Nadia Fedor

Nadia Fedor es uno de los personajes, en realidad la coprotagonista, de la novela Miguel Strogoff, de Julio Verne.
La novela apareció primero como folletin en la Revista de Educación y Entretención, antes de ser publicada por Hetzel en el mismo año, 1876. Para escribir esta obra Julio Verne se hizo aconsejar por el escritor ruso Ivan Turgueniev.
La novela pertenece a la serie de Viajes Extraordinarios y relata la odisea de Miguel Strogoff, correo del Zar, en su misión de llevar un mensaje a Irkutsk para advertir al Gran Duque, el hermano del Zar.
El viaje, que a un correo le tomaba normalmente menos de un mes, le costó a Strogoff tres meses, debido a las dificultades extraordinarias que debió enfrentar y que no habría podido superar si no es por la ayuda de su abnegada compañera de viaje, Nadia Fedor, hija del exiliado político Basili Fedor y que viaja a Irkustsk para reunirse con su padre.

La novela ha sido llevada varias veces al cine y a la televisión y el personaje de Nadia ha sido interpretado por las siguientes actrices:


Ormi Hawley (1914), Nathalie Kowanko (1926), Ivette Lebon (1936), Marie Andergast (1936), Elizabeth Allan (1937),
Lupita Tovar (1944), Genevieve Page (1956), Mimsy Farmer (1970), Lorenza Guerrieri (1976) y Lea Bosco (1999)

Ormi Hawley

Ivette Lebon
Nathalie Kowanko





Ante el correo del Zar había un asiento vacío que ocupó la joven, después de depositar todo su equipaje. Después, con los ojos bajos, sin haber echado una mirada a los compañeros de viaje que le destinó el azar, se dispuso para un trayecto que debía durar aún algunas horas.

Miguel Strogoff no pudo impedir fijarse atentamente en su nueva vecina. Como se encontraba sentada de espaldas al sentido de la marcha, él le ofreció su asiento, por si lo prefería, pero la joven rehusó dándole las gracias con una leve reverencia. *





 
Mimsy Farmer

            
Lea Bosco

  

Genevieve Page

Se acercó entonces a la joven livoniana y, tendiéndole la mano, le dijo:
-Hermana…
¡Ella comprendió y se levantó, como si una súbita inspiración no le hubiera permitido dudar!
-Hermana -prosiguió Miguel Strogoff- tenemos autorización para continuar nuestro viaje a Irkutsk. ¿Vienes conmigo?
-Te sigo, hermano -respondió la joven enlazando su mano con la de Miguel Strogoff. 
Y juntos abandonaron las oficinas de la policía. *






Lupita Tovar
Lorenza Guerrieri

           
Elizabeth Allan

















La joven condujo, pues, a su compañero hacia un extremo del pueblo, donde había una casa vacía con la puerta abierta y entraron en ella. Un banco de madera se hallaba en el centro de la habitación, cerca de ese fogón que es común en todas las viviendas siberianas, y se sentaron en él.
Nadia miró entonces detenidamente la cara de su compañero ciego, como no la había mirado nunca hasta ese momento. En su mirada había mucho más que agradecimiento, mucho más que piedad. Si Miguel Strogoff hubiera podido verla, habría leído en su hermosa y desolada mirada la expresión de una devoción y una ternura infinitas. *
Se puede decir que ninguna de las actrices se acerca a la edad del personaje, todas tenían en el momento de la filmación más de 25 años. Tal vez porque dieciseis años puede ser una edad complicada para poner a un personaje en una relación amorosa, después de todo Miguel Strogoff  tiene treinta. Eso sí, son rubias, excepto Ormi Hawley y la mexicana Lupita Tovar.

La muchacha debía de tener entre dieciseis y diecisiete años. Su cabeza, verdaderamente hermosa, representaba al tipo eslavo en toda su pureza; raza de rasgos severos, que la destinaban a ser más bella que bonita en cuanto el paso de los años fijaran definitivamente sus facciones. Se cubría con una especie de pañuelo que dejaba escapar con profusión sus cabellos, de un rubio dorado. Sus ojos eran oscuros, de mirada aterciopelada e infinitamente dulce; su nariz se pegaba a unas mejillas delgadas y pálidas por unas aletas ligeramente móviles; su boca estaba finamente trazada, pero daba la impresión de que la sonrisa había desaparecido de ella desde hacía mucho tiempo. *

* Todas las citas son de Miguel Strogoff, de Julio Verne.
Anuncios

3 comentarios en “Nadia Fedor

  1. A mi me impactó talto el libro como la película, sobre todo cuyando le intentan dejar ciego. Creio que mis hijos no la han leido. Las novbelas de Verne eran muy populares en mi juventud. Todas me encantaban.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s