía el volumen de una nuez; y en las muñecas y en los tobillos se puso pulseras de oro con pedrerías que casaban maravillosamente con los colores de los demás adornos. Y perfumada y semejante a una hurí, se miró enternecida en su espejo, mientras sus mujeres maravillábanse de su belleza y prorrumpían en exclamaciones de admiración. Y se tendió perezosamente en los almohadones, esperando la llegada del mago…
(Las Mil y una Noches, 769° noche)

 

temptation___the_lady_of_shalott_by_geikouart_dafhn
Geikouart Dafhn

 

 

Ella dejó la red, dejó el telar,
dio tres pasos por la habitación,
Miró florecer el lirio de agua,
luego pudo ver el casco y la pluma,
Dirigiendo su mirada hacia Camelot.
Fuera voló la web y flotando quedó;
El espejo se quebró de lado a lado,
‘La maldición cae sobre mí -exclamó
La Dama de Shalott.
(Tennyson, La dama de Shallott)

*

*

*

snow whiteLa nueva Reina era muy bella, pero orgullosa y altanera, y no podía sufrir que nadie la aventajase en hermosura. Tenía un espejo prodigioso, y cada vez que se miraba en él, le preguntaba:
“Espejito en la pared, dime una cosa: ¿quién es de este país la más hermosa?”. Y el espejo le contestaba, invariablemente:
“Señora Reina, eres la más hermosa en todo el país”.
La Reina quedaba satisfecha, pues sabía que el espejo decía siempre la verdad.
(Jacob y Wilhelm Grimm, Blancanieves)

 *

*

alice-through-the-looking-glass_philip mendoza
Philip Mendoza

–Mientras decía esto, Alicia se encontró con que estaba encaramada sobre la repisa de la chimenea, aunque no podía acordarse de cómo había llegado hasta ahí. Y en efecto, el cristal del espejo se estaba disolviendo, deshaciéndose entre las manos de Alicia, como si fuera una bruma plateada y brillante.
Un instante más y Alicia había pasado a través del cristal y saltaba con ligereza dentro del cuarto del espejo.
(Lewis Carroll, Alicia a través del espejo)

 *

*

Wilhelmina Wandscheer
Wilhelmina Wandscheer, Antes del baile

Todo este grande lugar
tiene colgado de espejos
mi amor, juntos y parejos
para poderte mirar.
Si vuelvo el rostro, allí veo
tu imagen; si a estotra parte,
también; y ansí viene a darte
nombre de sol mi deseo;
que en cuantos espejos mira
y fuentes de pura plata,
su bello rostro retrata
y su luz divina espira.
(Lope de Vega, La dama boba)

 *

* *

Ferdinand von Lütgendorff-Leinburg
Ferdinand von Lütgendorff-Leinburg

Si le habla al barón dijo , estoy perdida, porque el barón, que sabe de sobra que no me mataré, me pondrá delante de él un cuchillo en las manos, y él verá que toda esta gran desesperación no era más que un juego. Fue a situarse ante el espejo y se miró: jamás había estado tan bella.
¡Oh, sí dijo sonriendo , pero él no hablará!
Por la noche, lord de Winter vino con la cena. Señor le dijo Milady , ¿vuestra presencia es un accesorio obligado de mi cautividad, o podríais ahorrarme ese aumento de torturas que causan vuestras visitas?
(Alejandro Dumas, Los tres mosqueteros)

 *

Fernand Toussaint (Belgian artist, 1873-1955) Woman with Gloves
Fernand Toussaint, Mujer con guantes.

Quizás, pensé, Al Grainger ha terminado lo que tuviera que hacer y se ha venido más temprano y ha… pero no, Al no habría venido sin el coche y no había ninguno aparcado delante.
Podría haber sido un misterio, pero no lo fue.
Era la señora Carr quien estaba allí, poniéndose el sombrero delante del espejo de la entrada mientras entré.
—Me marcho señor Stoeger —me dijo—. No pude venir más temprano, así que vine por la tarde. Acabo de terminar.
—Muy bien. Por cierto hay una tormenta horrorosa ahí fuera.
—Una ¿qué? —Tormenta, tempestad de nieve —levanté la botella envuelta—. Así que quizás fuese mejor que tomara un sorbito conmigo antes de irse. ¿No le parece?
Se rió.
—Gracias, señor Stoeger. Lo haré.
(Fredric Brown, La noche a través del espejo)