Las arenas del infinito

Danae Stratou, Respiración en el desierto

Hamlet.- 
¡Dios santo! 
Encerrado en una cáscara de nuez 
me tendría por rey del espacio infinito, 
si no fuera porque tengo malos sueños.
Guildenstern.- 
Sueños que son ambición, 
pues la esencia del ambicioso 
es la sombra de un sueño.
Hamlet.- 
Y un sueño es una sombra.
(William Shakespeare, Hamlet)

Charles River Step Sculpture

Moscatel: 
Pues yo haré que los entiendas.
Don Alonso, mi señor,
te vio, Inés, y a Dios pluguiera
que antes cegase, aunque yo
el mozo de ciego fuera.
Vióte, Inés, ¡ay Dios!, y al verte
fue precisa consecuencia
quererte; no tanto, Inés,
por tu infinita belleza,
como por su amor finito,
que eres, al fin, cara nueva.
(Calderón de la Barca, No hay burlas con el amor)

Jim Denevan, Sand Art

Cyrano.-  
¿Qué es un beso, al fin y al cabo,
sino un juramento hecho poco más cerca, 
una promesa más precisa, 
una confesión que necesita confirmarse, 
la culminación del amor, 
un secreto que tiene la boca por oído, 
un instante infinito que provoca 
un zumbido de abeja, 
una comunión con gusto a flor, 
una forma de respirar por un momento 
el corazón del otro y de gustar, 
por medio de los labios, el alma del amado?
(Edmond Rostand, Cyrano de Bergerac)

Nazca



Wangel. (Con resignación dolorosa). 
-¡Lo veo, Ellida! 
Cada vez te alejas más de mí. 
El deseo de lo infinito, del ideal irrealizable, 
concluirá por sumergir tu alma 
en las profundidades sombrías de la noche.
(Erik Ibsen, La dama del mar)

Dunas en Namibia

Ricardo.
. . . y si se pudieran poner las obligaciones que como discreta debe de pensar que me tiene, desde aquí las borro, las cancelo y doy por ningunas; y así, de lo dicho me desdigo, y no doy a Cornelio nada, pues no puedo; sólo confirmo la manda de mi hacienda hecha a Leonisa, sin querer otra recompensa sino que tenga por verdaderos mis honestos pensamientos, y que crea dellos que nunca se encaminaron ni miraron a otro punto que el que pide su incomparable honestidad, su grande valor e infinita hermosura. 
(Miguel de Cervantes, El amante liberal)

Anuncios

14 comentarios en “Las arenas del infinito

  1. Qué linda sorpresa!!! Doble aporte!!!
    Qué decir? Es un lujo leer tus selecciones, y en esta imposible elegir solamente un texto.
    Preciosas imágenes, preciosos versos!
    Gracias!!! Un abrazo!

  2. Como granos de arena
    los instantes pasan
    dejando granos de trigo
    que nos acompañan.

    Bellas fotos, buenos textos, grane post, de arena en la mirada. Un cordial saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s