Globos

El 7 de enero de 1785 el francés Jean-Pierre Blanchard y el estadounidense John Jeffries viajaron de Dover Inglaterra a Calais, Francia, en un globo aerostático.

Después que los hermanos Montgolfier efectuaran sus exitosas demostraciones con globos llenos de aire caliente, estos artefactos, que permitían por primera vez al hombre desprenderse del suelo, comenzaron a hacerse populares.

Durante mucho tiempo, sin embargo, solo fueron utilizados por arriesgados aeronautas o para propósitos militares.

Pero llegó un momento en que el globo cayó en manos de los escritores, como por ejemplo Edgar Allan Poe, que en 1835 escribe La incomparable aventura de un tal Hans Pfaall:

Comencé entonces a comprar, de tiempo en tiempo, piezas de una excelente batista, de doce yardas cada una, hilo de bramante, barniz de caucho, un canasto de mimbre grande y profundo, hecho a medida, y varios otros artículos requeridos para la construcción .y aparejamiento de un globo de extraordinarias dimensiones.(Edgar Allan Poe, La incomparable aventura de un tal Hans Pfaall)

Construído el globo, es utilizado por su constructor, o al menos así se hizo creer, para llegar nada menos que a la Luna.

Más aterrizada, por así decirlo, es la narración que hace Julio Verne en el primero de sus Viajes Extraordinarios, Cinco semanas en globo. Como siempre Verne aporta los detalles de la construcción del aeróstato.

Los dos aeróstatos se construyeron con un tafetán asargado de Lyon, untado de gutapercha. Esta sustancia gomorresinosa está dotada de una impermeabilidad absoluta, y es resistente a los ácidos y los gases. El tafetán se puso doble en el polo superior del globo, donde se realiza casi todo el esfuerzo.Esta envoltura podía retener el fluido durante un tiempo ilimitado. Pesaba media libra por cada nueve pies cuadrados. Como la superficie del globo exterior era de once mil seiscientos pies cuadrados, su envoltura pesaba seiscientas cincuenta libras. La envoltura del segundo globo tenía nueve mil doscientos pies cuadrados de superficie, y no pesaba, por consiguiente, más que quinientas diez libras, o sea, en total mil ciento sesenta libras.(Julio Verne, Cinco semanas en globo)

Como se trataba de atravesar el continente africado de un lado al otro, la barquilla tenía las dimensiones necesarias para viajar con comodidad.

La barquilla, de forma circular y de un diámetro de quince pies, era de mimbre. Estaba reforzada con una ligera armadura de hierro y revestida en su parte inferior de resortes elásticos destinados a amortiguar los choques. Su peso y el de la red no excedían de doscientas ochenta libras.(Ibid)

El Albatros ataca al Go Ahead

Julio Verne utiliza en otras ocasiones este vehículo, como en La isla misteriosa, donde los protagonistas logran escapar a bordo de un globo. En La vuelta al mundo en 80 días, sin embargo, el uso del globo se descarta por ser “muy aventurado y nada realizable“.

En Robur el conquistador, los apasionados del «más ligero que el  aire» del Instituto Weldom vieron a su gigantesco globo, el Go ahead  humillado por el Albatros, el artefacto «más pesado que el aire» de Robur.

Aparece también un globo en la novela de Ray Bradbury La Feria de las Tinieblas, artefacto que es utilizado por la Bruja del Polvo. Pero siendo una obra alegórica, la presencia del globo puede tener otro significado, más allá de su condición de vehículo.

La Bruja del Polvo

Aferrado del borde de la canastilla, Will alzó la mano libre, y arrojó la flecha contra la carne del globo. La Bruja boqueó y le manoteó la cara. Y la flecha, que pareció viajar durante largas horas, al fin alcanzó el globo y lo golpeó, abriendo un pequeño agujero. Luego rápidamente, el proyectil se hundió como en un enorme queso verde. Una amplia sonrisa se extendió sobre la piel de la pera gigante, mientras la bruja ciega tartamudeaba, gemía, se mordía los labios, se encogía, y Will colgaba del mimbre golpeándose las piernas. El globo gruñía, soplaba, resoplaba, lloraba una rápida muerte gaseosa, mientras el aire bramaba escapando, a borbotones, como el aliento de un dragón.(Ray Bradbury, La Feria de las tinieblas)

La novela The Balloonist, escrita por MacDonald Harris en 1976, está quizás inspirada en la aventura del ingeniero sueco Andrée, que en 1897 trató de alcanzar el Polo Norte en un globo, pereciendo en el intento, una empresa romántica en extremo que bien pudo haber sido imaginada por Verne. La forma en que es descrito el globo es muy poética.

La red de ligeras cuerdas conforman una reticulada geometría sobre la esfera. Por primera vez me siento impresionado por la belleza de su forma: la Prinzess tira hacia arriba, las cuerdas lo hacen hacia abajo, y la ciega lógica de sus fuerzas crea un elipsoide de femenina redondez. Los segmentos de seda, alternados en rojo y blanco, se angostan hacia el tope y hacia el fondo, cada una en la figura perfecta obediente a las leyes de la geometría de las esferas.(MacDonald Harris, The Balloonist)

La Time Top de Bradford

Finalmente,  hablando de globos, me vinieron a la memoria las aventuras de Brick Bradford, quién viajaba en un Trompo del Tiempo (Time Top), que era una sofisticada nave pero tenía una inconfundible silueta de globo aerostático.

Anuncios

4 comentarios en “Globos

  1. Es curioso que si generalizásemos en cuanto al tema de los globos en la literatura, seguramente habrá incluso muchos más de los que aquí nos muestras, sin embargo, antes de leer tu post, si a mí me hubieran preguntado alguna novela donde apareciera este “artefacto volador” la única que se me habría ocurrido habría sido la de “La vuelta al mundo en 80 días”

    Siempre un lujo leer tus entradas.

    Besos!

  2. La culpa la tiene la película, que puso un globo donde no lo había. Las viajeras Bly y Bisland tampoco lo usaron, solo tren y barco de vapor…
    En cuanto a los libros, debe haber muchos más, pero es tanto lo que no he leído…
    Saludos, FG

  3. ¡¡No me digas!! Encima en la versión literaria ¿ni siquiera había globo? Es increíble cuánto puede llegar a influenciarnos una película al verla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s