Robur, el conquistador

Los miembros del Instituto Weldon son firmes creyentes de que la humanidad deberá dominar el uso de los cielos mediante vehículos “más livianos que el aire” y están convencidos también de que los artefactos “más pesados que el aire”, como los aviones y helicópteros son inviables.
Así, el instituto ha patrocinado la construcción de un dirigible, el Goahead, y están en medio de un debate sobre dónde colocar su hélice (al frente, para tracción o detrás para impusión)
Cuando un misterioso personaje llamado Robur aparece en la reunión y pide hacer uso de la palabra, se pone en contra de los impulsores de la idea del globo, declarándose defensor de los “más pesados que el aire” como la opción para los aparatos voladores del futuro. Cuando se le pregunta si él mismo Robur “ha conquistado el aire” él afirma que lo ha hecho, por lo que acepta el título de “Robur el conquistador”. En el breve tiempo que Robur permanece en el Instituto Weldon se gana la animosidad de los miembros, los que pretenden atacarlo. Robur desaparece repentinamente.
Robur el conquistador es un genio, un brillante inventor, solitario e incomprendido, ni siquiera el viaje que Robur da a algunos miembros del Instituto logra convencerlos de lo evidente y siguen insistiendo en “el más liviano que el aire”…

El capitán Nemo hace de las profundidades su mundo, Robur elige el aire, ambos comparten un genio inventivo y visionario y una actitud de resentimiento frente a la humanidad, ambos viven en un mundo que no tiene fronteras, pero la personalidad de Robur es más oscura, algunos la consideran maléfica, yo solo la creo más amarga.