Don Camilo


Recuerdo que el primer contacto que tuve con este libro fue la lectura en clases de la tercera historia de la introducción al libro. Me gustó la historia y el estilo nostálgico en que está narrada, así es que a la primera oportunidad que tuve de adquirir el libro, lo compré.
No me desilusionó, por supuesto, como tampoco su continuación.
Profundamente sentimental, el autor, Giovanni Guareschi, mezcla risa y drama como solo los italianos saben hacerlo, contando las historias del Mundo Pequeño y las aventuras de Don Camilo y Pepón, cada uno con sus aliados y secuaces de una menra que llegan al corazón.
No se si Don Camilo posría existir hoy en día, a menos que sea en otro extraño mundo pequeño, uno en el que todavía sea posible que el cura del pueblo sea íntimo amigo de un alcalde comunista y donde el párroco pueda conversar, tranquilamente, con el Cristo del altar…
Me gustaría pensar que si, pero por el momento solo existen en la imaginación de algún nostálgico sentimental capaz de disfrutar, todavía con tales historias.