Faros

Un faro es una torre que se encuentra en la costa o cerca de ella, en una isla o en un islote. Su objeto es servir de señalización a los navegantes para advertirles de la cercanía de la costa, de escollos peligrosos o de la entrada de alguna bahía.
Para eso tiene una fuente de luz potente que lo hace visible a gran distancia en la noche. También suelen contar con sirenas como señales auditivas para caso de haber mala visibilidad.
Su nombre proviene de la Isla de Pharos, frente al antiguo puerto de Alejandría, donde el arquitecto Sóstrato de Cnido construyó, por orden de Ptolomeo I, una gran torre que sirvió de guía a los navegantes durante 17 siglos y que fue considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

El Faro de Alejandría

En el lado derecho (del puerto de Alejandría) se encuentra la isla llamada Pharus, que está justo antes de la entrada, y soporta una gran torre, sobre la cual se ve un gran fuego visible para los que navegan hasta una distancia de trescientos estadios de ella. Así los barcos pueden anclar a cierta distancia durante la noche, por la dificultad de navegar más cerca.
(Flavio Josefo, Las guerras de los Judíos)

John Foster, Luz solitaria en la tormenta

Hace más de quince días que el mar y la tierra luchan ferozmente en el punto más tempestuoso del Pacífico Sur : el Faro Evangelistas, elevado y solitario islote que marca la entrada occidental del Estrecho de Magallanes, y sobre cuyo pelado lomo se levantan la torre del faro y su fanal como única luz y esperanza que tienen los marinos para escapar de las tormentas oceánicas.
(Francisco Coloane, La gallina de los huevos de luz)

 

Rita Palm, Faro

Aquí tienes la Isla de los Estados con su faro, que todos los huracanes no lograrían apagar. Los barcos lo verán a tiempo para rectificar su ruta, y guiándose por su claridad se librarán de caer en las rocas del cabo San Juan, de la Punta Diegos o de la punta Fallows, aun en las noches más obscuras… Nosotros somos los encargados de mantener el fuego, y lo mantendremos…
(Julio Verne, El faro del fin del mundo)

Richard Moore, Faro en Permaquid Point

Pero las casas se alejaban en direcciones opuestas, salieron al muelle, y se extendió la bahía ante su mirada; Mrs. Ramsay, ante el enorme cuadro de agua azul, no pudo evitar exclamar: «¡Ah, qué hermoso!» El blanco Faro, lejano, austero, se hallaba en medio; a la derecha, hasta donde alcanzaba la mirada, desvaídas e incesantes, con delicados pliegues, se veían las dunas de verde arena, con sus flores silvestres sobrevolándolas, que parecían correr perpetuamente hacia algún deshabitado país lunar.

(Virginia Woolf, Al faro)

 
El Guardián de la luz

En el brillante corazón de la noche,
la llameante linterna me rodea:
quedo en medio de la luz resplandeciente
Elevado por sobre el mar oscuro.
A lo lejos, el oleaje rompe y ruge
A lo largo de millas de sombría costa
iluminada por la luna,

Donde sobre las mareas las olas se desploman
y caen en una avalancha de espuma
y llevan a casa a las agitadas aguas
deshaciéndolas sobre las rompientes.

(Robert Louis Stevenson)

  

Lands End Cornwall

1 de enero de 1796. Hoy, mi primer día en el faro, anoto esta entrada en mi Diario, tal como acordé con De Grät. Mantendré el diario tan regularmente como pueda, aunque nunca se sabe lo que pueda sucederle a un hombre solo como yo; podría enfermar, o algo peor… ¡Hasta ahora todo va bien! El velero se salvó por poco, pero ¿por qué detenerme en eso, ya que estoy aquí, a salvo? Mi ánimo empieza a revivir, ante la sola idea de hallarme, por primera vez en mi vida, totalmente a solas;
(Edgar Allan Poe, El faro)

Anuncios

4 comentarios en “Faros

  1. Para mí los faros tienen un gran significado, quizás no tanto como para nuestra amiga Leonor,, pero muy significativo, así es que te agradezco esta entrada.

  2. Tengo alma muy marinera, y quizá por ello siempre me han atraído los faros. Ahora he leido que con los automatismos hay alguno que alquilan para fin de semana. Recuerdo una noche en un hotel del norte, que a cada giro, no se ya ni por donde, me entraba la luz del faro en el cuarto.

  3. Así es, hay faros que están abandonados, otros sirven de hoteles, y hasta de columbarios. Algunos sobreviven todavía como monumentos de la lucha del hombre contra el mar.

  4. Hay quienes han vivido en un faro, otros jamás han visto uno. Es decir que para algunos tienen un gran significado y a otros no les dicen nada. Pero si uno ve una imagen puede darse cuenta de que imponen su presencia en el paisaje de la costa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s