Poetas japonesas

 Murasaki Shikibu (Dama Murasaki) (c. 978 – c. 1014 o 1025) fue una novelista y poeta japonesa,
autora de “El cuento de Genji”. Fue dama de honor en la corte del período Heian.

Por fin nos encontramos,
sólo para dejarte, huyendo,
porque no te pude reconocer,
con la luna escondida detrás de las nubes.

Fukuda Chiyo-ni (Kaga no Chiyo) (1703 – 1775) fue una poeta japonesa del período Edo. Se la considera una de las más grandes poetas de haiku. Comenzó a escribir haiku a los 7 años y a los 17 ya era famosa en todo Japón.


Gloria de la mañana
la verdad es que
la flor odia a la gente
 

Reunión estrellas
no se cúal de ellas
habla primero


Por sobre el agua
persiguiendo su sombra
va la libélula

Hashimoto Takako (1899 – 1963) Fue una poeta japonesa de haiku del período Showa. Escribió
también apasionados poemas de amor. También fue editora de la revista Shichiyo haiku (“siete días”).


Un lirio rojo
se rompió entre mis manos
el fuego ardiente

Cielo estrellado
las manzanas brillantes
se desparraman

 

Masajo Suzuki (1906-2003) fue una poeta japonesa, pero además fue una habil mujer de negocios y restauradora. Sus maestros de haiku fueron Kubota Mantaro and Anju Atsushi.


He robado un hombre
pero nunca una cosa de valor
Subo la persiana de bambú

Amor cumplido …
las luciérnagas esperan
la salida del sol

  

Izumi Shikibu (976?) fue una poeta japonesa de mediados del período Heian. Forma parte de Los
Treinta y seis Inmortales de la Poesía Medieval. Fue contemporánea de Murasaki Shikibu.

¿Cuántas cosas
pasaron por mi mente
durante toda la noche
mientras escuchaba el incesante
sonido de la lluvia golpeando mi ventana?

  

Imaizumi Sogetsuni (?-1804) fue una poeta japonesa, esposa del poeta Imaizumi Tsunemaru.

Divino misterio
sobre los budas de piedra
las hojas de otoño

El cielo se aclara
la luna y la nieve
el mismo color

Hayashi Keiko (1896 – 1989)

Cielo azul
el canto de los gorriones
dientes de león en flor
todos los días
es alegre mi primavera

Anuncios

Faros

Un faro es una torre que se encuentra en la costa o cerca de ella, en una isla o en un islote. Su objeto es servir de señalización a los navegantes para advertirles de la cercanía de la costa, de escollos peligrosos o de la entrada de alguna bahía.
Para eso tiene una fuente de luz potente que lo hace visible a gran distancia en la noche. También suelen contar con sirenas como señales auditivas para caso de haber mala visibilidad.
Su nombre proviene de la Isla de Pharos, frente al antiguo puerto de Alejandría, donde el arquitecto Sóstrato de Cnido construyó, por orden de Ptolomeo I, una gran torre que sirvió de guía a los navegantes durante 17 siglos y que fue considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

El Faro de Alejandría

En el lado derecho (del puerto de Alejandría) se encuentra la isla llamada Pharus, que está justo antes de la entrada, y soporta una gran torre, sobre la cual se ve un gran fuego visible para los que navegan hasta una distancia de trescientos estadios de ella. Así los barcos pueden anclar a cierta distancia durante la noche, por la dificultad de navegar más cerca.
(Flavio Josefo, Las guerras de los Judíos)

John Foster, Luz solitaria en la tormenta

Hace más de quince días que el mar y la tierra luchan ferozmente en el punto más tempestuoso del Pacífico Sur : el Faro Evangelistas, elevado y solitario islote que marca la entrada occidental del Estrecho de Magallanes, y sobre cuyo pelado lomo se levantan la torre del faro y su fanal como única luz y esperanza que tienen los marinos para escapar de las tormentas oceánicas.
(Francisco Coloane, La gallina de los huevos de luz)

 

Rita Palm, Faro

Aquí tienes la Isla de los Estados con su faro, que todos los huracanes no lograrían apagar. Los barcos lo verán a tiempo para rectificar su ruta, y guiándose por su claridad se librarán de caer en las rocas del cabo San Juan, de la Punta Diegos o de la punta Fallows, aun en las noches más obscuras… Nosotros somos los encargados de mantener el fuego, y lo mantendremos…
(Julio Verne, El faro del fin del mundo)

Richard Moore, Faro en Permaquid Point

Pero las casas se alejaban en direcciones opuestas, salieron al muelle, y se extendió la bahía ante su mirada; Mrs. Ramsay, ante el enorme cuadro de agua azul, no pudo evitar exclamar: «¡Ah, qué hermoso!» El blanco Faro, lejano, austero, se hallaba en medio; a la derecha, hasta donde alcanzaba la mirada, desvaídas e incesantes, con delicados pliegues, se veían las dunas de verde arena, con sus flores silvestres sobrevolándolas, que parecían correr perpetuamente hacia algún deshabitado país lunar.

(Virginia Woolf, Al faro)

 
El Guardián de la luz

En el brillante corazón de la noche,
la llameante linterna me rodea:
quedo en medio de la luz resplandeciente
Elevado por sobre el mar oscuro.
A lo lejos, el oleaje rompe y ruge
A lo largo de millas de sombría costa
iluminada por la luna,

Donde sobre las mareas las olas se desploman
y caen en una avalancha de espuma
y llevan a casa a las agitadas aguas
deshaciéndolas sobre las rompientes.

(Robert Louis Stevenson)

  

Lands End Cornwall

1 de enero de 1796. Hoy, mi primer día en el faro, anoto esta entrada en mi Diario, tal como acordé con De Grät. Mantendré el diario tan regularmente como pueda, aunque nunca se sabe lo que pueda sucederle a un hombre solo como yo; podría enfermar, o algo peor… ¡Hasta ahora todo va bien! El velero se salvó por poco, pero ¿por qué detenerme en eso, ya que estoy aquí, a salvo? Mi ánimo empieza a revivir, ante la sola idea de hallarme, por primera vez en mi vida, totalmente a solas;
(Edgar Allan Poe, El faro)

Pintoras finlandesas

Finlandia es un país nórdico situado en la región norte de Europa. Limita con Suecia, Noruega, Rusia y Estonia, pero ha recibido grandes influencias de Suecia debido a que formó parte de ese Estado durante seis siglos. Cuenta en su historia con un gran número de artistas, entre quienes destacan muchas pintoras, de las cuales esta es una selección arbitraria.
Eva Kristina Cederström (1909 – 1995) fue una pintora finlandesa. Estudió en la escuela Art Society, la Academia André Lhotessaa y la Academia Chaumiére de París. Fue profesora en la Escuela de Arte y en la Academia de Bellas Artes.
Eva Kristina Cederström, Casas junto al mar


Martta Maria Wendelin (1893 – 1986) fue una artista finlandesa. Se graduó de la escuela secundaria en 1910 en la escuela secundaria de Kotka y luego estudió en la Universidad de Helsink. Recibió clases particulares de Akseli Gallen-Kallela e hizo en Suecia e Italia.
Es conocida sobre todo por sus pinturas para portadas de revistas y como dibujante e ilustradora de cuentos de hadas.
(Martta Wendelin)
(Martta Wendelin)
Amélie Helga Lundahl (1850 – 1914) fue una pintora finlandesa. Estudió en la Academia de Bellas Artes en Helsinki, luego en la Academia de Arte y Diseño de Estocolmo y finalmente en Paris, en la Academia Julian. Regresó a Finlandia en 1889 donde fundó, junto con Victor Westerholm, la
“Önningebykolonin”, una colonia de Arte en las islas Åland.
Amelie Lundahl, Niña bretona

 

Leena Luostarinen, Baile en Venecia

Leena Estelle Luostarinen (1949 – 2013) fue una pintora finlandesa que trabajó durante más de cuarenta años. Es conocida por sus obras coloridas y misteriosas.

Helene Schjerfbeck, Zapatos de baile

Helene Schjerfbeck (1862 – 1946) es más famosa por sus obras de estilo realista y sus retratos que por sus paisajes y naturalezas muertas.
Aunque posteriormente cambió su estilo, en sus comienzos pintaba versiones melancólicas de realismo académico propio del siglo XIX.

Fanny Churberg (1845 Vaasa – 1892) fue una pintora finlandesa considerada una de las grandes maestras de su tiempo.

Fanny Churberg, Paisaje

Johanna Frosterus-Segerstråle, Niños jugando

Johanna (Hanna) Wilhelmina Frosterus-Segerstråle (1867 – 1946) fue una escritora y pintora finlandesa. Recibió una mención honorífica en la Exposición Universal de París en 1900.
Su producción literaria fue baja, pero su serie de libros infantiles publicados fueron populares en su tiempo.

(Maria Wiik)

Maria Catharina Wiik (1853 – 1928) fue una estimada pintora finlandesa, realizó una gran cantidad de retratos y pinturas muertas. Estudió en la Academia de Arte de Helsinki y en la Academia Julan de París. 

(Sirkka-Liisa Lonka)

Sirkka-Liisa Lonka (1943 -) es una pintora y artista gráfica finlandesa. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Finlandia.
 Es miembro honoraria de la Asociación de Artistas Kouvola, la Asociación de Artistas de la Amazonía, de Artistas de Nicaragua y de la Unión de Arte y Artesanía de Solentiname.

Tango II

El tango aparece en numerosas películas, ya sea como protagonista o como un episodio incidental.
Descontando las películas dedicadas al tango, hay varias en las que aparecen escenas de este baile, algunas más famosas que otras. Aquí hay una pequeña muestra:

Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1921),
Rodolfo Valentino y Beatrice Dominguez

 
Los cuatro jinetes del Apocalipsis” es una película del año 1921, basada en la novela del mismo nombre de Vicente Blasco Ibañez.
Es famosa la escena del tango.

Monsieur Verdoux (1947)

En la película “Monsieur Verdoux“, escrita, dirigida y protagonizada por Charles Chaplin, aparece una escena con un tango.
Desconozco el nombre de la pareja, pero es interesante que el tango fue escrito por el mismo Charles Chaplin.

Un baile en la casa Anju (1947)
Setsuko Hara y Masayuki Mori

Anjô-ke no butôkai” (“Un baile en la casa Anju“) es una película japonesa de 1947.
Atsuko Anjô está sumido en una profunda depresión, su hija Masahiko lo saca a bailar un tango, y con esa acción logra que su padre desista de suicidarse.

Nunca digas nunca jamás (1983)
Sean Connery y Kim Basinger

Nunca digas nunca jamás” es una especie de remake de la película “Thunderbolt“, y una más en la serie de James Bond.
Sean Connery (James Bond) baila un tango con Kim Bassinger (Dominó). Sean no es un gran bailarín de tango, pero mantiene su presencia.

Mentiras verdaderas (1994)
Arnold Schwarzenegger y Jamie Lee Curtis

Mentiras verdaderas” es una comedia muy estadounidense. La escena corresponde al final, cuando el matrimonio de agentes secretos, los Tasker, bailan un tango en medio de una misión.

Easy Virtue (2008)
Jessica Biel y Colin Firth

Easy virtue” (“Buenas costumbres“) es una película que muestra como encaja (o no encaja) un norteamericana muy moderna en una rancia familia británica.
En ella, la hermosa Jessica Biel y el siempre atractivo Colin Firth bailan un magnífico tango.

El amor y otros desastres (2006)
Britanny Murphy y Santiago Cabrera

El amor y otros desastres” es una comedia romántica nada especial, pero contiene una escena de tango.

El Conformista (1970),
Stefania Sandrelli  y Dominique Sanda

En “El conformista“, una película de Bernardo Bertolucci, hay una escena interesante por lo inusual, un tango bailado por dos mujeres, las hermosas Stefania Sandrelli y Dominique Sanda.

Le Tango Des Rashevski (2002)

Le tango des Rashevski” es una película belga que trata acerca de una familia judía que vive algunos conflictos generacionales y de adaptación. Desconozco el nombre de los actores que protagonizan la escena del tango.

Tango

El tango es a la vez un género musical y un tipo de danza. a fines del siglo XIX en la región del Río de la Plata y es el resultado de la fusión una gran cantidad de culturas, entre las que se incluyen la española, la italiana, la indígena y la criolla gauchesca.

Nació entre las clases pobres de las ciudades de Buenos Aires y Montevideo, y al principio fue rechazada por las clases más acomodadas debido a su implicaciones sensuales y al lenguaje que utilizaba, el lunfardo. Pero una vez que el tango llegó a París y se hizo popular allá, el tango se extendió a todas las clases sociales pero en la forma de tango de salón, más refinado que el tango canyengue, de estilo más provocativo. De ahí en adelante el tango se hizo practicamente universal, cruzando fronteras y atravesando mares.

Enrique Santos Discépolo definió el tango como “un pensamiento triste que se puede bailar“.
De hecho, las letras de los tangos son sumamente sentimentales y tienen como temas conceptos tales como la nostalgia, el fatalismo, el escepticismo, la tristeza, la melancolía, el paso del tiempo, el amor filial, la amistad, los amores perdidos y el fracaso de la relación entre un hombre y una mujer.

Leonid Afremov, Tango Clásico

La nostalgia es evidente en los tangos, nostalgia de la infancia,
nostalgia del barrio, nostalgia de la ciudad:
  
Nostalgia de barrio, no es solo nostalgia,
es toda la infancia jugueteando en él,
tras paredes toscas, entre los zaguanes,

cuando la inocencia reía en mi piel…
(Nostalgias de barrio, Mamone-Daiban)
 
Mi Buenos Aires querido
cuando yo te vuelva a ver,
no habrá más pena ni olvido.

(Mi Buenos Aires Querido, Gardel-Le Pera)

Otro salón de tango, Connie Cadwell

La difícil vida en los barrios marginales que acogían a los inmigrantes europeos, lleva al escepticismo y el fatalismo, la idea de que no hay manera de que las cosas mejoren.

Así aprendí que hay que fingir
para vivir decentemente;
que amor y fe mentiras son
y del dolor se ríe la gente…

(Madreselva, Canaro-Amadori)

Candi Sander Brown, Tango

La tristeza y la melancolía son sentimientos que dominan el ambiente oscuro en que se mueven los hombres, siempre víctimas, no solo del medio, sino también de las mujeres.

Sabe que es condición de varón el sufrir…
La mujer que yo quería con todo mi corazón
se me ha ido con un hombre que la supo seducir
y, aunque al irse mi alegría tras de ella se llevó,
no quisiera verla nunca… Que en la vida sea feliz
con el hombre que la tiene pa’ su bien… o qué sé yo.

(Sentimiento gaucho, Caruso-Canaro)

Mauro Moreno, Tango 2

Las relaciones entre hombres y mujeres están marcadas por el fracaso y esto ocurre normalmente porque el hombre es traicionado por la mujer.

Nada le debo a la vida,
nada le debo al amor:
aquélla me dio amargura
y el amor, una traición.

(Como abrazado a un rencor, Rossi-Podestá).

Porque todo aquel amor que por ella yo sentí
lo cortó de un solo tajo con el filo’e su traición…

(Sentimiento gaucho, Caruso-Canaro)

 

Leonid Afremov, Viejo tango

Aunque por lo general las mujeres son las culpables, de pronto aparecen por ahí algunas reivindicaciones, escaso pero necesario “mea culpa” masculino.

Después de todo. ¿Qué querés?
¿Por qué vos pretendés
que tengan corazón?
Si cuando te lo han dado,
tras de haberlo burlado,
lo dejaste tirado
aquí en el bodegón.

(Mujeres son mujeres, Gobbi-Camilloni)

Saba, Tango

Las mujeres son evidentemente las traidoras por definición, pero en cambio las madres, aunque son mujeres también, son distintas y muy santas dignas de veneración.

¡Madre hay una sola!…
Y aunque un día la olvidé
me enseñó al final la vida
que a ese amor hay que volver.

(Madre hay una sola, Bardi-de la Vega)

Autor desconocido, Tango

En cambio la amistad entre hombres sí que está llena de lealtad, hay una especie de confraternidad que los une.

Mi amigo es el hombre que frente a la vida
no juega una mala ni hace maldad.
Y a ese amigo derecho y cumplido
le brindo por bueno mi franca amistad.

(Amigos míos, Palma-Fernández)

Pol Ledent, Tango

El paso del tiempo es inexorable, y se refleja en los tangos profundamente nostálgicos
 
Volver, con la frente marchita,
las nieves del tiempo
platearon mi sien.
Sentir, que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra.

(Volver, Gardel-Le Pera)

 

Autor desconocido, Clase de tango

La muerte, finalmente, pone también su cuota de dolor y aparece también en los tangos, cuando la pérdida no es producida por un abandono y una tración, sino por algo más definitivo.

¡Por qué sus alas tan cruel quemó la vida!,
¡por qué esta mueca siniestra de la suerte!
Quise abrigarla y más pudo la muerte,
¡Cómo me duele y se ahonda mi herida!

(Sus ojos se cerraron, Gardel-Le Pera)

Cutty Sark

El Cutty Sark fue uno de los últimos veleros del tipo Clipper y también uno de los más rápidos.
Fue diseñado por el ingeniero naval Hercules Linton, construído en 1869 y botado al mar el 23 de noviembre de ese año. El Cutty Sark era lo máximo en desarrollo de veleros rápidos antes de que se hicieran dueños del mar los barcos de vapor.

En esa época estaba muy activo el comercio del té de la China, y los mayores beneficios los lograba el que llegaba con la primera carga de té de la temporada. Es por eso que se desarrolló la llamada “carrera del té”, en barcos y capitanes competían por llegar los primeros.
El Cutty Sark participó en la carrera del té durante ocho temporadas antes de que empezara la era del vapor a través del canal de Suez, que fue abierto el mismo año en que fue lanzado el Cutty Sark. Después, el velero cambió su actividad al transporte de lana desde Australia, manteniendo el record de velocidad en esa ruta durante diez años, el record era de 67 días.

Roger Chapelet, Cutty Sark

Un día avistamos un barco, solo un punto en el horizonte, a nuestra popa, y la forma en que se acercaba mostraba que era más rápido que el nuestro. “Trae consigo el viento” se dijo a bordo, y era la única conclusión que podiamos sacar de la forma como nos alcanzaba. En una pocas horas ya estaba a nuestro costado, y resultó ser el famoso clipper Cutty Sark, uno de los barcos más rápidos que existían. Nos pasó avanzando dos pasos por cada uno de los nuestros, y en poco tiempo estuvo por delante de nosotros.
(Relato de un marinero)

El Cutty Sark tenía una eslora de 85 metros, una manga de 11 metros y calaba 6,4 metros. El velamen, de velas cuadras, tenía una superficie de 2970 metros cuadrados, con el que podía conseguir una velocidad máxima de 17 nudos (31 km/h). Su tripulación constaba de 28 hombres.
La obra viva estaba construída con teca de la India y la obra muerta con olmo norteamericano.
 
La navegación podía tener momento muy emocionantes pero muy peligrosos también:

Paul Richardson, El Cutty Sark en la tormenta

Un poco al este de la longitud del Cabo fuimos favorecidos por un fuerte viento favorable, que puso a prueba todos los recursos de la nave y su tripulación. Las primeras rachas, con pesados  chubascos, subían del Suroeste, y amenazaron con llevarse nuestros mástiles, pero después se estabilizaron en forma de un huracán viniendo desde el oeste.
El Capitán Wallace estaba en su elemento ahora. Quedamos en ‘¡preparados!’ todo el tiempo, sin saber si los palos resistirían, pero los espléndidos aparejos y el equipo de velas del Cutty Sark resistieron las tensiones. Perdimos dos flamantes velas de juanete flamantes y una gavia delantera.
(Relato de un tripulante desconocido)

Actualmente el Cutty Sark es el único clipper existente y se mantiene como museo formando parte de la Flota Histórica Nacional.

El nombre del Cutty Sark hace referencia a la bruja Nannie Dee del poema Tam O’Shanter del poeta Robert Burns, Nanie Dee usaba un camisón (cutty sark) demasiado corto.

And roars out, “Weel done, Cutty-sark!”
And in an instant all was dark:

(Robert Burns)

Desde 1923, el nombre de Cutty Sark es usado por un famoso whisky escocés, fabricado por Edrignton de Glasgow, cuyas oficinas centrales se encuentran a menos de 16 lilómetros del lugar en el que nació el famoso clipper del mismo nombre.

También el escritor soviético Ivan Efremov escribió en 1943 un cuento llamado Cutty Sark, que se hizo popular en Rusia.

Frank Mason, El Cutty Sark a toda vela

Miren, – dijo el capitán, acercándose a la mesa y poniendo el libro sobre el mantel. La portada no era muy especial, representaba un velero, saltando sobre las olas, a toda vela. Su proa casi oculta por la espuma, se mostraba de frente al espectador.
Para nosotros, el velero no tenía nada de particular; aunque era notable el contraste entre el bajo casco de color negro y la cantidad excesiva de velas blancas.
– Este es el “Cutty Sark”, – explicó brevemente el propietario, a lo que siguió un silencio desconcertado.
El capitán nos miró y sonrió con tristeza.

(Ivan Efremov, Cutty Sark)

Mujeres (de armas tomar)

Enarbolando el bastón de guerra de su hermano por sobre la cabeza, e inclinándose hacia adelante al cargar, Tashenamani se veía tan hermosa como un pájaro. Siempre que una mujer cargaba en la batalla, los guerreros competían entre ellos en demostrar su valor.
(Lluvia-en-la-cara, guerrero lakota narrando la batalla de Greasy Grass)

Jhalkari bai

Jhalkari bai (22 de noviembre de 1830 – 1858) fue una militar india que tuvo un importante papel en la rebelión de 1857, durante la batalla de Jhansi.
Comenzó su carrera como soldado en el Ejército de Mujeres de la reina Laxmi bai, de ahí ascendió hasta llegar al puesto de consejera de la reina. En la batalla de Jhansi se disfrazó como la reina y luchó hasta que esta pudo escapar a un sitio seguro.
Ultimamente el nombre de Jhalkari bai, ha tomado importancia en la zona norte de la India, donde se le considera uno de los símbolos del orgullo y el honor de los Dalit (uno de las casta inferiores de la India).

Aprovechando la efeméride, presento aquí a otras mujeres guerreras 
pertenecientes a diferentes culturas y períodos históricos.

Boadicea

 

Boadicea (murió el 60 o 61 a. de C.), fue una reina de la tribu británica de los Icenios. Tomó el liderazgo de la tribu a la muerte de su esposo Prasutagus y lideró la rebelión contra las fuerzas del Imperio Romano que se había anexado su reino.

Hervor

Hervor (¿?) fue una skjaldmær (doncella guerrera), hija del héroe nórdico Angantyr y su esposa Svafa.
Hervor demostró que estaba menos dotada para las labores domésticas que para las tareas masculinas y aprendió a manejar el arco, blandir la espada y cabalgar con facilidad. Vestida de hombre y bajo el nombre masculino de Hjörvard se dedicó a la guerra y el pillaje.

 

Tomoe Gozen

Tomoe Gozen (1157?–1247), fue una onna bugeisha (mujer guerrera) japonesa de fines del siglo XII. Se hizo muy famosa por su valor y destreza. Se cree que peleó en la Guerra de Genpei (1180.1185) a la cual sobrevivió. El Cuento de Heike la describe como: especialmente hermosa, de piel blanca, largos cabellos y formas encantadoras. Fuerte arquera y excelente espadachina. Se equipaba con armadura pesada, espada y arco.

Juana de Arco

Juana de Arco (c. 1412 – 30 May 1431), apodada “La doncella de Orleans“, es considerada heroína de Francia y Santa en la Iglesia Católica. Nació de una familia humilde y, después de haber tenido visiones proféticas, se puso al servicio del futuro Carlos VII en la Guerra de los Cien Años. Capturada por los borgoñones fue condenada a muerte en la hoguera.

Se-Dong-Hong-Beh

Seh-Dong-Hong-Beh (¿?) fue una lider del Ejército de Mujeres del rey de Dahomey. El rey Agaja estableció una guardia real de mujeres armadas con mosquetes. Posteriormente elevó la guardia a la categoría de milicia y la usó para derrotar al reino vecino de Savi en 1727. En 1851, Seh-Dong-Hong-Beh lideró un ejército completamente femenino de 6.000 guerreras contra la fortaleza de Abeokuta en la actual Nigeria.

Yanitza

Tringë Smajl Martini Ivezaj (1880–1917), conocida en occidente como Yanitza, fue una guerrillera. Era una burrnesha (mujer que hacía voto de castidad y vestía como hombre). Desarrolló sus actividades rebeldes hasta la declaración de la independencia de Albania en 1912.
albanesa que luchó contra el Imperio Otomano. Era hija de Smajl Martini, lider de la tribu Grudë, cuyo asentamiento estaba en el sureste de Montenegro.

Gatos y poesía

Mefistófeles casero 
está tumbado al sol. 

Estatuilla egipcia ¿s,VI-III? a.de C.

Es un gato elegante con gesto de león, 
bien educado y bueno, 
si bien algo burlón. 
Es muy músico; entiende 
a Debussy, más no 
le gusta Beethoven. 
Mi gato paseó 
de noche en el teclado, 
¡Oh, que satisfacción 
de su alma! Debussy 
fue un gato filarmónico en su vida anterior. 
Este genial francés comprendió la belleza 
del acorde gatuno sobre el teclado. Son 
acordes modernos de agua turbia de sombra 
(yo gato lo entiendo). 
Irritan al burgués: ¡Admirable misión! 
Francia admira a los gatos. Verlaine fue casi un gato 
feo y semicatólico, huraño y juguetón, 
que maullaba celeste a una luna invisible, 
lamido (?) por las moscas y quemado de alcohol. 
Francia quiere a los gatos como España al torero. 
Como Rusia a la noche, como China al dragón. 
El gato es inquietante, no es de este mundo. Tiene . 
el enorme prestigio de haber sido ya Dios.
(Federico García Lorca)

Vadim Borovikh, Gato cazador

No son más silenciosos los espejos 
ni más furtiva el alba aventurera; 
eres, bajo la luna, esa pantera 
que nos es dado divisar de lejos. 
Por obra indescifrable de un decreto 
divino, te buscamos vanamente; 
más remoto que el Ganges y el poniente, 
tuya es la soledad, tuyo el secreto. 
Tu lomo condesciende a la morosa 
caricia de mi mano. Has admitido, 
desde esa eternidad que ya es olvido, 
el amor de la mano recelosa. 
En otro tiempo estás. Eres el dueño 
de un ámbito cerrado como un sueño.
(Jorge Luis Borges)

Ven, mi hermoso gato, cabe mi corazón amoroso;

Paul Jenkins, Gato

retén las garras de tu pata,
y déjame sumergir en tus bellos ojos,
mezclados de metal y de ágata.
Cuando mis dedos acarician complacidos
tu cabeza y tu lomo elástico,
y mi mano se embriaga con el placer
de palpar tu cuerpo eléctrico,
veo a mi mujer en espíritu. Su mirada,
como la tuya, amable bestia,
profunda y fría, corta y hiende como un dardo,
y, de los pies hasta la cabeza,
un aire sutil, un peligroso perfume,
flotan alrededor de su cuerpo moreno.
(Charles Baudelaire)

Familia de gatos en la ciudad de Kuching, Malaysia

Ponerle nombre a un gato es harto complicado, desde luego no es un juego para los muy simplones.
Pueden pensar ustedes que estoy algo chiflado cuando digo que al menos ha de tener tres nombres.
Lo primero es el nombre que le damos a diario;
como Pedro, Alonso, Augusto o Don Bigote;
Como Víctor o Jorge o el simpático Paco.
Todos ellos son nombres bastante razonables.
Los hay más bonitos y que suenan mejor
para las damas y los caballeros,
como Admetus, Electra, Démeter, o Platón,
pero todos son nombres demasiado discretos.


Estatua de gato en Kuching, Malaysia

Y un gato ha de tener uno más especial,
que sea peculiar, algo más digno.
¿Cómo, si no, va a alzar su rabo vertical
o atusar sus bigotes y mantenerse altivo?
De nombres de este tipo os puedo dar un quórum
como son Mankostrop, Quoricopat o Qaxo,
también Bamboliurina o, si no, Yellylorum,
son nombres que jamás compartirán dos gatos.
Pero a pesar de todo, nos queda un nombre más,
y ése es el que tú nunca podrás adivinar,
el nombre que los hombres jamás encontrarán.
Que sólo el gato sabe y no confesará.
Si un gato ves en meditación,
el motivo nunca te asombre.
Su mente está en contemplación
de la Idea Una de su nombre.
Su inefable, efable,
efainefable,
único, oscuro, inescrutable Nombre.
(T. S. Elliot)

Butler and Peach, Gato sentado

Morir, eso no se le hace a un gato.
Porque qué puede hacer un gato
en un piso vacío.
Trepar por las paredes.
Restregarse entre los muebles.
Parece que nada ha cambiado
y, sin embargo, ha cambiado.
Que nada se ha movido,
pero está descolocado.
Y por la noche la lámpara ya no se enciende.
Se oyen pasos en la escalera,
pero no son ésos.
La mano que pone el pescado en el plato
tampoco es aquella que lo ponía.
Hay algo aquí que no empieza
a la hora de siempre.
Hay algo que no ocurre
como debería.
Aquí había alguien que estaba y estaba,
que de repente se fue

Nick Mackman, Gato

e insistentemente no está.
Se ha buscado en todos los armarios.
Se ha recorrido la estantería.
Se ha husmeado debajo de la alfombra y se ha mirado.
Incluso se ha roto la prohibición
y se han desparramado los papeles.
Qué más se puede hacer.
Dormir y esperar.
Ya verá cuando regrese,
ya verá cuando aparezca.
Se va a enterar
de que eso no se le puede hacer a un gato.
Irá hacia él
como si no quisiera,
despacito,
con las patas muy ofendidas.
Y nada de saltos ni maullidos al principio.
(Wislawa Szymborska)

Pintoras de los Balcanes

El mosaico de nacionalidades de la península de los Balcanes también cuenta con sus representantes en la pintura.
Las siguientes representantes de esa zona geográfica pertenecen además al género femenino:

(Zuzana Chalupová)

Zuzana Chalupová (1925–2001) fue una pintora servia de estilo ingenuo. Aunque era de origen eslovaco nació y vivió en el pueblo de Kovačica, Serbia. Sus pinturas recuerdan la s pinturas infantiles y las ilustraciones de cuentos de hadas. Su legado creativo consiste en más de 1.000 pinturas.

Irena Kazazic, Zapatos I





Irena Kazazić (1972) es una pintora y escritora eslovena de ascendencia servia. Se graduó en el Colegio de Artes Visuales de Ljubljana, Eslovenia. Son características de sus obras las pinturas de piernas humanas con zapatos. Su inspiración es el Pop Art de los años ’80.

Ljubinka Jovanovic, Tríptico



Ljubinka Jovanović (Belgrado, 1922) es una pintora servia que vive y trabaja en Paris y en Belgrado. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Belgrado.
Perteneció a los grupos “Zadar” y “Eleven” y comenzó a exibir sus pnturas en 1951.

Suzana Stojanovic, Tentaciones





Suzana Stojanović Suza (1969) es una pintora servia de estilo hiperrealista. Nació en Vranje, en el sur de Servia.Ha ganado numerosos premios y el reconocimiento general en el área de la pintura “foto-realista”.

Suzana Stojanovic, Amistad










    
Milena Pavlovic-Barili, Die Dame






Milena Pavlović-Barili (1909 – 1945) fue una pintora y poeta servia. Estudió en la Real Escuela de Arte de Belgrado y en Munich, Alemania. Vivió en España, Italia, Francia e Inglaterra. Su trabajo es variado, como retratos, interpretaciones de historias bíblicas, sueños, ángeles y arlequines.

(Vera Nikolic Podrinska)



Vera Nikolić Podrinska (1886 – 1972) fue una baronesa y pintora croata. Estudió pintura con Oton Ivekovic, Andre Lhote y Leo Junek.
En 1957 escribió un libro de viajes, “De Zagreb a Bangkok”.

Ekaterina Savova-Nenova, Retrato








Ekaterina Savova-Nenova (1901–1980) fue una pintora búlgara, nació en Sofia y estudió en la Academia de Artes de su ciudad. Perteneció a la Unión de Artístas Búlgaros.

Alma Redlinger, Mujer con sombrero negro

Alma Redlinger (1924) es una pintora e ilustradora rumana. Estudió en la Academia del Arte Libre y en la Academia de Arte Guguianu. Su maestro fue el pintor M. H. Maxy.

Ivana Kobilca, Planchadoras







Ivana Kobilca (1861– 1926) es la más prominente pintora eslovena. Su pintura es realista y estudió en Viena, Munich, Paris, Sarajevo, Berlin y Ljubljana. La mayoría de sus pinturas son en óleo y pastel e incluyen retratos, escenas domésticas, naturalezas muertas y cuadros religiosos.

Las arenas del infinito

Danae Stratou, Respiración en el desierto

Hamlet.- 
¡Dios santo! 
Encerrado en una cáscara de nuez 
me tendría por rey del espacio infinito, 
si no fuera porque tengo malos sueños.
Guildenstern.- 
Sueños que son ambición, 
pues la esencia del ambicioso 
es la sombra de un sueño.
Hamlet.- 
Y un sueño es una sombra.
(William Shakespeare, Hamlet)

Charles River Step Sculpture

Moscatel: 
Pues yo haré que los entiendas.
Don Alonso, mi señor,
te vio, Inés, y a Dios pluguiera
que antes cegase, aunque yo
el mozo de ciego fuera.
Vióte, Inés, ¡ay Dios!, y al verte
fue precisa consecuencia
quererte; no tanto, Inés,
por tu infinita belleza,
como por su amor finito,
que eres, al fin, cara nueva.
(Calderón de la Barca, No hay burlas con el amor)

Jim Denevan, Sand Art

Cyrano.-  
¿Qué es un beso, al fin y al cabo,
sino un juramento hecho poco más cerca, 
una promesa más precisa, 
una confesión que necesita confirmarse, 
la culminación del amor, 
un secreto que tiene la boca por oído, 
un instante infinito que provoca 
un zumbido de abeja, 
una comunión con gusto a flor, 
una forma de respirar por un momento 
el corazón del otro y de gustar, 
por medio de los labios, el alma del amado?
(Edmond Rostand, Cyrano de Bergerac)

Nazca



Wangel. (Con resignación dolorosa). 
-¡Lo veo, Ellida! 
Cada vez te alejas más de mí. 
El deseo de lo infinito, del ideal irrealizable, 
concluirá por sumergir tu alma 
en las profundidades sombrías de la noche.
(Erik Ibsen, La dama del mar)

Dunas en Namibia

Ricardo.
. . . y si se pudieran poner las obligaciones que como discreta debe de pensar que me tiene, desde aquí las borro, las cancelo y doy por ningunas; y así, de lo dicho me desdigo, y no doy a Cornelio nada, pues no puedo; sólo confirmo la manda de mi hacienda hecha a Leonisa, sin querer otra recompensa sino que tenga por verdaderos mis honestos pensamientos, y que crea dellos que nunca se encaminaron ni miraron a otro punto que el que pide su incomparable honestidad, su grande valor e infinita hermosura. 
(Miguel de Cervantes, El amante liberal)