Partida de caza

ba solo, se había adelantado al grupo pues no quería que el ruido interfiriera. Pero la selva estaba demasiado silenciosa, tal vez su presencia era la que provocaba que las bulliciosas aves callaran. 
Se detuvo, observando cuidadosamente el entorno en busca de su objetivo. Nada, comenzó a exasperarse, llevaba algunas horas de luchar contra la espesura mientras buscaba los ejemplares que necesitaba, lo guiaba su instinto de cazador y lo mantenía, a pesar del calor y el cansancio, su afán de conseguir uno más, por lo menos.
Siguió avanzando, sentía la camisa mojada pegarse a su espalda, se sentó un momento, pero sin dejar de mantener la mirada atenta. 
Un leve rumor lo puso en alerta, sintió un agudo dolor en el pecho y luego nada más.
Cuando sus compañeros lo encontraron parecía descansar apoyado en un árbol, pero estaba muerto, clavado al tronco por una flecha que atravesaba su pecho.
Decidieron enterrarlo allí mismo, no había otra cosa que se pudiera hacer. Cuando tuvieron que decidir que hacer con sus cosas, las que tenían algún valor las repartieron, las que no servían para nada las dejaron. Entre las últimas había una pesada caja que resultó contener una colección de mariposas, cada una de ellas atravesada por un acerado alfiler.


Jenofonte

Anuncios

34 comentarios en “Partida de caza

  1. Ese paralelismo entre las dos muertes hace de tu relato un cuento con moraleja, que podría resumirse en el proverbio: “el que a hierro mata, a hierro muere”, aunque no suele ser verdad.

    Lo que me gusta más es tu forma de narrar; ágil y amena, con sorpresa final.

    Saludos.

  2. Se abrió abruptamente la compuerta de la jaula. Antes que los tres humanos pudieran buscar refugio en un rincón, se oyó una voz:
    —Todo está arreglado, pueden salir.
    Hawkins entró en la jaula. Estaba afeitado y su aspecto parecía saludable. Iba ataviado con unos pantalones cortos hechos de un material rojo y brillante.
    —Salgamos —dijo otra vez—. Nuestros huéspedes nos han presentado sus más sinceras disculpas y han dispuesto un alojamiento más adecuado para nosotros. Tan pronto como tengan una nave disponible, iremos a recoger a los demás supervivientes.
    —No tan aprisa —exigió Boyle—. Aclaremos esto. ¿Qué los hizo comprender que éramos seres racionales?
    El rostro de Hawkins se oscureció.
    —Únicamente los seres racionales encierran a otros seres en jaulas —dijo.

    (Bertram A. Chandler, La jaula)

    Es verdad, y también podría agregarse que solo los seres racionales coleccionan a otros seres…

  3. El coleccionista de mariposas. Cazado. Me gusta pensar que un ejército de mariposas al mando de amazonas con arco, van a la caza de ejemplares que dejar ensartados sobre un inmenso muro de corcho, previa estancia en formol.

    Un cordial saludo.

  4. Hola Jenofontes, vaya un cazador que también cazaba mariposas. Cortó la libertad de montones de mariposas que contenía en esa cajita de metal. Y a la vez una flecha cortó la suya.
    Muy bueno el texto, aunque algo duro.
    La pintura muy buena.
    Saludos

  5. Es irónico, pero no deja de ser una muerte casual, no? Nada de justicia, sólo que la vida es así de chula. (Medio escondido e intentando estar a salvo de las amazonas de Albada)

    Me encantó el minirelato!!!

  6. Quería cazar uno más y resultó cazado. Pienso que estaba obteniendo por deporte lo que para otros era necesidad, así que su muerte no fué sino un episodio de defensa. Si las mariposas hubieran podido defenderse, seguro que también lo habrían hecho.
    Un saludo.

  7. Bueno, la vida es así, el hombre practicaba una de las más inofensivas de las aficiones (siempre que uno no sea una mariposa, claro) y es sabido que a los nativos no les gustan las visitas. ¿Lo demás? ironías de la vida…

  8. Bueno, si consideramos a los nativos como parte del medio en que viven, es la naturaleza la que se defiende de un agresor que mata, no para alimentarse sino por el placer de matar (aunque la verdad sea dicha, cuando lo escribí no pensé en filosofías ni mucho menos, simplemente lo escribí…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s