Noche y miedo

ImagenNo había luna esa noche, así es que estaba oscuro. De todos modos, la escasa luz que proporcionaba el cielo estrellado nos daba la claridad suficiente para lo que pretendíamos hacer, una audaz travesura, robar fruta en el predio grande.
Bajamos por la quebrada cuidando donde poníamos los pies, no era cosa de resbalar y terminar en el fondo, al final llegamos al bajo sin nada más que algún rasguño.
Teníamos pensado como entrar al predio, el muro de piedra estaba coronado por ramas de espino, cuyas finas agujas causaban heridas dolorosas y difíciles de sanar, así es que habíamos decidido entrar por el canal.
El canal pasaba por debajo del muro y cuando venía lleno, como en esa noche, no dejaba espacio libre entre el nivel del agua y el muro, por lo que había que pasarlo sumergidos. Sabíamos que sería complicado porque debíamos entrar contra la corriente, pero eso era una ventaja puesto que al regreso no nos costaría pasar con los sacos con fruta.
Llegamos al canal y comenzamos el trabajo de pasar, al primero lo ayudamos empujando entre dos, el segundo, uno empujando y el otro tirando, finalmente pasé con la ayuda de los otros que tiraron de mi hasta que logré pasar por el estrecho túnel contra el agua que presionaba fuertemente.
Nos sentimos felices, ya estábamos adentro. Ahora solo nos faltaba cruzar por entre los altos nogales hasta llegar al campo en el que los árboles, cargados de fruta, esperaban ser cosechados. Moviéndonos rápida y silenciosamente llenamos los sacos hasta el peso que éramos capaces de cargar.
La idea había sido buena, ahora solo nos faltaba deshacer el camino y regresar. Estábamos ya entre los nogales cuando vimos la luz de una linterna, había un guardián y no lo sabíamos. El grito de –¿quién anda ahí? nos sobresaltó, soltamos los sacos y nos tiramos al suelo. Juancho se había quedado algo atrás, al lado de un gran nogal, al que trepó como un gato. Con el Pedro estábamos a la orilla del canal y nos deslizamos por el barro hasta sumergirnos en el agua, apegados a la orilla quedábamos tapados por la yerba buena.
El guardián no quería hacernos daño, seguramente se dio cuenta de que solo éramos unos niños, así es que sacó su arma y disparó al aire para asustarnos. Con el disparo escuchamos un grito y luego el golpe de un cuerpo al dar con el suelo. Salimos del agua, el mundo se vino abajo, ya nada importaba porque ya nada había, ni fruta, ni noche, ni agua, solo estábamos nosotros, dos niños llorando de miedo bajo un nogal.

Jenofonte
Anuncios

11 comentarios en “Noche y miedo

  1. Joder!!! Qué sorpresa! Y que magistralmente está llevado el relato preparando al lector para el golpe final. Has jugado con mis emociones, Recaredo!

      • Bueno… no te voy a incluir en ningún canon, más quisiera yo tener ese poder, pero el final es deslumbrante, y según mi humilde opinión se debe en gran parte por como está estirado el hilo desde le principio. He dicho!

  2. Ay! Ese final es terrible! Lograste transmitirme el miedo que habrán sentido esos niños!
    Muy buen relato! Un gusto leerte!
    Saludos =)

  3. Salió mal la travesura, no se midieron las consecuencias como crios que eran. Desde luego que eso si que era miedo.
    Buena historia
    Un abrazo

  4. Jenofonte eres un excelente narrador. Este relato mantiene la intriga, a pesar de que el proyecto es infantil: robar fruta y nada más. Está perfectamente estructurado el texto.Comienzas con una buena ambientación nocturna y el sigilo con que los chicos llegan al lugar,el miedo que late en sus corazones infantiles, infunde misterio y suspense.Y cuando estamos inmersos en la travesura, sonriendo entre dientes, al recordar nuestra infancia,…¡pum!.. se nos congela la sonrisa ante esos dos niños llorando bajo el nogal.

    Mi felicitación.

    Un abrazo, de premio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s