Nan Aspinwall

El extraordinario viaje a través de los Estados Unidos realizado por Nan Aspinwall, llamada Nan “Dos pistolas“, fue una gran noticia hace casi 100 años. Ahora su historia está siendo recordada, de acuerdo con el escritor y periodista Tom Moates.

A comienzos del siglo XX, los pacatos ideales victorianos limitaban todavía a las mujeres en muchos sentidos, pero unas pocas heroínas abrieron nuevos caminos en un territorio desconocido –ellas eran las originales “cowgirls“.

Estos personajes aventureros siguen siendo consideradas como las precursoras de las posteriores explosiones culturales. En unos pocos años, el espíritu audaz que encarnaban se extendió entre las mujeres como el fuego en la pradera durante una sequía.
El sufragio femenino y el movimiento por los derechos de las mujeres nacieron en gran parte gracias a las valientes mujeres que no sólo vivieron en las trincheras poco glamorosas de la vida en la frontera del Lejano Oeste, sino también a las que encarnaban nuevos ideales en los muy populares y muy concurridos espectáculos del Salvaje Oeste, en los actos de teatro, los shows de vodevil del Oeste, y los rodeos.

Nan, como la Princesa Omene

La fuerza de la herencia que dejaron las cowgirls se hace sentir todavía, y sus historias siguen siendo relevantes. Nan “Dos pistolas” es una de las figuras más prominentes. Ella no solo se destacó en el escenario del reino masculino del dominio del lazo, el tiro al blanco, el tiro con arco, la equitación, la monta de broncos y el manejo de riendas, sino también en la hermosa, sensual y completamente femenina danza oriental, que realizaba bajo el nombre de Princesa Omene.


Pero, si bien todos esos talentos la convirtieron en la estrella mejor pagada de la era de los espectáculos – la empresa conjunta del Buffalo Bill’s Wild West y el espectáculo del Lejano Oriente de Pawnee Bill – no es por ellos que merece ser especialmente recordada. Su hazaña más notable fue real, no una actuación en un escenario, y fue también increiblemente difícil y peligrosa.

Nan “Dos pistolas” realizó su obra maestra cuando entre 1911 y 1912 cabalgó de San Francisco a Nueva York en su yegua pura sangre, Lady Ellen, cubriendo 7.235 kilómetros y permaneciendo 180 días sobre la montura. A los 31 años, fue la primera mujer en cabalgar de costa a costa. Ella lo hizo usando pantalones y falda pantalón, y montando a horcajadas, ¡lo que era todavía ilegal en algunas regiones del país!. Portaba una pistola, la que tuvo que usar por lo menos dos veces en pueblos inhospitalarios. Y, cabalgó siempre sola.

Traducción de un artículo publicado en: http://retrorambling.wordpress.com

Anuncios

8 comentarios en “Nan Aspinwall

  1. Buena entrada. Que mujer tan aguerrida, me recuerda a una aviadora llamada Amelia Earhart, que fue la primera en intentar el primer viaje aéreo alrededor del mundo.
    Que tengas un lindo fin de semana

  2. Amelia Earhart fue la primera en volar sola a través del Atlántico (1928)
    Betty Miller fue la primera en volar sola a través del Pacifico (1963)
    Jerrie Mock fue la primera en volar sola alrededor del mundo (1964)

  3. Pues bravo por ella, estas mujeres valientes siempre han sido dignas de admiración, como las aviadoras. me pregunto si ella tendría también los millones familiares esperándola en casa, o era valiente de verdad?

    Un abrazo, compañero. Guapa sí que era.

  4. Actitudes como estas son las que con el paso del tiempo han conseguido tantos logros para las mujeres en general, no tan sólo la que tú nos muestras en tu post de hoy, sino tantas otras que lucharon contra todo obstáculo y demostraron que ser mujer no significa ser precisamente el sexo débil.

    Feliz fin de semana

  5. Yo creo que era valiente, si se atrevió a hacer el viaje sola (más de 7 mil kilómetros) y desafiando además la ley de algunos Estados que prohibían que las mujeres montaran a horcajadas. Si eso no es valentía…
    (Tengo más historias de mujeres osadas, por si hubiera interés en leerlas)

  6. Las mujeres no son débiles, para nada, pero se ha usado ese argumento para excluirlas de ciertas actividades, aunque de todos algo se ha avanzado (lentamente) en un siglo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s