Alicia y el tiempo

La muy extraordinaria escena del té. Alicia descubre un nuevo concepto del tiempo, ya no es algo abstracto, sino algo físico, con personalidad propia. Más aún, ni siquiera es confiable.
El tiempo se ha detenido en la mesa del Sombrerero Loco y la Liebre de Marzo, una alegoría de lo larga que puede ser para los niños la hora del té de los adultos, con esas interminables conversaciones aparentemente sin sentido.

Anuncios

2 comentarios en “Alicia y el tiempo

  1. El tiempo puede detenerse un día y quedar ahí, como si se congelara pasando a transformarse en una metáfora de la vida, es para los humanos una burla del mismo cuando nos deja saborearlo un momento y después se nos escapa de las manos, solo falta oír como su risa se desvanece…

  2. —Si tú conocieses al Tiempo como yo —dijo el Sombrerero—, no hablarías de perderlo. Es él.
    —No sé qué quiere decir —dijo Alicia.
    —¡Claro que no lo sabes! —dijo el Sombrerero, echando la cabeza hacia atrás con desdén—. ¡Creo que ni siquiera has hablado nunca con el Tiempo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s