Erich Maria Remarque

El 22 de junio de 1898 nació el escritor alemán Erich Maria Remarque, famoso por su novela Sin novedad en el Frente Occidental, que por ser la más conocida puede hacer pensar que es su única obra.
Pero Remarque es autor de una serie de novelas, todas muy buenas:
Estación en el horizonte, El camino de regreso, Tres camaradas, Náufragos, Arco de Triunfo, La chispa de la vida, Tiempo de vivir y tiempo de morir, El obelisco negro, El cielo nada sabe de protegidos, La noche en Lisboa, La tierra prometida y Sombras en el Paraíso.

Durante la I Guerra Mundial Remarque luchó en el Frente Occidental, resultado herido. Terminada la guerra desempeñó diversos trabajos, entre ellos el de maestro, antes de dedicarse a escribir.
Su novela Sin novedad en el Frente Occidental, que lo llevó a la fama, narra las experiencias de los soldados alemanes en las tricheras de manera realista y sensible, y es considerada un clásico de la literatura antibélica. El tono es amargo, tanto que la novela fue tenida por desmoralizante por los espíritus nacionalistas.

Con nuestros jóvenes ojos despiertos veíamos que la noción clásica de patria, enseñada por los maestros, se realizaba allí, por el momento, en un abandono tal de la propia personalidad que nadie se hubiera atrevido a exigírsela al más ínfimo de sus sirvientes. Saludar, cuadrarse, desfilar, presentar armas, dar media vuelta a la derecha, media a la izquierda, golpear con los tacones, aguantar insultos y mil otras estupideces. 
(Erich Maria Remarque, Sin novedad en el frente)

El problema, según Remarque, es que la guerra no termina cuando se firma la paz, la guerra continúa viviendo en los hombres que lucharon y volvieron dañados física y mentalmente, que siguen sufriendo las consecuencias, sobre todo si resultaron vencidos. Los jóvenes, que fueron convertidos de un día para otro en soldados, no pueden ya ser, por mucho que la guerra haya terminado, reconvertidos a lo que eran anteriormente, no pueden reinsertarse en la sociedad sin problemas.
Además, las fronteras cambian, las nacionalidades se cambian o se pierden, y el mundo de la post-guerra se convierte en un nuevo campo de batalla en que los combatientes son ahora los civiles que luchan por sobrevivir, y también los desplazados y los perseguidos. Los personajes de la novela Náufragos (Ama a tu vecino) son los desplazados, aquellos a los que se les ha quitado la nacionalidad alemana y son expulsados, sin documentos válidos son deportados de un país a otro, nadie los acepta y viven cruzando una frontera para ser encarcelados y deportados a la siguiente.

Un hombre sin pasaporte es un cadaver ambulante. La única cosa que se espera de él es que se suicide… No le queda otra solución.
–¿Y con pasaporte? ¿No hay ningún sitio donde uno pueda conseguir autorización para trabajar?
–Naturalmente que no. La única cosa que usted puede obtener es el derecho a morir de hambre, en paz, en vez de vagabundear por ahí; eso ya es algo.
(Erich Maria Remarque, Náufragos)

En la novela Arco de Triunfo los personajes todavía están sufriendo las consecuencias de la I Guerra Mundial (el Nacional Socialismo es una consecuencia), cuando deben enfrentar la II Guerra. El médico Ravic, privado de su nacionalidad alemana vive el exilio en Francia, pero en calidad de desplazado, sin documentos, y vive la permanente amenaza de ser deportado. Pero aun así, la historia de Ravic y de Jeanne Madou es una historia de amor que, aunque está sujeto a la fragilidad de la permanencia de Ravic, se aferra fuertemente a la vida.

—Nosotros no morimos —murmuró, cogida del brazo de Ravic.
—No. Nosotros no. Solamente el tiempo. El maldito tiempo. Él siempre muere. Nosotros vivimos. Siempre vivimos. Cuando despiertas estás en primavera y cuando te duermes estás en otoño y, mientras tanto, hay miles de inviernos y veranos, y si nos amamos lo suficiente somos eternos e indestructibles, como la palpitación del corazón, la lluvia y el viento, y esto es mucho. Ganamos en días, mi dulce querida, y perdemos en años, pero ¿quién quiere saberlo y a quién le preocupa esto? La hora es la vida; el momento, lo más próximo a la eternidad. 
(Arco de Triunfo)

El obelisco negro es una novela especial, porque en ella aparece más marcado otro aspecto de la obra de Remarque, el humorismo. Claro está que es un humorismo algo negro, irónico, amargo. La acción de la novela se desarrolla en torno a la Agencia Funeraria de Heinrich Kroll e hijo, en 1923. La inflación es creciente y la lucha por la subsistencia es implacable, también a nivel de las funerarias.

Oskar Fuchs, el viajante para Holzmann y Klotz recurre incluso al empleo de cebollas. Antes de entrar en una casa en donde hay un difunto se provee de un par de cebollas cortadas y las huele hasta que sus ojos se llenan de lágrimas; seguidamente entra en la casa, expresa a los familiares del muerto su profunda condolencia y trata, acto seguido, de hacer una venta. Por esta razón le llaman Oscar el Lacrimoso.
(Erich Maria Remarque, El obelisco negro)

El obelisco negro es una historia de los difíciles tiempos de la readaptación de la post-guerra, pero es también una historia de amor, pero es uno distinto, atípico. El joven Ludwig trabaja en la funeraria, pero para mejorar sus entradas tiene otros trabajos adicionales, como tocar el órgano en la iglesia del hospital siquiátrico a cambio de algunos marcos y comida. Allí es donde conoce a una de las pacientes, Geneviéve, y se enamora de ella. A pesar de que este amor presenta algunas muy especiales dificultades, Ludwig se muestra particularmente fiel y visita a su novia todos los domingos.

Cuando toma ese aspecto es Jennie, una persona desconfiada, recelosa, poco atractiva, a la que no satisface nada de lo que uno haga, de lo contrario es Isabelle. Ambas, Isabelle y Jennie, son ilusorias, porque en realidad es Genevieve Terhoven y padece una enfermedad que tiene el nombre desagradable y más bien espectral, de esquizofrenia, una división de la conciencia, una personalidad dividida, y ésta es la razón de que ella se considere, una vez Isabelle, otra Jennie, una persona distinta de la que, realmente, es.
(Erich Maria Remarque, El obelisco negro)

Aparte de Sin novedad en el Frente Occidental, pareciera que la obra de Remarque no es especialmente conocida, pero hay que destacar que varias de sus obras han sido llevadas al cine: Arco de Triunfo, por ejemplo, en 1948 con Charles Boyer, en 1980 con Maximilian Schell, en 1984 con Anthony Hopkins; Tres camaradas en 1938 con Robert Taylor; Bobby Deerfield (El cielo nada sabe de protegidos) en 1977 con Al Pacino; El obelisco negro en 1988 con Udo Schenk…

Las novelas de Erich Maria Remarque siguen publicándose, tal vez no en castellano, pero en otros idiomas como el inglés, por ejemplo, sigue siendo muy leído. ¿Por qué? porque sigue siendo actual. Remarque escribió Sin novedad en el Frente Occidental en 1929, como un llamado de atención hacia lo terrible de la guerra mundial y sus consecuencias, pero luego llegó una segunda guerra. Terminada la segunda guerra ya no se ha producido otra tan grande y terrible, pero el mundo siguió lleno de pequeñas guerras y de gente sufriendo sus efectos. Así, los náufragos siguen navegando en el incierto mundo de los desplazados, los emigrantes, los indocumentados, los que nadie quiere recibir y de quienes todos desean deshacerse. El mundo no cambia, y eso hace que las novelas de Remarque sigan siendo actuales.

Anuncios

2 comentarios en “Erich Maria Remarque

  1. Sin novedad en el frente occidental es una novela bélica, las demás no, en El cielo nada sabe de protegidos el protagonista es un piloto de carreras, nada que ver con la guerra. Las otras son historias de gente común en la Europa de la primera mitad del siglo, de su lucha por sobrevivir, de sus esperanzas y de su amor, trágico a veces, pero profundo siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s