El Nautilus

Gran parte de la fama de las novelas de Julio Verne estriba en la “anticipación”, en como crea en sus obras elementos tecnológicos que comunmente asociamos al siglo XX. Así, mucha gente le considera “inventor” de elementos tales como el helicóptero, el submarino o los viajes especiales.Sin embargo, poniendo como ejemplo el sumergible, este vehículo ya existía cuando Verne escribió su famosa novela Veinte mil leguas de viaje submarino. El Nautilus, según el diseño de Fulton fue construído en 1800, un submarino construído por Halsey realizó un ataque (frustrado) a un navío ya en 1812; Durante la Guerra Civil Norteamericana, ambos bandos tuvieron naves sumergibles, por la Unión se puede nombrar el Alligator, y por los Confederados, el Pioneer.

El primer ataque exitoso lo realizó el Hunley, al hundir al USS Housatonic. Por último, hay que destacar que en 1867 Monturiol construyó el Ictineo II, un submarino con motores diferenciados, máquina de vapor para navegar en superficie y por generación de óxígeno a presión para navegar sumergido.
Todo esto antes de 1870, fecha en que Verne publicó su famosa novela Veinte mil leguas de viaje submarino. Además, Julio Verne pudo conocer, en la Exposición Universal de 1867, el sumergible francés Plongeur, que ya había demostrado su capacidad de navegar sumergido.

¿En qué consiste entonces el genio de Verne?, en haber creído en el potencial del submarino y en la posibilidad de un posterior desarrollo que lo sacaría del estado rudimentario, como un artefacto sumamente inseguro (y en que casi nadie creía), en que se encontraba a mediados del siglo XIX.

Julio Verne no fue el único en imaginar un sumergible, unos años antes de la publicación de Veinte mil leguas de viaje submarino había salido un libro escrito por Aristide Roger, Viaje bajo las olas, en la que el capitán Trinitus construía y utilizaba su barco submarino, el Relámpago. La obra describe así la nave sumergible:

 

El “Relámpago” de Trinitus

Una enorme máquina de cobre pulido, tan voluminosa como un vagón, ocupaba el centro de la habitación ocupándola en parte. Tenía la forma de un enorme huevo ligeramente achatado en su parte inferio
r y en los costados. En sus costados tenía cuatro ventanas formadas por placas de vidrio de un gran espesor y una extrema transparencia. Varias paletas grandes con forma de aletas, salian de sus costados y, bajo el timón ubicado en su parte posterior, había ins
talada una hélice adaptada a este original aparato.

(Aristide Roger, Viaje bajo las olas)

De todos modos, aunque no se puede acusar a Verne de plagio, puesto que había comenzado a escribir su libro con anticipación a la aparición de la novela de Roger, está claro que si esta última no prosperó y en cambio la de Verne se convirtió en un clásico, se debe a la gran calidad de escritor que tenía este último.

Si los personajes principales de Veinte mil leguas de viaje submarino son el capitán Nemo y el profesor Aronnax, el centro de la acción corresponde al submarino, el Nautilus.
La nave es descrita con cierto detalle por el capitán Nemo:

He aquí, señor Aronnax, las diferentes dimensiones del barco en que se halla. Como ve, es un cilindro muy alargado, de extremos cónicos. Tiene, pues, la forma de un cigarro, la misma que ha sido ya adoptada en Londres en varias construcciones del mismo género. La longitud de este cilindro, de extremo a extremo, es de setenta metros, y su bao, en su mayor anchura, es de ocho metros.

Modelo del Nautilus basado en la descripción del libro (John Dutton)

El sistema de gobierno es explicado también:
Para gobernar este barco a estribor o a babor, para moverlo, en una palabra, en un plano horizontal,
me sirvo de un timón ordinario de ancha pala, fijado a la trasera del codaste, que es accionado por una rueda y un sistema de poleas. Pero puedo también mover al Nautilus de abajo arriba y de arriba abajo, es decir, en un plano vertical, por medio de dos planos inclinados unidos a sus flancos sobre su centro de flotación. Se trata de unos planos móviles capaces de adoptar todas las posiciones y que son maniobrados desde el interior por medio de poderosas palancas.

El timonel está alojado en una cabina de vidrio con cristales lenticulares, que sobresale de la parte superior del casco del Nautilus.

La edición original del libro no era ilustrada, posteriormente recibió imágenes gracias al trabajo de Neuville y Riou. Posteriormente el submarino ha sido dibujado innumerables veces, tanto en ediciones ilustradas como en adaptaciones a la historieta, a la que se deben añadir también las versiones fílmicas.

Es por eso que el Nautilus tiene tantas versiones diferentes como imaginación y mayor o menor apego al texto de Verne hayan tenido los dibujantes.

Modelo utilizado en la película de Disney (1954)

 

Modelo para  la película con Michael Caine (1997)

En cuanto a las ilustraciones, son tan numerosas como el número de libros se han publicado y de cuantas historietas basadas en la novela se hayan dibujado, desde la primera versión de Neville hasta el día de hoy.

A la izquierda la ilustración de Neville para la primera edición ilustrada de la novela. Arriba, el Nautilus según Clásicos Ilustrados.


A la derecha, como aparece el Nautilus en otra adaptación a la historieta.

Aun hoy, en pleno siglo XXI, después de 150 años de escrita la novela, el capitán Nemo sigue navegando en el Nautilus, tal vez porque aunque el hombre ha explorado casi por completo su planeta, ha llegado a la Luna y enviado sondas de exploración hacia los planetas exteriores del Sistema Solar, no ha logrado aun conquistar el fondo marino, que guarda todavía una buena parte de su misterio.

Nota: Las citas corresponden a Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne, a menos que se indique otra cosa.

Anuncios

4 comentarios en “El Nautilus

  1. Debo reconocer que me molesta un poco cuando casi se limita la gloria de un escritor, en este caso, Verne, a una pretendida imaginación inventiva, que no es tal, me parece. Eso ocurre también con muchos de los sucesivos maestros de la ciencia ficción. Tanto Verne, como los demás, son muy buenos escritores, que realizan su trabajo de manera exquisita, y de ahí su éxito.

  2. No he leído el libro de Aristide Roger, solo le di una mirada por encima para buscar una cita que poner en esta entrada. Pero se que el de Verne es mejor porque Verne es diferente. ¿Por qué le costaba tanto trabajo escribir? porque cuidaba todos los detalles, veamos por ejemplo este párrafo en que el capitán Nemo explica como está construído el Nautilus:

    Estos dos casos están fabricados con planchas de acero, cuya densidad con relación al agua es de siete a ocho décimas. El primero no tiene menos de cinco centímetros de espesor y pesa trescientas noventa y cuatro toneladas y noventa y seis centésimas. El segundo, con la quilla que con sus cincuenta centímetros de altura y veinticinco de ancho pesa por sí sola sesenta y dos toneladas, la maquinaria, el lastre, los diversos accesorios e instalaciones, los tabiques y los virotillos interiores, tiene un peso de novecientas sesenta y una toneladas con sesenta y dos centésimas, que, añadidas a las trescientas noventa y cuatro toneladas con noventa y seis centésimas del primero, forman el total exigido de mil trescientas cincuenta y seis toneladas con cuarenta y ocho centésimas.
    (Julio Verne, Veinte mil leguas de viaje submarino)

    Como se puede ver, Verne se preocupa hasta de calcular el peso de las diferentes secciones del submarino. Asombroso y respetable..

  3. La imaginación de este escritor no tenía límites, aunque evidentemente no debía ser el único aunque sí el más conocido y por ello siempre sus novelas son las que primero vienen a la cabeza cuando mencionamos “inventos” que después llegaron a ser reales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s