Agua y Shakespeare

REINA

Alexandre Cabanel, Ofelia

Estaba trepando para colgar las guirnaldas 
en las ramas pendientes, cuando un pérfido mimbre 
cedió y los aros de flores cayeron con ella 
al río lloroso. Sus ropas se extendieron,
llevándola a flote como una sirena; 
ella, mientras tanto, cantaba fragmentos 
de viejas tonadas como ajena a su trance 
o cual si fuera un ser nacido y dotado 
para ese elemento. Pero sus vestidos, 
cargados de agua, no tardaron mucho 
en arrastrar a la pobre con sus melodías 
a un fango de muerte. 
(William Shakespeare, Hamlet)

John William Waterhouse, Miranda

MIRANDA
– Si con tu magia, amado padre, has levantado
este fiero oleaje, calma las aguas.
Parece que las nubes quieren arrojar fétida brea, y que el mar, por extinguirla, sube al cielo. ¡Ah, cómo he sufrido con los que he visto sufrir! ¡Una hermosa nave, que sin duda llevaba gente noble, hecha pedazos! ¡Ah, sus clamores
me herían el corazón! Pobres almas, perecieron.
Si yo hubiera sido algún dios poderoso,
habría hundido el mar en la tierra antes que permitir que se tragase ese buen barco con su carga de almas.
(William Shakespeare, La Tempestad)


Emla, Lady Macbeth no está sola






LADY MACBETH
Mis manos ya tienen tu color, 
pero me avergonzaría llevar 
un corazón tan pálido.
Alguien llama a la puerta sur; 
retirémonos a nuestra cámara. 
Un poco de agua nos lava del hecho. 
¡Qué fácil será! Tu firmeza te ha abandonado.
(William Shakespeare, Macbeth)






Edouard Manet, Mujer derramando agua



ELENA
Pues bien, confieso aquí, de rodillas, en presencia del cielo y de vos, que amo a vuestro hijo más que os amo a vos y casi tanto como amo al cielo. Mis padres eran pobres, pero honrados; así es mi amor. No os ofendáis por ello. Mi ternura no puede causarle daño alguno. No acaricio acerca de él ninguna mira ambiciosa. No quisiera obtener su amor antes de haberlo merecido, e ignoro cómo merecerlo nunca. Sé que le amo en vano y lucho contra la esperanza. He vertido las aguas de mi amor en una criba horadada de mil agujeros, sin contar con que he de perderlas.
(William Shakespeare, A buen fin no hay mal principio)




Flores flotantes

NOBLE
Y si empieza a hablar, amontonaos presurosos en torno suyo y decidle del modo más humilde y respetuoso:
“¿Qué desea vuestra señoría?” Y al momento que uno de vosotros se le acerque con una aljofaina de plata llena de agua de rosas cubierta de otras flores deshojadas. Otro que lleve un jarro. Un tercero, una toalla toda brochada y que al ofrecérsela diga: “¿Le agradaría a vuestra señoría refrescarse las manos?”
(William Shakespeare, La fierecilla domada)


Kate Iredale, Añoranza




EL REY
-¡Dichosos celajes que tal suerte alcanzan!
Dignaos, resplandeciente luna, y lo mismo vosotras,
estrellas, quitar celajes y nubes y lucir con todo esplendor
ante nuestros ojos humedecidos.
ROSALINA
 –¡Vana petición! Implorad algo que valga la pena, pues poco es solicitar, cual solicitáis, el reflejo de la luna en el agua.
(William Shakespeare, Penas por amor perdidos)

Anuncios

12 comentarios en “Agua y Shakespeare

  1. Los vestidos cargados de agua, para hacer cieno.
    Las manos limpias por el agua, para hacer pan.
    Los labios, llenos de agua dulce, para hacer poesía.

    Muy buen post. Gracias por compartir. me encanta ese Manet. Un cordial saludo.

  2. Tal suerte alcanzan, y si empieza a hablar, pues bien confieso aquí: mis manos ya tienen tu color, si con tu magia, amado padre, estaba trepando para colgar las guirnaldas. Un abrazo

  3. Es increíble el trabajo que realizas, lo bien que le das sentido a la palabra de la semana, y los bellos textos que compartis.
    Un lujo realmente leer estas cosas, tan gigantes!
    Muchas gracias por estar una semana más.
    Un abrazo!

  4. Es un gusto (que a veces no me doy, por andar de apuros) leer y nutrirme con lo que nos regalas. Hoy me bebí todas las letras, y calmé mi sed gustosamente de unos buenos textos para comenzar el día)

    besos y gracias!

  5. Buen trabajo, Jenofonte. El agua ha inspirado en todos los tiempos y ha inundado páginas en la literatura. Tu muestra me ha gustado, sobre todo la última reseña por aquello de que el agua es capaz de contener la luna y ponerla al alcance de las manos.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s