Jezabel

Imagen artísticamente
idealizada de Jezabel *

 mediados del siglo IX a de C., el que había sido el reino de David estaba dividido en dos reinos independientes, al norte Israel y al sur Judá. En Israel gobernaba el rey Acab, hijo de Omri, quien luchaba por mantener su reino contra la fuerte presión de sus vecinos, los sirios, y los agresivos asirios.
No estaban de más entonces las alianzas y, una que resultaba conveniente, se estableció con Sidón, casándose el rey Acab con la princesa Jezabel, hija del rey sidonio Itobaal.
Era esta princesa fenicia no solo hermosa sino también de caracter fuerte, activa y audaz, dice Flavio Josefo:

Tomó por esposa a una hija de Itobal, rey de los tirios y sidonios, llamada Jezabel, quien le enseñó a rendir culto a sus dioses. Era una mujer activa y audaz; 
(Flavio Josefo, Antigüedades de los Judíos)

Pero durante todo el tiempo Jezabel ha sido sinónimo de maldad y muchas veces sinónimo de prostituta. ¿Por qué? es interesante saber la razón por la cual esta reina adquirió tan mala fama. Así, nos encontramos con un problema que involucra la religión:

llegó a tal grado de indecencia y locura que edificó un templo al dios de los tirios, llamado Bel, e hizo plantar en su honor un bosque sagrado con árboles de todas las especies. Y nombró, además, para ese dios, sacerdotes y falsos profetas. 
(Flavio Josefo, Antigüedades de los Judíos)

Es decir entonces que el problema comenzó cuando construyó templos y santuarios para su propio dios, Baal, distinto del Yaveh de los israelitas. No hay manera de considerar, honradamente, que su piedad y devoción por su dios sea una indecencia o una locura, salvo claro para un fanático partidario de Yaveh. Pero como los partidarios de Yaveh fueron los que contaron la historia, el juicio y la condena quedaron para siempre.

Elías encara a Acab y Jezabel

Hay otros pecados, por supuesto, como la matanza de los profetas yavehistas, que causaban grandes molestias internas mientras el reino luchaba contra los enemigos externos. De ahí que Jezabel fuera considerada una mujer extremadamente malvada. Pero, el profeta Elías hizo matar a 450 sacerdotes del culto de Baal, y eso no lo convirtió en un profeta malvado, sino por el contrario, en el más venerado. De nuevo la historia contada por el que ganó.

En cuanto a los pecados de inmoralidad y promiscuidad que se atribuyen a Jezabel, no hay una sola línea en
la Biblia que sustente tal afirmación, ninguna. Por el contrario, se desprende del texto que Jezabel no solo fue una esposa fiel sino que también muy devota de sus esposo, llega a matar para darle en el gusto.
He aquí que llegamos a un punto difícil, claro, Jezabel hizo matar a Nabot, injustamente, para que su esposo heredara la viña. Pero el rey David, que mató a Urías para quedarse con su esposa, ¿por qué no es tratado de “encarnación del mal”?

Lo de la prostitución es algo que también constituye una injusticia, el problema está en que cuando la Biblia se refiere a la apostasía del pueblo de Israel contra su dios, lo hace usando la palabra prostitución, es decir que el pueblo “se prostituye” con los dioses extraños. Así, cuando Jezabel extiende el culto de Baal hace que el pueblo de Israel de “prostituya”, toda una tergiversación.
Además, se asocia el maquillaje de Jezabel con las “mujeres pintadas”, las prostitutas, debido a que, al final, muertos su hijo y su nieto, se enfrentó a la muerte vestida y arreglada como una reina que era:

Muerte de Jezabel

Jehú entró en Jezrael. Sabiéndolo Jezabel, se pintó los ojos, se peinó y se asomó a una ventana.
(Biblia, 2 Reyes)

Todo un trabajo de propaganda, tan bien implementado que convirtió a una reina, por ser enemiga de la religión oficial, en símbolo secular de maldad y perversidad sexual. Algo ridículo, por supuesto, pero que no hay manera de combatir, dada la fuerza que tiene el texto bíblico no solo en sus creyentes sino también en el público en general, debido al enorme peso cultural que tiene la Biblia.

En la novela Cavernas de Acero, el escritor Isaac Asimov hace una defensa de Jezabel, la esposa del protagonista lleva ese nombre:

—Pretender que eres Jezabel no te llevará a ninguna parte. Si deseas saber la verdad, el nombre no significa lo que te imaginas. La Jezabel de la Biblia fue una esposa fiel y buena de acuerdo con su entendimiento. No tuvo amante alguno, que sepamos, no se mezcló en ninguna orgía y no se permitió en lo absoluto libertades morales.
Jessie le miró enojada.
—No es tan así. Escuché la frase ‘pintada como Jezabel’. Sé lo que significa.
—Tal vez piensas que lo sabes, pero escucha. Después de que el esposo de Jezabel, el rey Ajab, muriese, su hijo Jehoram fue rey. Uno de los capitanes de su ejército, Jehu, se rebeló contra él y lo asesinó. Entonces Jehu cabalgó hasta Jezreel donde vivía la reina madre, Jezabel. Ella supo que él venía y se dio cuenta de que iba a asesinarla. Con orgullo y coraje se pintó el rostro y se vistió con las mejores ropas, como una reina arrogante y desafiante. Él la lanzó por la ventana del palacio y la mató, pero tuvo un buen final, de acuerdo con mi idea. Y a eso se refiere la gente cuando dicen ‘pintada como Jezabel’, aunque no sepan por qué.
(Isaac Asimov, Cavernas de Acero)

No, Jezabel no fue una “Jezabel” en el sentido que actualmente se le da, por el contrario, fue una esposa, una madre y una reina íntegras, que se mantuvo fiel y leal a su esposo y a su reino, ayudando a defenderlo contra sus enemigos externos, aunque los internos la hayan vencido al final.

La película de 1953 Los pecados de Jezabel, con Paulette Goddard, es más falsa que moneda de plomo, pero la escritora Lesley Hazleton escribió una novela revisionista, Jezabel: La historia jamás contada de la reina ramera de la Biblia, la que debe ser interesante para quien se interese por el tema (y la pueda encontrar), porque reivindica la imagen de la tan maltratada reina.

* Imagen tomada de: http://takebackhalloween.org/jezebel/

Anuncios

12 comentarios en “Jezabel

  1. Puede ser que Teodora no haya sido una santa y que mucho de lo que de ella se escribió sea propaganda, pero lo que dice Procopio en su Historia Secreta…, es demasiado venenoso para creerlo.

  2. para las mujeres u hombres siempre ha sido así
    quien no comulga con la religión oficial o dominante , pasa entonces,
    a formar parte de lo pecaminoso, de lo depravado, del mal endemoniado
    entonces son calificados pésimamente injustamente

    los fanáticos justifican todas las acciones en contra de esas personas
    las cuales “amenazan” el statu quo de sus ideas y sociedad

    pasó en la antigüedad con muchas mujeres sobre todo, ya que la mujer siempre fue
    considerada inferior humano , cosa que aún en nuestros días en algunos lugares
    ocurre de forma solapada aún siendo sociedades civilizadas y modernas

    buen trabajo histórico
    buena jornada

  3. La historia vale, según el que la cuenta. Y así es como personajes diversos van cayendo en suerte o mala suerte. También se han subido a pedestales a seres que en realidad no tienen mérito alguno para estar sobre ellos, más que el de la intención de quien allí los puso. Tu entrada es toda una reivindicación, y me parece justo. Desde mi punto de vista hay “verdades” muy dudosas, sobre todo cuando hay intereses creados de por medio, Muy buena tu exposición, además de interesante contenido e información,
    Besos!
    Gaby*

  4. Si alguna vez, alguien que ha leído esto escucha decir respecto de una mujer: “es una Jezabel”, sabrá que el término está mal aplicado, ¿qué más se puede pedir?.

  5. Jenofonte, con tus trabajos histórico-literarios, contribuyes a la divulgación de hechos sociales -políticos y religiosos- muy injustos, que costaron la vida y la reputación a muchas personas, sobre todo a mujeres. Me gusta tu postura, siempre objetiva sobre la igualdad de mujeres y hombres.
    Buen trabajo.

  6. Es seguro que Jezabel era una mujer con defectos, y también es seguro que en más de una ocasión actuó con crueldad, pero eran tiempos difíciles en que no había una mejor manera de solucionar los problemas. Pero convertirla en símbolo de maldad y perversidad sexual, es propio de fanáticos faltos de mejores argumentos.

  7. ¡Leiste la Historia!, yo creo que, aun aceptando un fondo de verdad, carga demasiado las tintas en los detalles, ni a Mesalina adulta le atribuyeron cosas como las que Procopio cuenta de Teodora niña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s