Moby Dick

El 20 de noviembre de 1820 el barco ballenero Essex fue atacado y hundido por un cachalote en el océano Pacífico, a 2.000 millas de la costa sudamericana.
Solo ocho tripulantes pudieron sobrevivir finalmente al naufragio para ser rescatados después de una terrible ordalía.

«¡Dios mío! Señor Chase, –me preguntó el capitán,– ¿qué pasa? Yo contesté: Nos ha desfondado una ballena.»
(Relato de Owen Chase, Primer Oficial del Essex, 1821)

Cuando en 1841 el joven Herman Melville navegaba en el ballenero Acushnet, conoció al hijo de Owen Chase, quien había sido el Primer Oficial del Essex. Chase le prestó el relato de su padre y, leyéndolo, comprendió que una ballena, normalmente una presa, puede también actuar violenta y deliberadamente en contra de sus cazadores. Tiempo después Melville conoció en Nantucket al capitán del Essex, George Pollard, a quién consideró un hombre extraordinario, y que seguramente le relató la historia.

Inspirándose en los relatos de Chase y Pollard, y contando con su experiencia en un barco ballenero, Melville comenzó a escribir, en 1847, una novela de aventuras acerca de la caza de ballenas, novela que después evolucionó hasta convertirse en la monumental y profunda Moby Dick, la ballena, publicada en noviembre de 1851.

Pero lo extraordinario es que el 20 de agosto de 1851, es decir algunos meses antes de que Moby Dick saliera publicada, un cachalote atacó y hundió, también en el Pacífico del Sur, al barco ballenero Ann Alexander. El ataque fue similar, el cachalote golpeó el casco del barco por debajo de la línea de flotación, produciendo vías de agua que lo llevaron a su hundimiento.

Mientras pasaba los días en el bosque, ocupado con el hacha, la cuña y el mazo, la Ballena me había dejado casi por completo (y estaba contento por ello) cuando ¡Crash! la misma Moby Dick (como usted bien lo dice) vino a recordarme que la había tenido encima durante un año o dos. Es en verdad una sorprendente coincidencia –por decir lo menos. No hay duda de que es la misma Moby Dick, porque no hay noticias de su captura después de la triste suerte del Pequod hace catorce años. Me asombra que mi pobre arte haya creado a este monstruo.
(Carta a Evert Duyckinck, en respuesta a la noticia del hundimiento de un barco ballenero por una ballena, 7 de noviembre 1851)

Son muchas las novelas cuya acción tiene lugar en el mar, y varias también las que tratan de la caza de ballenas, pero Melville pensaba que había que ir más allá del simple relato de una navegación o de sangrientos motines, que había que mostrar a los balleneros en toda su dimensión. Al final la novela va mucho más allá que eso, y el autor embarca a toda la humanidad, con sus amores y sus odios, sus esperanzas y decepciones, en un viaje en busca de su destino, en la historia que comienza con Llamadme Ismael…

Anuncios

3 comentarios en “Moby Dick

  1. Jenofonte, me gusta mucho tu investigación literaria. Nos acercas, de forma amena e interesante, grandes obras de la literatura universal. Verdaderamente curiosa es la coincidencia que nos descubres. Eres un buen lector de aguda mirada.

    Saludos.

  2. Me gusta esta historia porque parece el fruto de la más pura fantasía ¿una ballena atacando un barco hasta hundirlo?, fantástico. Pero Melville se basó en una historia real. Ahora, podría considerarse el caso del Essex como único, pero ahí está el Ann Alexander para mostrar que no lo es. Y por último, demostrando que no es una coincidencia, en 1901 el ballenero Bark Kathleen ¡fue atacado por una ballena también!, lo que lleva a pensar que tal vez más de un ballenero que nunca volvió puede haber tenido el mismo destino.

  3. Pero la que me parece más interesante es la historia del viaje alrededor del mundo. ¿Acaso antes se leía de otra manera?, la idea de emular lo descrito en una novela significa para mí que la gente leía con un interés especial, como que tomaba más en serio la lectura, se involucraba. Me da la impresión de que hoy se lee una novela y listo, que venga la siguiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s