La batalla en que la muchacha salvó a su hermano

EL creciente avance de los estadounidenses que invadían las tierras en que viviían las tribus indias de las planicies, produjo continuos enfrentamientos. En el Tratado de Fort Laramie (1868) se estableció un gran espacio en el Territorio de Dakota, incluyendo las Black Hills, en las que los indios tendrían dominio absoluto y al que estaría prohibido el acceso de los blancos.
Este tratado duró hasta que en 1874 se descubrió oro en las Black Hills, lo que  atrajo a un buen número de mineros blancos que sin más invadieron el territorio. Presionado, el gobierno de los EE.UU. determinó comprar las tierras a los indios, para lo que llamó a lakotas y cheyennes a negociar la venta.
Algunas bandas, lideradas por Sitting Bull, Crazy Horse y otros jefes se negaron a presentarse, lo que llevó a los estadounidenses a iniciar una campaña con el objeto de reducirlos.

Fue en el transcurso de esta campaña que el 17 de junio de 1876 las fuerzas al mando del general George Crook, compuesta por alrededor de 1000 soldados, 175 guerreros Crow, 86 Shoshones y un centenar de civiles armados, se encontró con una partida formada por unos mil indios, mayoritariamente Sioux Lakotas (Oglaga, Miniconjou, Sans Arc, Pie Negros y Brule), cierto número de Cheyennes (unos 100) y algunos Arapahoes, liderados todos por el jefe sioux Crazy Horse.

La campaña de Crook fue un completo fracaso. Se encontró con que luchar contra los indios cuando los superaba en número es una cosa, y luchar contra ellos cuando las fuerzas son iguales era algo muy duro.
(Lawrence Frost)

Buffalo Calf Road Woman salvando a su hermano en un dibujo realizado por Yellow Nose, quién participó en la batalla.

Los estadounidenses resultaron derrotados por lo indios, en lo que llamaron la Batalla de Rosebud, por la
costumbre de llamar a las batallas por el lugar en que se desarrollan. Los indios, en cambio, nombraban las batallas por algún hecho especial que hubiese tenido lugar. Por esto los cheyennes la llamaron La batalla en que la muchacha salvó a su hermano. Esto debido a que, durante una de las cargas y contracargas de la batalla, el guerrero Comes in sight quedó desmontado y trató de retirarse a pie. En ese momento se desprendió de las filas indias su hermana, Buffalo Calf Road Woman, quién galopó frente a los soldados y subió a su caballo al guerrero, retirándose en medio del fuego enemigo.

Cuando un Cheyenne cargaba hacia las tropas de Mills, los blancos derribaron su caballo de un disparo, cuando trataba de retirarse a pie, se vio a otro Cheyenne zigzaguear hacia el guerrero desmontado, ayudarlo a subir a su caballo y escapar hacia sus líneas. Ese Cheyenne era la hermana del guerrero.
(Richard Wiles Jr.)

Buffalo Calf Road Woman sobrevivió a la batalla para luchar de nuevo, al lado de su esposo, Black Coyote, en la batalla de Little Big Horn, donde fue derrotado y muerto el general Custer.

Anuncios

6 comentarios en “La batalla en que la muchacha salvó a su hermano

  1. Curioso a más no poder. Ni siquiera sabía que las mujeres indias combatían en las mismas condiciones que los hombres. Y me gusta mucho más la manera de nombrar las batallas que tenían los indios. Dónde va a parar…

  2. Me vuelves a asombrar, esta historia, que no conocía, me recuerda una frase del Martin Fierro: “….””los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera, tengan unión verdadera, en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de afuera”
    Los indios siempre nombraron a las “cosas” con sabiduría.
    Cariños…

  3. Así es, Oriana, pero el problema está en que nosotros creemos que todos los indios eran hermanos y no era así, algunos eran enemigos mortales de los otros, por eso siempre los hubo de los que lucharon al lado de los blancos.
    Pero no hay que extrañarse, en la historia Europea, sin ir más lejos, ha sucedido lo mismo más de una vez.

  4. No todas las mujeres indias, diferentes etnias tenían diferentes leyes y costumbres, nosotros tendemos a verlos a todos iguales por desconocimiento. Además que la principal fuente de información ha sido el cine norteamericano, la peor manera de estudiar historia.

  5. Qué bonita sería América si les hubiésemos dejado en paz a todos, se hubieran matado entre ellos si querían hacerlo, no es cosa nuestra, también los españoles son enemigos unos de los otros, el odio flota en las calles y la guerra civil no hace tanto que acabó. Bueno, ahora entrarán los alemanes por las “buenas” y nos conquistarán a base de matarnos de hambre y de fumigarnos con las malditas estelas químicas…

    Un abrazo, compañero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s