Zenobia

La reina Septimia Zenobia nació en el año 240 y fue la segunda esposa de Septimio Odenato, rey de Palmira bajo la protección romana.
Al morir su esposo, Zenobia se hizo cargo del trono y declaró a su reino independiente. Lo fortaleció y atacó y conquistó Egipto. Su espíritu ambicioso la llevó a extender su dominio luego a Anatolia, Siria y el Líbano. En cinco años, entre el 267 y el 272, construyó un imperio entre el Éufrates y el Mediterráneo.

Esta agresividad provocó la reacción del enérgico emperador Aureliano, apodado “Mano en la espada“, quien la atacó y la venció, llevándola cautiva a Roma. Después de todo, Roma dependía del trigo egipcio, y dejar Egipto en manos de un imperio rival estaba fuera de toda cuestión. Al contrario de Cleopatra, Zenobia no optó por el suicidio y fue conducida a Roma, donde encadenada participó en el Triunfo del Emperador:

Vencida entonces, Zenobia huyó en camello (que ellos llaman dromedario), buscado refugiarse entre los persas, pero fue capturada por la caballería lanzada en su persecución y entregada a Aureliano.
(Historia Augusta)

Después, fue mantenida en cautiverio, pero en uno privilegiado ya que se le entregó una villa en Tivoli, donde se supone residió, cómoda y tranquilamente, hasta su muerte en fecha indeterminada.
La tradición la describe como una morena de cabello oscuro y “más hermosa que Cleopatra”. Era capaz de cabalgar a la par con sus oficiales y soldados, conducir un carro de guerra, arrojar una lanza y disparar un arco. Hablaba Arameo, griego, latín y egipcio, y mantenía en su corte a poetas y filósofos.
De acuerdo con la Historia Augusta, Zenobia era hermosa, fuerte, valiente y fiel a su marido. Cuando ejercía el mando del ejército se presentaba con yelmo y armadura, podía marchar 10 kilómetros con los soldados y beber con los oficiales, sin perder jamás el control.
De esa imagen se hace eco Chauncer en el Cuento del Monje:

Reino de Palmira

Sobre la fama de Zenobia, la reina de Palmira, los persas escribieron que era tan osada y tenía tal dominio de las armas que ningún hombre la sobrepasaba en fortaleza, linaje y otros nobles atributos. Por sangre, descendía de reyes persas. No diré que fuera la más hermosa de las mujeres, pero su figura no tenía defecto.
. . .
En ninguna parte del mundo se podía encontrar una persona más juiciosa y honorable, generosa sin ser despilfarradora, más cortés, más decidida e infatigable en la guerra.
(Geoffrey Chauncer, Cuentos de Canterbury)

Zenobia es un gran personaje, digna de ser considerada por los medios, pero no lo ha sido. ¿Por qué acerca de Cleopatra hay tantas películas? acerca de Zenobia hay una sola y mala además, con cero valor histórico, ya que le inventa un amorío inexistente. Pero de seguro esa es la causa, Zenobia no tuvo ni por asomo un Cesar o un Marco Antonio, lo que la hace poco atractiva para el público. Calderón de la Barca, en su obra La gran Cenobia le inventa un amor con un oficial romano que incluso estaría dispuesto a matar a su emperador:

Ay, Cenobia, peno y rabio.
Mataré al Emperador,
y mejor
en venganza de tu agravio.
(Calderón de la Barca, La gran Cenobia)

Anita Ekberg, como Zenobia

Demasiado fantasioso, pero es el mismo recurso que utiliza la película Bajo el signo de Roma (1959), en la que a Zenobia, interpretada por la exuberante Anita Ekberg también se le inventa un amorío barato buscando satisfacer el gusto del público.

Hay varias óperas acerca de Zenobia, como las de Albinoni, Paisiello y Rossini, y en la literatura se podría nombrar las obras:  Emperatriz Zenobia: reina rebelde de Palmira de Pat Southern; Zenobia de Haley Elizabeth Garwood,  La reina rebelde de Judith Weingarten y Zenobia de William Ware, cada una en su estilo.

Unas líneas de la novela de Ware describen, tal vez con cercana exactitud, el sentir de los palmireños, que bajo su enérgica reina desafiaron a Roma, aunque les haya costado la destrucción:

¿Qué significa Roma? gritaron: La fortuna no es constante. ¿Por qué no puede ser Palmira lo que Roma ha sido, la dueña del mundo? ¿Y quién mejor para gobernarla que la gran Zenobia?
(William Ware, Zenobia)

Ruinas de Palmira, en la actualidad.

Anuncios

6 comentarios en “Zenobia

  1. Magnífico artículo, Jeno, al igual que el que publicaste anteriormente sobre Cleopatra. Entran ganas de crear un cuento sobre esta apasionante mujer, Zenobia. Un saludo desde Barcelona.

  2. las mujeres a través de la historia son de temer
    amazonas de tomo y lomo

    sabes que terminé de leer el libro la biografía no autorizada de Lucía Hiriart
    ella tiene mucho de esas mujeres que hacen del poder su espada

    abrazos y mil gracias por tus saludos

  3. – Encantada de conocerte Zenobia-
    Y a ti Jenofonte gracias por presentármela, hasta ahora sólo conocía a Cenobia Camprubí la mujer de Juan Ramón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s