Perdido en la noche

Ese es el problema cuando empiezan a crecer, que piden más libertad, sobre todo para salir a juntarse con los demás, divertirse y tener algún encuentro cercano del cuarto tipo. 
Hasta ahí todo está bien, no se le puede negar la libertad a nadie, menos cuando se trata de satisfacer necesidades tan importantes como la de socializar y la del culto a Venus.
Pero, ¿por qué tiene que golpear la ventana de mi dormitorio a las cinco de la mañana para que lo deje entrar? Y en el estado en que viene… ¡Qué gato tan desconsiderado, tan impertinente!, ¡tan insoportable…!
Anuncios

37 comentarios en “Perdido en la noche

  1. ¡Muy bueno, Jenofonte! Sorpresa bien reservada para el final. Así son los gatos, nocturnos, aventureros, pero amantes del hogar; después de sus juergas nocturnas, volver a la paz de casa y, si pueden, subirse a la cama del dueño y acurrucarse.
    Deja la ventana un poquito abierta que ello son mu hábiles para abrirla lo necesario.

    Un breve relato contado con gracia. Me ha encantado.

    Saludos

  2. Ya lo hice, el resultado es que me despierto de madrugada con la corriente de aire frío, porque el gato es muy hábil para abrir la ventana pero demasiado flojo para cerrarla…

  3. Jajaja muy divertido!!! Esos gatos que de noche se la pasan bárbaro y de día buscan en cobijo del hogar.
    Muy buen enfoque a este jueves, distinto y original.
    Un abrazo.

  4. Jaja! yo ya me estaba imaginando al joven hijo que volvía de parranda y con unas cuantas copas encima!
    Pues… estos mininos, realmente… tienen lo suyo. Escucho maullar al de la vecina, ya entrada la noche, y como se ve que no le abren se refugia en mi patio haciendo alterar a mi perro!
    Muy gracioso e ingenioso aporte!
    Besos!
    Gaby*

  5. Ja ja ja ! muy bueno tu relato. Yo pensaba que estabas hablando de un hijo y me sales con el minino!!!
    Encantada de leerte, espero verte más por aquí!

  6. De piedra… vamos, como un gato de escayola me he quedado, no sabía si reír o llorar. Al final decido reír, el relato se merece todas las alegrías que nos podamos dar. Muy bueno.
    Abrazos.

  7. ¿Verme donde? ¿a los jueves te refieres?, difícil, soy malo escribiendo y lo que he escrito solo tiene un par de admiradoras (me llena de asombro el éxito que ha tenido el fresco de mi gato).

  8. Jenofonte, voy retrasada con las lecturas y tú me vacilas.
    Pienso que hablas de los hijos y me sales con el gato, jajajaja
    Maravilloso texto, de muy ágil lectura e impresionante e imprevisible final
    Gracias
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s