Cleopatra

ay personajes que, siendo históricos, es decir que tuvieron humana existencia, forman parte también de la leyenda. Uno de estos personajes es Cleopatra.
Se llamaba en realidad Cleopatra VII y era hija del rey Ptolomeo XII Auletes (el flautista) uno de los más desastrosos reyes de Egipto.
A la muerte de su padre heredó el trono en conjunto con su hermano Ptolomeo XII, pero pronto se vio que el trono no alcanzaba para dos y los hermanos comenzaron a luchar el uno contra el otro, resultando vencedora al final Cleopatra.
Es famosa por sus amores, primero con Julio Cesar y, muerto este, con Marco Antonio. Su relación con Marco Antonio es la que pasó al mundo de la literatura como una de las parejas famosas, Dido y Eneas, Romeo y Julieta, Abelardo y Eloísa, en fin…
Es poco lo que se sabe de ella, la información disponible es la suministrada por los historiadores romanos Dion Casio y Plutarco, ambos muy posteriores a los hechos, y está marcada, de todas maneras, por el encono con que los romanos trataban a sus enemigos. De ahí en adelante, la historia ha sido aumentada y mejorada por la imaginación de los escritores.

Linda Cristal (1959)

Porque ella era una mujer de una belleza sorprendente, y en ese momento, cuando estaba en la flor de su juventud, era más encantadora. También poseía una voz de lo más cautivante y una gran facilidad para hacerse agradable a todos. Siendo admirable de ver y de escuchar, y teniendo el poder de subyugar a todos, incluso a un hombre que, pasada su juventud, ya todo lo sabía del amor, pensó que ante Cesar sus encantos prevalecerían como argumento de su derecho al trono. 
(Dion Casio, Historia de Roma Libro XLII)

En realidad, aunque a primera vista y bajo el color del romanticismo,

Hildegard Neil (1972)

se trata de una historia de amor y de pasión, la verdad es que el fondo es la lucha por el poder que se daba entre el ya moribundo Imperio Egipcio y el avasallante Imperio Romano, que ya estaba extendiendo sus tentáculos por el mundo conocido.
Hay quienes se han dejado influir por la juventud y la belleza de Cleopatra, suponiéndola una joven víctima, las más de las veces, de la política Imperial, pero la verdad es que era una mujer apasionada, pero inteligente, fuerte y calculadora.
¿Qué es lo que estaba en juego? nada menos que el dominio de las regiones orientales, Siria, Fenicia y Cilicia, también, por supuesto, Egipto.

Elizabeth Taylor (1963)

Cleopatra era de una pasión insaciable y una avaricia insaciable también, era movida a menudo por una loable ambición, pero a menudo también por un descaro arrogante. Por amor consigió el título de Reina de los Egipcios, y cuando ella esperaba por los mismos medios ganar también el de Reina de los Romanos, perdió los dos. Ella cautivó a los dos más grandes romanos de su época, y a causa del tercero se destruyó a sí misma.
(Dion Casio, Historia de Roma Libro LI)

George Bernard Shaw escribió una obra llamada Cesar y Cleopatra. En su introducción aclara algunos aspectos que podían llevar a confusión a su público británico y que puede servirnos a nosotros también.

Cleopatra sólo tenía dieciséis años cuando César fue a Egipto , pero en Egipto dieciséis es una edad más madura de lo que es en Inglaterra. El infantilismo que he atribuido a ella, por lo que es el infantilismo de carácter y no la falta de experiencia, no es una cuestión de años. Se puede observar en nuestro propio clima en el presente en muchas mujeres de cincuenta. Es un error suponer que la diferencia entre la sabiduría y la locura tiene algo que ver con la diferencia entre la edad física y la juventud física. Algunas mujeres son más jóvenes, a los setenta que la mayoría de las mujeres a los diecisiete años.
(George Bernard Shaw, Cesar y Cleopatra)

Monica Belucci (2002)

Tal vez la mayor parte de la fama actual de la reina egipcia provenga de la obra de Shakespeare, Antonio y Cleopatra, para mayor gloria llevada al cine en un buen número de versiones, en la obra, Shakespeare justifica tal vez lo afirmado por Dion Casio.

FILÓN: … Esos ojos soberbios que resplandecían como los de un Marte con armadura cuando inspeccionaban los desfiles y las revistas de las tropas de guerra, concentran ahora todas sus funciones, absorben toda su facultad de contemplación en un rostro moreno…
(William Shakespeare, Antonio y Cleopatra)

Rhonda Fleming (1953)

No hay duda de que Cleopatra era una mujer hermosa y cautivadora, pero también era la reina en un país convulsionado, codiciado por un Imperio que se hacía más poderoso cada día. Tenía Egipto muchos enemigos en el exterior, pero Cleopatra tenía, como reina, sus peores enemigos en el interior, entre su misma familia y sus altos funcionarios. Es por eso que no habría podido sobrevivir a su primera juventud sin una actuación implacable y despiadada, eliminando incluso a sus hermanos.

CLEOPATRA (levantándose bruscamente) Él (Potino) fue asesinado por orden de la reina de Egipto. Yo no soy Julio César, el que sueña, que permite que los esclavos lo insulten. Rufio ha dicho que hice bien: ahora los demás me han de juzgar también. (Se da la vuelta hacia los demás) Este Potino intentó involucrarme en la conspiración para traicionar a César ante Aquilas y Ptolomeo. Me negué, y por eso me maldijo y fue en secreto donde César para acusarme, a mí, de su propia traición. Lo atrapé en el acto, y él me insultó, a mi, A MI, ¡a la Reina! ¡En mi propia cara!. César no lo castigó por mí: le habló suavemente y lo puso en libertad. ¿No estaba yo en el derecho de vengarme yo misma? Habla, Lucius.
(George Bernard Shaw, Cesar y Cleopatra)

Leonor Varela (1999)

Como sea, Cleopatra es un personaje cautivante, se adueñó del corazón, como dice Dion Casio, de los más grandes romanos, ¿cómo no iba a hacer lo mismo con los innumerables lectores que vinieron después y, más aun, con los espectadores de cine?.
Para leer hay diversas obras, además de Antonio y Cleopatra de Shakespeare, Todo por Amor de John Dryden (una imitación de la obra de Shakespeare), Memorias de Cleopatra de Margaret George y Antonio y Cleopatra de Colleen McCullough. Aunque seguramente hay más. La películas son más de veinte y las representaciones pictóricas incontables. Todo para la inmortalidad para esta reina egipcia que resultó al final víctima de su destino.

Anuncios

11 comentarios en “Cleopatra

  1. Hola: Sí, fue la última reina de Egipto, el último faraón fue Nectanebo II, en el año 342 a de C. En realidad Cleopatra VII se hizo famosa por lo de Marco Antonio…, después gracias a Shakespeare y finalmente por causa de Elizabeth Taylor, cosas del mundo moderno…

  2. Creo que más que por la historia fue por el teatro , el cine y la literatura,que esta mujer con tanta personalidad, llegó a conocerse popularmente.
    Y gracias a tu blog, nos refrescas la memoria sobre este personaje tan interesante.
    Buen trabajo, Jenofonte..

  3. Desgraciadamente el cine entrega imágenes no siempre muy buenas, muchos son los que creen que Cleopatra era como Elizabeth Taylor.
    Tampoco me gusta la imagen de la mujer apasionada que al parecer repartía su tiempo entre las fiestas y la cama. Por el contrario, Cleopatra, ser hermosa no bastaba, también tenía que ser una gobernante inteligente, dura y despiadada, como tenía que ser si se enfrentaba a dos imperios, los partos y los romanos.

  4. Desgraciadamente la imagen que el común de la gente tiene es la que entrega Hollywood. No existe en el mundo una ciudad que se pueda comparar con Alejandría, la capital de Egipto de ese tiempo. Allí fue donde Cleopatra recibió una esmerada educación, enciclopédica, historia, literatura, aritmética, geometría, medicina, música. Dice Plutarco que hablaba varios idiomas, no solo griego sino que además egipcio, arameo, persa, etíope, etc, por lo que no necesitaba intérprete durante las conversaciones diplomáticas. También sabía tocar la lira, cantar y cabalgar.

  5. Un personaje real y a la vez sumamente cinematográfico y literario, su historia se ha ido acrecentando por todo ese halo misterioso que siempre se tejió en cuanto a su personalidad y sobre todo sus ansias de poder. Bella y deseosa de obtener todo aquello que deseaba, algo que no sé yo si en aquellos tiempos y época le resultó tan fácil como puede parecer cuando visionamos alguna de las películas que se han hecho al respecto.

    Como siempre, es un placer leer tus post puesto que siempre nos muestras una información más que detallada.

    Feliz semana!!!

  6. Bueno, no resultó nada fácil, pero logró extender su reino, aunque estaba en plena decadencia y mantuvo la independencia de Egipto durante algunos años más. El problema es que tuvo que enfrentarse con un hombre fuerte y despiadado, Octavio, quién no por nada se convirtió en el primer emperador.

  7. La Cleopatra de Leonor Varela fue una de las películas mas patéticas que vi en mi vida. Una payasada la escena en la que lucha contra varios legionarios romanos y los vence a todos. Hollywood es capaz de cualquier cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s