Día de la Bastilla

En julio de 1789 los sentimientos revolucionarios aumentaban cada vez más en París. Los Estados Generales habían sido convocados en mayo y los miembros del Tercer Estado realizaron el Juramento del Campo de Juego de Pelota, pidiendo al rey que garantizara una constitución escrita.

La violencia entre las fuerzas leales al rey, los miembros amotinados de la Guardia Francesa y las multitudes exaltadas hicieron crisis el 12 de julio de 1789. Los conflictos se extendieron y las fuerzas reales se retiraron del centro de París. El despido de Necker, el contralor general de las finanzas, y muy popular entre el pueblo, exaltó aun más el ánimo de las multitudes.

El asalto al Hotel de los Inválidos proporcionó armas a las multitudes revolucionarias pero no pólvora ni balas.

En la mañana del 14 de julio Paris amaneció en estado de alarma y en algún momento se decidió atacar a la Bastilla para conseguír lo que faltaba. Aunque el propósito inicial era solo ese, conseguir pólvora, de pronto la Bastilla se transformó en el símbolo de la monarquía y en representación de todo lo malo que esta contenía, la opresión y la tiranía.

Ahora estaban preparados para resistir el ataque que aquella misma tarde sufriría la ciudad en siete puntos distintos. Pero París no esperó a que la atacaran. Tomó la iniciativa. En su arrebato, los parisienses concibieron el loco propósito de apoderarse de la imponente y amenazadora fortaleza de la Bastilla, y, como es sabido, la tomaron antes de las cinco de aquella tarde, ayudados por los cañones de la misma guardia francesa. (Rafael Sabatini, Scaramuche)

La toma de la Bastilla se realizó sin mayores problemas, y hay quienes se desprenden del romanticismo que adquirió el hecho para decir que en realidad la toma de la Bastilla es un hecho irrelevante dentro del proceso revolucionario.

Aunque luego la fortaleza fue demolida, su imagen permaneció para siempre en la cultura popular como el hecho más importante y verdadero símbolo de la revolución.

Pierre movió la cabeza melancólicamente. Jean, Jean –gimió –. Algunas veces no sé si hay algo entre tus dos orejas. Claro que no podemos tomar la Bastilla con disparos de mosquete. Pero, de todas formas, caerá por el ruido, por el miedo, como las murallas de Jericó. Por eso seguiré disparando. Me alegra no matar a nadie. No quiero matar a nadie. Lo único que quiero yo, pauvre béte, es que me vea la gente comportándome como un león, valientemente, a la cabeza de los héroes que abatieron el viejo símbolo de la tiranía. Después será algo haber sido en Francia uno de los que tomaron la Bastilla, ¿me entiendes? (Frank Yerby, La risa del diablo)

—¡Ven, pues! —exclamó Defarge con fuerte voz.— ¡Ya estamos listos, patriotas y amigos! ¡A la Bastilla!

Con un rugido como si, al oír la detestada palabra, resonaran todas las voces de Francia, se levantó aquel mar viviente, y sus numerosas oleadas se extendieron por parte de la ciudad. Se oían campanadas de alarma, redoblar de tambores y aquel mar alborotado empezó el ataque.

Profundos fosos, doble puente levadizo, macizos muros de piedra, ocho enormes torres, cañones, mosquetes, fuego y humo… A través del fuego, y del humo, en el fuego y en el humo, porque aquel mar lo arrojó contra un cañón, y en un instante se convirtió en artillero, Defarge, el tabernero, trabajó como valeroso soldado por espacio de dos horas. Profundo foso, un solo puente levadizo, macizos muros de piedra, ocho grandes torres, cañones, mosquetes, fuego y humo… Cae un puente levadizo. ¡Animo, camaradas! ¡Animo, (Charles Dickens, Historia de dos ciudades)

El 14 de julio es llamado El Día de la Bastilla, es considerado el comienzo de la Revolución Francesa y como tal se convirtió en la Fiesta Nacional de Francia.

Anuncios

Un comentario en “Día de la Bastilla

  1. De todo lo que me gusta, que me gusta, y lo que me recuerda, que me gusta mucho más, me voy a quedar con la sugerencia de, “La risa del diablo”, como próxima lectura, cuando pueda volver a leer,si es que es posible algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s