Halloween

Ava Gardner

Halloween es la contracción “All Hallows Evening”, Fiesta de Todos los Santos, una celebración anual realizada el 31 de octubre, que es la víspera de la fiesta cristiana del Día de Todos los Santos.

Cyd Charisse

La celebración se ha mezclado con diferentes fiestas como la romana de la Parentalia, festival de los muertos y la celta del Sanhain.

Elaine Stewart

Si alguna vez la fiesta se celebró dándole algún sentido cristiano, actualmente lo que domina es el sentido comercial, que comprende el uso de disfraces, decoraciones y caramelos, sindo una costumbre popular la del “dulce o truco”.

Dusty Anderson
Ann Miller

Todos los años se levantan en la fecha la voz de los detractores, sobre todo en los ámbitos más conservadores de las iglesias cristianas, olvidando que sus iglesias son las que han absorbido las fiestas de las diferentes culturas adaptándolas al cristianismo con mejor o peor suerte.

Una hermosa desconocida

En todo caso, la fría realidad nos dice que, una vez que una actividad se comercializa, se convierte en una muy difícil de erradicar, es decir que el Halloween, mal que le pese a muchos, llegó para quedarse.

A mi, en lo personal, esta fiesta solo es interesante para que los niños se diviertan, no afecta mis sentimientos religiosos, que no los tengo y este post lo he armado solo para cumplir con la fecha y lo he adornado con algunas actrices del pasado pero que me siguen embrujando, vestidas o no para la ocasión.

Primer Puente del Bósforo

Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Estambul.
(Espronceda)

Primer Puente del Bósforo

El 30 de octubre de 1973 fue inaugurado el Primer Puente del Bósforo, el que conecta Europa y Asia
en la ciudad de Estambul, Turquía. Es un puente colgante de forma aerodinámica de 1560 metros de largo, con una distancia entre las torres de 1074 metros.

Este puente hizo realidad el antiguo sueño de unir ambos continentes, Europa y Asia, con un puente, más de 2.500 años después de que el ingeniero Mandrocles de Samos, en el año 513 a. de C. construyera un puente sobre barcas para el rey Darío de Persia, quién lo utilizó para llevar su ejército contra los escitas y los macedonios. Según cuenta Heródoto:

McBridge, Puente de Mandrocles

Vuelvo a Darío, quien después de contemplado el Ponto, volvióse atrás hacia el puente, cuyo
ingeniero o arquitecto había sido Mandrocles, natural de Samos. 
. . .
 El sitio del Bósforo en que el rey Darío fabricó aquel su puente, es puntualmente, según mis conjeturas, el que está en medio de Bizancio y del templo de Júpiter situado en aquella boca.
(Heródoto, Historia Libro IV)

Según el relato del Padre de la Historia, el rey Jerjes hizo construir también un puente de barcas. Por la descripción que da Heródoto este puente era mayor que el de Darío, puesto que era doble. Pero este estaba ubicado en los Dardanelos, es decir en el extremo occidental del mar de Mármara, lejos de la actual Estambul.

otros arquitectos fueron señalados, los que lo dispusieron en esta forma: iban ordenando sus penteconteros y también sus galeras vecinas entre sí, haciendo de ellas dos líneas: la que estaba del lado del Ponto Euxino se componía de 360 naves, la otra opuesta del lado Helesponto, de 314; 
(Heródoto, Historia Libro VII)

Proyecto de 1900 para un puente sobre el Bósforo

De ahí tendrían que pasar más de 2.000 años para que se planteara la posibilidad de construir un puente. Los alemanes, a través de la Compañía Ferroviaria del Bósforo, propusieron al sultán Abdul Hamid II, en el año 1900, la construcción de un puente ferroviario. El proyecto fue recibido pero no considerado.

Este puente sería construídos sobre pilares de mampostería sólida, con secciones suspendidas por cables de acero. Estaría adornada con cúpulas y minaretes al estilo del noroeste africano..
(Proyecto de puente ferroviario de 1900)

No sería hasta el año 1957 que se tomaría la decisión de construir el puente y, realizados los contratos y superada la etapa de diseño, los trabajos comenzaron en febrero de 1970 para quedar concluídos definitivamente en octubre de 1973; inaugurándose un día después del 50° aniversario de la República de Turquía.

Pintores africanos

Esta vez le toca el turno a un continente si no olvidado, por lo menos visto con desdén, África.

Robert Aswani, Cebras en la hierba

Robert Aswani nació en Kenya en 1971. Pintor autodidacta, su estilo se mueve entre el semi
abstracto y el impresionismo. Son característicos de su pintura los colores brillantes.

Ole Kolii Paul, Pastoreando frente al Monte Kenya








Ole Kolii Paul fue un pintor de etnia Masai. Sus acuarelas muestran interesantes paisajes de aspecto tridimensional.

John Ndambo, Kenya




John Ndambo es un pintor nacido en la región Chawai en Kenya. Su pintura retrata la cultura Masai.

Jane Wanjeri, Cruzando el río.

Jane Wanjeri es una pintora de etnia Kikuyu. Su pintura se caracteriza por el detalle con que cuenta una historia.

Al Amir Hussein, El repartidor de café

Al Amir Hussein es un pintor Swahili nacido en Bombasa. La influencia de la colonización árabe se evidencia claramente en su pintura.

Sarah Shiundu, Recogiendo agua.


Sarah Shiundu fue una pintora nacida en Kenya. Vivió entre los masai, en su pintura utilizó con frecuencia trozos de tela, lo que les da un aspecto tridimensional.

Samuel Njeru, Gacela de Thompson

Samuel Njeru es un pintor kenyata, su obra, en acuarela y pastel, captura la belleza de la naturaleza.

All images were taken without permission from promotional websites, are published in this blog only for educational purposes and will be removed at request.

Poetas chinas

La poesía china tiene una tradición milenaria, y no han estado ajena a ella las poetas, las que generalmente eran equiparadas, en lo literario, a sus pares masculinos. Mucha de su poesía se ha perdido en el tiempo y poca es la que ha logrado ser traducida con fortuna. He aquí una minúscula selección:

Qiu Jin



Qiu Jin (1875 – 1907) fue una escritora china, revolucionaria y feminista. Murió ejecutada al fracasar un levantamiento contra la dinastía Qing.


El sol y la luna ya no tienen luz, la tierra está oscura;
el mundo de las mujeres se hunde en el abismo, 
¿quién podrá ayudarnos?
vendimos las joyas para pagar el viaje a través del mar,
desvendando mis pies lavo mil años de oprobio.
Con cálido corazón se libera el espíritu de las mujeres.
¡Qué tristeza!, este delicado pañuelo
está manchado, una mitad con sangre,
y la otra con lágrimas.

Gu Taiqing


Gu Taiqing (1799 – c. 1877) fue una poeta de ascendencia manchú, de la Dinastía Qing.

Los paisajes desaparecen, lejos, muy lejos,
los meses y los años son difíciles de detener.
En cien años más el mundo será una mancha de barro,
de manera que construye un lugar seguro en tu propia mente
y deja que la barca se la lleve la corriente.





Cai Yan


Cai Yan (¿siglo II?) fue una poeta y música china de la Dinastía Han Oriental. Su vida fue muy dificil, y su tristeza se refleja en su poesía.

Mi vivienda está cubierta por el hielo y la nieve, 
Vientos extranjeros traerán de nuevo 
la primavera y el verano; 
Agitan suavemente mis ropas, susurran en mis oídos;
La emoción me estremece, pienso en mis padres, 
mientras exhalo un largo suspiro de dolor interminable. 
Cuando los visitantes llegan desde lejos, 
quisiera que me alegraran con sus noticias; 
No pierdo tiempo en lanzar preguntas ansiosas, 
Sólo para saber que los invitados no son de mi ciudad natal.




Xue Tao





Xue Tao (768 – 831) fue una de las más famosas poetas de la poesía Tang.

Las flores se han abierto pero no podemos compartir su belleza. 
Las flores se han secado y no podemos compartir su tristeza. 
Si quieres saber cuando es que te extraño más: 
es cuando las flores se abren y cuando las flores se secan. 

Li Qingzhao

Li Qingzhao (1081– c. 1141) fue una poeta y escritora china de la Dinastía Song.

Siempre recuerdo esa puesta de sol
en el pabellón del río.
Tan ebrios estábamos 
que no encontramos el camino.
Cansados, y ya muy tarde,
tratamos de guiar el bote a casa.
Por error entramos en una cama de lotos.
¡Rema, rema!
Una bandada de garzas, asustadas,
voló de pronto hacia el cielo.

Mildred Cable y las hermanas French

Dedicado a Albada.

A fines del siglo XIX comenzó a desarrollarse en Europa un creciente interés por las culturas orientales y muy pronto se realizaron una serie de viajes con interés científico, Prejevalsky, el más importante de los viajeros rusos, Aurel Steinvon le CoqSven Hedin, recorrieron el Turquestán, el desierto de Gobi y el terrible Taklamakan, en busca de los restos de antiguas ciudades budistas, de la mítica Ruta de la Seda y los rastros de la iglesia Nestoriana y la religión Maniquea que buscaron refugio de las persecuciones religiosas que sufrieron, en las profundidades del Asia.

Mildred Cable y las hermanas Francesca y Evangelina French.
Estos científicos viajaban en grandes caravanas, muchas veces con escolta armada. Pero hubo quienes viajaban en forma mucho más arriesgada. Un ejemplo notable es el trío de misioneras inglesas formado por Mildred CableFrancesca French y Eva French, quienes juntas, viajaron por las más inhóspitas, desconocidas, peligrosas, pero siempre interesantes regiones del Asia Central.
Mildred Cable era una joven inglesa nacida en 1878 que decidió hacerse misionera y trabajar en China. Para eso estudió en la Universidad de Londres lo que consideraba útil, como Farmacia y Ciencias Humanas. Se comprometió con un joven que también quería ser misionero, pero que cambió de opinión a última hora y le dijo a Mildred que no se casaría con ella a menos que desistiera de viajar a China. Mildred se sumió en una depresión y ni siquiera se presentó a dar sus exámenes finales. Sin embargo un día supo que se estaba preparando una misión para China y, en sus palabras, “bajó una cortina sobre su pasado” y se embarcó hacia el Lejano Oriente, era 1901.
Viajó con Evangelina French, quién ya estaba realizando un trabajo misionero en China. Allá trabajaron juntas viajando por la región de Huozhou, junto con la hermana de Evangelina, Francesca, quien se les unió.

Mildred Cable en una posada del camino.
La ciudad de Huozhou está situada en la carretera principal que conecta Taiyüanfu con Sianfu, la ruta que conecta Peking con las provincias del noroeste. Por este camino transitan largas caravanas de camellos, cargados con mercaderías de Mongolia; miles de asnos llevando sacos de harina de las fértiles llanuras del sur; carretas con tabaco y papel de las grandes ciudades del sur de la provincia, y las caravanas de viajeros, familias completas en grandes carros moviéndose a sus nuevos hogares; literas cubiertas balanceándose entre dos mulas, en las que, bajo pesadas cortinas, viajaban las esposas de algún funcionario; caminantes, vestidos de algodón azul celeste, “corredores yamen” pidiendo paso libre a gritos mientras cabalgaban furiosamente y los porteadores se combinan para formar una pintura en movimiento, interesante y hermosa, del Gran Camino, como es llamado. (Mildred Cable, El cumplimiento de un sueño)
Pero después pensaron que la misión en China debía quedar a cargo de los chinos, y decidieron  evangelizar la región del extremo occidental de China, de religión musulmana, esto es en 1923. Como preparación se dedicaron a estudiar la lengua uighur para comunicarse con las mujeres musulmanas, quienes eran su principal objetivo. Formaron un equipo que trabajaría unido por el resto de sus vidas.

Un alto en el camino, después de cruzar el desierto.
Se internaron entonces por las desérticas regiones del Asia Central siguiendo las rutas caravaneras, en una carreta cargada con su equipaje y una respetable cantidad de biblias y libros de literatura cristiana, y sin más escolta que, a veces, algunos correligionarios chinos.
Mildred y Francesca escribieron en colaboración una serie de libros, en los que se encuentran valiosas descripciones de los territorios que recorrieron y las culturas que encontraron.
Las viajeras pudieron ver, desde la perspectiva del que pasa, el destino que estaban teniendo las ruinas de antiguas ciudades que los contemporáneos arqueólogos buscaban rescatar.

Ruinas en el desierto
La demolición de los edificios duraba ya mucho tiempo y pudimos observar como los campesinos derruían con sus herramientas las construcciones antiguas, destruyendo seguramente muchas reliquias en el proceso. … Por desgracia, la irrigación necesaria para el crecimiento de los cultivos es fatal para los edificios de barro, la pintura mural y todos aquellos restos que dependen para su conservación de la sequedad del desierto. (Cable – French, El desierto de Gobi)

Por última vez en China, 1935.
Estas tres mujeres eran independientes, de carácter fuerte y muy audaces, nunca faltaron ocasiones para demostrar que no temían a nada y que podían ser, desde el punto de vista masculino, incluso rebeldes. En una ocasión Eva French dio la comunión a sus feligreses chinos y fue criticada porque esa ceremonia se consideraba prerrogativa masculina. Lejos de asustarse con las críticas, Mildred respondió celebrando la comunión, por su cuenta, en la siguiente Pascua.
Las misioneras dejaron China en 1936 y no pudieron regresar jamás porque el Señor de la Guerra de la región en que trabajaban decretó la expulsión de todos los extranjeros en 1938.
La labor misionera de las mujeres no dio mucho fruto, el trabajo de convertir a los musulmanes demostró ser algo muy difícil por no decir imposible, pero la descripción de sus viajes y sus observaciones son un documento invaluable para el conocimiento del desierto de Gobi y la Ruta de la Seda, su aspecto y su cultura. Además de ser un ejemplo de audacia y determinación en un trabajo que al más valiente hubiera desesperanzado pero que ellas llevaron a cabo siempre juntas.

La fértil depresión de Turfán
Turfan aparece como una isla verde en medio de una infinidad de arena. Polvo y grava, en vez de agua marina, lamen sus orillas, pues la línea divisoria entre el árido desierto y la tierra fértil es tan precisa como la que separa la orilla del océano. Su fertilidad es sorprendente y produce un efecto sobrecogedor en el viajero que se adentra, dejando atrás este universo yermo y árido, en la exuberancia de Turfan. (Cable – French, El desierto de Gobi) 
Puede que muchos no estén de acuerdo con la religión practicada por Mildred Cable y las hermanas French, tampoco con la política occidental de proselitismo religioso, pero hay algo que no se puede discutir, y es que el valor y la entereza moral no tienen religión, nacionalidad ni color, y que estas mujeres demostraron tenerlas en abundancia, lo que es realmente admirable.

Disney

descarga

El Ratón Mickey
Cuando en 1923, Walt y Roy Disney fundaron la Disney Brothers Cartoon Studio, no creo que imaginaran que con el tiempo se convertiría en lider la industria de las películas animadas y después, de los parques temáticos, extendiéndo sus tentáculos hasta China.
En sus comienzos, algunos intentos con el personaje de Alicia (de Lewis Carroll) y un personaje animado, Osvaldo el conejo, no resultaron muy afortunados, pero en 1928 Disney ideó el personaje de un ratón llamado Mortimer, el que rebautizado después como Mickey, logró un éxito que lo llevó a convertirse en el primer símbolo de Walt Disney, siendo llevado a la historieta y a la tira cómica .
snowwhite

Blanca Nieves
En 1934 Disney decidió lanzarse a la producción de un largo metraje y, después de tres años de trabajo, entregó al público la película Blanca Nieves, la que tuvo éxito inmediato.
Fantasía



Luego siguieron otras animaciones como Pinocho, Dumbo y Bambi. Además de Fantasía, que unió la animación con la música clásica en un concepto nuevo
alice2

Después de un par de películas que no tuvieron éxito, como Los tres caballeros, por ejemplo, siguieron otras que se reencontraron con el público:
La Cenicienta, Alicia en el país de las maravillas y Peter Pan.



También realizó Disney algunas películas con actores reales, entre ellas La isla del tesoroRobin Hood y sus alegres compañerosLa espada y la rosa y 20 mil leguas de viaje submarino.



sleeping

Aurora y Felipe (La bella durmiente)
En 1954 Disney concibió la idea de un parque donde los niños y sus padres pudieran divertirse juntos y en 1955 se abrió al público el ahora mítico Disneylandia.
Todo esto mientras se continuaba, entre los años 50 y 60, la producción de películas animadas:  La dama y el vagabundo,  La bella durmiente y 101 dálmatas
poppins
Mary Poppins
También son de estos años las películas Pollyanna y la muy exitosa musical Mary Poppins.
La última animación supervisada por Disney, antes de morir en 1966 fue El libro de la selva. Posteriormente salieron al público una película, Cupido motorizado y una animación, Los aristogatos.
Mogli

Mogli y Baloo
Después de la muerte de Disney, la compañía cambió sus lineamientos y se diversificó en diferentes empresas subsidiarias como Disney Channel, Touchtone y Silver Screen, por ejemplo.
cliprogerrabbit_7816

Roger Rabbit

Éxitos de los 80-90 fueron; ¿Quién engañó a Roger Rabbit?La sirenitaLa bella y la bestiaAladinoEl rey León, Mulán y Pocahontas.
jacksparrow-1723710

Jack Sparrow



Entre las películas modernas con actores reales se puede nombrar a Los piratas del Caribe, de gran éxito, Las Crónicas de Narnia y varias otras, como:  AtlantisMonster, Inc.Lilo y StitchBuscando a Nemo y Los increibles,  que aunque exitosas, carecen ya del sello de Disney y se puede apreciar la fuerte influencia de Pixar y Marvel, compradas por la ya gigantesca Disney, heredera lejana de la original Disney Brothers Cartoon.

Horizonte

Horizonte en el bosque (Ivan Shishkin)

El sueño es ver las formas invisibles  
la distancia incierta, y, con sensibles
movimientos de esperanza y voluntad,
buscar la fría línea del horizonte
un árbol, una playa, una flor, un ave, una fuente,
los besos merecidos de verdad.
(Fernando Pessoa)

Fotografía (indigonight.com)

Pasar el horizonte envejecido
Y mirar en el fondo de los sueños
La estrella que palpita
Eras tan hermosa
que no pudiste hablar
Yo me alejé
pero llevo en la mano
Aquel cielo nativo
Con un sol gastado
(Vicente Huidobro)

Horizonte (imagen de GdeFon.ru)

¡Cuando miro el azul horizonte 
perderse a lo lejos,
al través de una gasa de polvo
dorado e inquieto;
me parece posible arrancarme
del mísero suelo
y flotar con la niebla dorada
en átomos leves
cual ella deshecho!
(Gustavo Adolfo Becker)

Más allá del horizonte (Agnidev)

Albor. El horizonte
entreabre sus pestañas,
y empieza a ver. ¿Qué? Nombres.
Están sobre la pátina
de las cosas. La rosa
se llama todavía
hoy rosa, y la memoria
de su tránsito, prisa.
(Jorge Guillén)

Imagen de athousandkilometers.blogspot

Celos de Floris, Floris fugitiva, 
que no quiere que ya con ella viva.
¿El seso le han quitado? Así parece.
Pues ¿dónde está tu Floris? Este monte
la esconde en su aspereza, y me enloquece
por todo aqueste bárbaro horizonte.
(Lope de Vega, La bella Aurora)

Damasco en el horizonte (thebibleistrue.com)

Junto a las tres palmeras,
el árabe, tendido, al fin, sonríe
y suspira… Damasco
lejos aún le aguarda. Los confines
del horizonte brillan encendidos.
Un silencio terrible
llena el aire…En la arena
tiembla la sombra elástica de un tigre.
(Manuel Machado)

Horizonte (Galería de Mana)

Mis ojos se han vuelto claros 
de tanto mirar el mar;
de tanto verlo; en mi vida,
las olas vienen y van,
y hay horizontes sin límites,
de severa majestad.
(Amado Nervo)

Vasily Vereshchagin

Bueno, el tema se repite, otro pintor y ruso también, pero no podia dejar de destacar a este pntor increible, de excelente calidad y, por supuesto, aunque famoso en Rusia, desconocido en Occidente.

Vasily Vasilyevich Vereshchagin (26 de octubre de 1842 – 13 de abril de 1904) fue uno de los famosos pintores rusos. Nació en Cherepovets, en el Gobierno de Novgorod.
Siendo niño ingresó al Cuerpo de Cadetes Navales y realizó su primer viaje en 1858.

Dejó el servicio y se dedicó a estudiar dibujo, ganando una medalla de la Academia de San Petersburgo el 1863. Al año siguiente viajó a Paris, donde estudó con Jean-Léon Gérôme.
Se conviertió en un viajero incansable, recorriendo el Turequestán, los Himalaya, la India y el Tibet.
Participó en la guerra Ruso-Turca, estuvo en la India, visitó las Filipinas y presenció la guerra Chino-Japonesa.

La ruta de los prisioneros de guerra

Gran parte de su pintura tiene clara intención antibélica, y su crudeza hizo que muchas veces se le negara la exhibición o le creara fuertes detractores.

En su pintura La ruta de los prisioneros de guerra se muestra el dramático rastro dejado por la columna de prisioneros, los muertos jalonan el camino y lo cuervos caen sobre los despojos.

Los mullah Rahim y Kerim

En esta colorida escena, Los mullah Rahim y Kerim discutiendo camino del bazar, Vereshchagin muestra sus cualidades de observador y su gusto por el detalle.

Soldado de Bukhara

Una hermosa pintura es el retrato del guerrero turkmeno, en pose de innegable gallardía. El verde de la pradera y el azul del cielo destacan su figura.

Prisionero visitado por su familia

Esta pintura es de un tremendo y conmovedor dramatismo, el sombrío prisionero recibe la visita de su familia. Están lejos y cerca a la vez. El niño, inocente, juega con las cadenas que atan a su padre.

Dama japonesa

En sus viajes por Oriente, Vereshchagin pudo conocer otras culturas, en esta pintura nos muestra una dama japonesa en su colorido kimono, un flor más en medio de las flores.

En el derrotado Moscú

Pintó también una serie, llamada “1812” acerca de la campaña rusa de Napoleón, al parecer inspirada en la obra “La guerra y la paz de Tolstoi.
Esta pintura muestra con particular dramatismo los fusilamientos en Moscú, de los que el personaje de Pedro Bezhukov casi es víctima.

Crucificción por los romanos

Sus viajes a Siria y Palestina le llevó a pintar escenas bíblicas, de las que se criticó su manera de pintar la figura del Cristo, demasiado realista y con marcados rasgos semiticos.
De esta pintura, la Crucificción por los romanos, se criticó su crudeza, como si un suplicio pudiera pintarse de otro modo.

Arroyo en las montañas de Cachemira

Pero Vereshchagin no solo pintó escenas bélicas, también podía ver la belleza donde la encontraba, como en este arroyo en Cachemira, pintura en la que parece escucharse el alegre rumor de las aguas bajando entre las piedras.

Konstantin Yuon

Konstantin Yuon (24 de octubre de 1875 – 11 de abril de 1958) fue un notable pintor ruso. Su pintura evolucionó desde el impresionismo al simbolismo y finalmente el realismo socialista. Estudió en la Academia de Pintura de Moscú. Enseñó en la Academia de Arte de Leningrado y fue co-fundador de la Unión de Artistas Soviéticos.

El puente de Mostkoretsky es una pintura realizada en 1911.

La fotografía muestra el puente en la actualidad:

Uno de los temas preferidos de Yuon es el
Monasterio fortificado de Zagorsk, del que realizó pinturas en todas las estaciones. Esta es una vista invernal de 1911.

Konstantin Yuon también pintó retratos, este es el de su esposa, Klavdiya Yuon, y lo realizó en 1924.

Un paisaje impresionista, lleno de poesía es Arbusto Azul, de 1908

Planeta Nuevo, de 1921, pertenece a la era soviética, y representa la Revolución de Octubre como el resultado de un cataclismo cósmico.

Parece la ilustración de una historia de ciencia ficción, esta pintura, Gente del futuro, de 1929

Al Realismo Soviético pertenece la pintura
Desfile Militar en la Plaza Roja,
de 1941.

Baño en julio, hermosa y colorida, es una idílica escena de 1925.

Dos periodistas alrededor del mundo

En 1872 el escritor Julio Verne publicó su novela La vuelta al mundo en 80 días. En ella describe el viaje realizado por el personaje Phileas Fogg y su ayuda de cámara Jean Passepartout. Este viaje, según cuenta la novela, fue seguido con atención por los periódicos:

Phileas Fogg, al dejar Londres, no sospechaba, sin duda, el ruido grande que su partida iba a provocar. La noticia de la apuesta se extendió primero en el Reform Club y produjo una verdadera emoción entre los miembros de aquel respetable círculo. Luego, del club la emoción pasó a los periódicos por la vía de los reporteros, y de los periódicos al público de Londres y de todo el Reino Unido.
. . . 
El “Times”, el “Standard”, el “Evening Star’, el “Morning Chronicle” y veinte periódicos más de los de mayor circulación se declararon contra el señor Fogg. únicamente el “Daily Telegraph” lo defendió hasta cierto punto.
(Julio Verne, La vuelta al mundo en 80 días)

En 1888, es decir dieciseis años después de publicada la novela, Nellie Bly (seudónimo de Elizabeth Jane Cochran), una audaz reportera del New York World propiedad de Joseph Pulitzer, presentó a su editor la idea de realizar, por primera vez, el viaje imaginado por Julio Verne.

La idea se me ocurrió un domingo. Había pasado una gran parte del día y la mitad de la noche pensando en vano en una idea para un artículo de periódico. Era mi costumbre pensar las ideas el domingo y presentarlas a mi editor para su aprobación o desaprobación el lunes. Pero las ideas no llegaron ese día y a las tres de la mañana me encontraba cansada , con dolor de cabeza y dándome vueltas en la cama. Finalmente, cansada de pensar en un tema me dije impacientemente:
“Me gustaría estar al otro lado de la tierra!”
“¿Y por qué no?” me vino el pensamiento: “Necesito unas vacaciones, ¿por qué no hacer un viaje alrededor del mundo?”
Fácilmente a un pensamiento siguió otro. La idea de un viaje alrededor del mundo que me me gustó y agregué: “Si puedo hacerlo más rápido que Phileas Fogg, debo ir.” [Nellie Bly, Around the World in Seventy-two Days]}

Presentada la idea fue rechazada de inmediato, el editor le dio sus argumentos:

“Es imposible que lo hagas”, fue la terrible sentencia. “En primer lugar, eres una mujer y necesitarías un protector, e incluso si te fuera posible viajar sola tendrías que llevar tanto equipaje que te dificultaría hacer transbordos rápidos. Además solo hablas inglés, no vale la pena seguir con esto, solo un hombre puede lograrlo”.
“Muy bien”, le dije enojada: “Manda a un hombre, y yo empezaré el mismo día para otro periódico y le ganaré”. “Creo que lo harías, dijo lentamente”.
[Nellie Bly, Around the World in Seventy-two Days.]

El 14 de noviembre de 1889 Nellie Bly abordó el SS Augusta Victoria rumbo a Europa. En su viaje la reportera utilizó trenes y vapores.

Nelly Bly solucionó el problema del equipaje de una manera práctica, según lo acotado por su editor, usó un traje que se mandó hacer con una clara especificación: “ser capaz de resistir tres meses de uso constante“, llevó también llevó un abrigo resistente y un pequeño bolso de viaje conteniendo varias mudas de ropa interior, útiles de aseo, tintero, pluma, lápices, papel, alfileres, aguja, hilo, una bata, una chaqueta, una botella pequeña, un vaso, y un frasco de crema “para evitar la sequedad de la piel en la variedad de climas que debía encontrar“. El dinero lo llevó en una bolsa atada alrededor de su cuello.

Si el 13 de noviembre de 1889, un profeta aficionado me hubiera predicho que pasaría el día de Navidad de ese año en el Océano Índico, supongo que una abierta e insultante incredulidad no debería tomarse como un juicio severo a un esforzado adivino, pero, con la debida delicadeza frente a ese caso de equivocada predicción, habría llamado su atención hacia el pasaje del Corán que dice “Dios ama al mentiroso alegre” y lo habría despachado con un “vete en paz”.
Sin embargo, pasé el día 25 de diciembre en un vapor navegando por las aguas que bañan las costas del Imperio de la India , y tuve que hacer otras cosas igual de absurdas, de las que no me habría creído capaz si me lo hubiesen dicho. Sólo puedo decir como excusa que no fueron premeditadas, y que los profetas descuidaron su oportunidad y no recibí de ellos ningún augurio.[Elizabeth Bisland, In Seven Stages: A Flying Trip Around the World.]

Mientras tanto, la revista Cosmopolitan, de John Brisben Walker, buscando competir con el World, contactó a Elizabeth Bisland, quién, ¡solo seis horas después de ser contratada para el efecto debió partir en su viaje alrededor del mundo!, pero lo hizo rumbo al Oeste, es decir en sentido contrario al de Bly.

Elizabeth Bisland afrontó el problema del equipaje de manera diferente:

Finalmente me las arreglé para meter todas las cosas absolutamente necesarias para el viaje en un baúl de buen tamaño, un gran maletín Gladstone y un bolso de mano, pero después me di cuenta, por experiencia, que mi progreso no habría tenido ningún retraso y mi bienestar y felicidad hubiesen estado mucho mejor atendidos, si hubiese llevado una segunda caja con todo lo que pude haber necesitado. Llevé para el viaje dos batas de tela, una media docena de blusas ligeras y una de noche de seda, pero pude haber llevado también mi ropa de invierno y gran parte de la de verano. Afortunadamente tuve la precaución de llevar un montón de alfileres y pinches para el pelo. [Elizabeth Bisland, In Seven Stages: A Flying Trip Around the World.]

Nellie Bly llegó finalmente a Nueva Jersey el 25 de enero de 1890, a las 3:51 p.m. después de 72 días, seis horas, once minutos y catorce segundos. El recibimiento fue multitudinario.

La estación estaba llena de miles de personas, y el momento en que puse el pie en la plataforma, todos gritaron, y los cañones de la Battery y de Fort Greene anunciaron mi llegada. Me quité la gorra y quise gritar con la gente, no porque había dado la vuelta al mundo en setenta dos días, sino debido a que estaba en casa de nuevo. [Nellie Bly, Around the World in Seventy-two Days]

La  competencia fue seguida con atención por el público, pero el New York World, que era un diario sensacionalista, ignoró sistematicamente a Bisland y prevaleció por sobre la revista Cosmopolitan, de aparición mensual. Así, la fama se la llevó Nellie Bly oscureciendo la meritoria figura de Elizabeth Bisland.
Hay que notar además, que el triunfo de Bly tuvo su punto cuestionable, puesto que, para bajar sus tiempos, puesto que venía atrasada, Pulitzer contrató un tren privado para que la llevara de San Francisco a Nueva Jersey en tiempo record.
Mientras tanto, Elizabeth Bisland se veía obligada, en un oscuro episodio, a tomar un barco lento desde Irlanda a los EE.UU., arrivando finalmente  a Nueva York el 30 de enero, completando el viaje en 76 días y medio, detrás de Bly, pero bajando también el tiempo de Fogg.

Mis obligaciones, mis preocupaciones, mis intereses, que habían permanecido en la sombra durante  estos dos últimos meses, de repente adquieren contornos definidos y vuelven a ser vivas y reales una vez más. Me siento como si hubiese estado navegando por la bahía durante una hora y ahora estaba regresando.
. . . El barco se desliza en el muelle. Puedo ver las caras alegres de mis amigos que me esperan. Mi viaje ha terminado. He dado la vuelta al mundo en setenta seis días.
[Elizabeth Bisland, In Seven Stages: A Flying Trip Around the World.]

El mayor mérito de Nellie Bly fue el de haber tenido la idea y la capacidad de convencer de que sería capaz de realizarla. El de Elizabeth Bisland fue el de decidirse a tomar el desafío sin previo aviso y llevarlo a cabo de manera completamente improvisada pero no menos eficiente.

Para la mente masculina puede ser algo hilarante la idea de que una mujer sea sacada bruscamente de su casa sin tiempo suficiente para que arregle su vestuario, y para los hombres responsables de este viaje, aparentemente lo más delicioso fue obligarme a estar lista en cinco horas para un viaje de setenta y cinco días alrededor del mundo. El porqué de esto es algo que una mujer no adivinará facilmente y que está completamente fuera del alcance de su sentido del humor. Es uno de esos recovecos de la mente masculina que mi sexo ya no trata de comprender o enmendar y del que hemos aprendido a hacer caso omiso, ignorándolo en la medida de lo posible. [Elizabeth Bisland, In Seven Stages: A Flying Trip Around the World.]

Aunque después el record fue bajado aun más por otros viajeros, lo realmente destacable es que la frase de Julio Verne: Todo lo que un hombre pueda imaginar, otro podrá realizarlo, fue cumplida por dos jóvenes y audaces mujeres.