Hugo Junkers

l 3 de febrero de 1859 nació Hugo Junkers, ingeniero y diseñador aeronáutico alemán, pionero del diseño de aviones enteramente metálicos y de alas volantes.

En los años posteriores a la Primera Guerra Mundial los pocos pasajeros que se atrevían a viajar en avión tenían que hacerlo en una cabina abierta, expuesta a los elementos y, normalmente, tenían que compartir el espacio con los sacos de correo.
Pero pronto algunos pioneros entre los que destaca Hugo Junkers, desarrollaron aviones destinados especialmente al transporte de personas.

Sus aviones, aunque no fueron los únicos, por supuesto, fueron de los primeros que permitieron el desarrollo del transporte aéreo alrededor del mundo.

Junkers J13

El Junkers J-13, de 1919,  fue el primer avión de transporte completamente metálico, su diseño era muy avanzado y podía transportar 4 pasajeros en una cabina calefaccionada y con asientos provistos de cinturones de seguridad, una novedad en ese tiempo.
El folleto de propaganda decía:
“Los pasajeros viajan en la cabina Junkers de último modelo. No se necesita ropa especial, como abrigos de piel, guantes, gafas, etc.”

Junkers W33

El Junkers W33, un avión construído en 1920, de diseño muy moderno, realizó el primer vuelo sin escalas a través del Atlántico en dirección Este-Oeste, que planteaba las mayores dificultades.
Este avión, que podía transportar entre 4 y 6 pasajeros, se mantuvo en operaciones entre 1920 y 1930 en 16 países, aunque algunos ejemplares bien mantenidos todavía realizaron misiones en fecha tan avanzada como 1952.

EL Junkers G24 fue el avión utilizado por la Luft Hansa para realizar por primera vez en el mundo, vuelos nocturnos de pasajeros. En 1926 voló 20 mil kilómetros, de Berlín a Beijing, en 10 etapas. Siendo el comienzo de la ruta transcontinental Europa-Asia.

Cabina con camas del Junkers G24

El Junkers G38, cuyo primer vuelo se realizó en 1929, era una ala volante. Tenía 4 motores diesel y en las pruebas batió los records de velocidad, distancia y duración para aviones de más de 5 toneladas de carga.
Aunque el primer modelo transportaba 13 pasajeros, fue modificado para llevar 34, 26 de ellos viajaban en el fuselaje (en dos pisos), 6 en compartimientos en el ala y 2 en la nariz del avión.

Junkers G38. Se aprecian las ventanas de los pasajeros del ala (3 en cada lado) entre el fuselaje y el motor interior.

El 4 de diciembre de 1924 llegaron a Chile dos aviones Junkers como parte de la “Misión Junkers”, que buscaba promocionar la marca en Sudamérica.

La Misión Junkers en Chile

Sobrevolando Santiago lanzaron una proclama que decía:

La “Misión Junkers”, en la persona de su director, saluda con fraternal simpatía y cálido regocijo al pueblo, Gobierno, intelectuales, prensa, aviadores e instituciones de la grande y floreciente República de Chile.



Aunque el nombre de Hugo Junkers está muy asociado a sus logros en la ingeniería aeronáutica, en los inicios de su carrera patentó varios inventos y desarrollos de calorímetros, cocinas a gas y otros artefactos. En 1895 patentó un calentador de agua a gas y sin estanque de almacenaje.

En la fotografía de propaganda se muestra la manera innovadora en que el calentador se fijaba a la pared. El artefacto alcanzó rápidamente el éxito.
El niño en la imagen de propaganda es el sobrino de Hugo Junkers.

Anuncios

4 comentarios en “Hugo Junkers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s