Gatos y poesía

Mefistófeles casero 
está tumbado al sol. 

Estatuilla egipcia ¿s,VI-III? a.de C.

Es un gato elegante con gesto de león, 
bien educado y bueno, 
si bien algo burlón. 
Es muy músico; entiende 
a Debussy, más no 
le gusta Beethoven. 
Mi gato paseó 
de noche en el teclado, 
¡Oh, que satisfacción 
de su alma! Debussy 
fue un gato filarmónico en su vida anterior. 
Este genial francés comprendió la belleza 
del acorde gatuno sobre el teclado. Son 
acordes modernos de agua turbia de sombra 
(yo gato lo entiendo). 
Irritan al burgués: ¡Admirable misión! 
Francia admira a los gatos. Verlaine fue casi un gato 
feo y semicatólico, huraño y juguetón, 
que maullaba celeste a una luna invisible, 
lamido (?) por las moscas y quemado de alcohol. 
Francia quiere a los gatos como España al torero. 
Como Rusia a la noche, como China al dragón. 
El gato es inquietante, no es de este mundo. Tiene . 
el enorme prestigio de haber sido ya Dios.
(Federico García Lorca)

Vadim Borovikh, Gato cazador

No son más silenciosos los espejos 
ni más furtiva el alba aventurera; 
eres, bajo la luna, esa pantera 
que nos es dado divisar de lejos. 
Por obra indescifrable de un decreto 
divino, te buscamos vanamente; 
más remoto que el Ganges y el poniente, 
tuya es la soledad, tuyo el secreto. 
Tu lomo condesciende a la morosa 
caricia de mi mano. Has admitido, 
desde esa eternidad que ya es olvido, 
el amor de la mano recelosa. 
En otro tiempo estás. Eres el dueño 
de un ámbito cerrado como un sueño.
(Jorge Luis Borges)

Ven, mi hermoso gato, cabe mi corazón amoroso;

Paul Jenkins, Gato

retén las garras de tu pata,
y déjame sumergir en tus bellos ojos,
mezclados de metal y de ágata.
Cuando mis dedos acarician complacidos
tu cabeza y tu lomo elástico,
y mi mano se embriaga con el placer
de palpar tu cuerpo eléctrico,
veo a mi mujer en espíritu. Su mirada,
como la tuya, amable bestia,
profunda y fría, corta y hiende como un dardo,
y, de los pies hasta la cabeza,
un aire sutil, un peligroso perfume,
flotan alrededor de su cuerpo moreno.
(Charles Baudelaire)

Familia de gatos en la ciudad de Kuching, Malaysia

Ponerle nombre a un gato es harto complicado, desde luego no es un juego para los muy simplones.
Pueden pensar ustedes que estoy algo chiflado cuando digo que al menos ha de tener tres nombres.
Lo primero es el nombre que le damos a diario;
como Pedro, Alonso, Augusto o Don Bigote;
Como Víctor o Jorge o el simpático Paco.
Todos ellos son nombres bastante razonables.
Los hay más bonitos y que suenan mejor
para las damas y los caballeros,
como Admetus, Electra, Démeter, o Platón,
pero todos son nombres demasiado discretos.


Estatua de gato en Kuching, Malaysia

Y un gato ha de tener uno más especial,
que sea peculiar, algo más digno.
¿Cómo, si no, va a alzar su rabo vertical
o atusar sus bigotes y mantenerse altivo?
De nombres de este tipo os puedo dar un quórum
como son Mankostrop, Quoricopat o Qaxo,
también Bamboliurina o, si no, Yellylorum,
son nombres que jamás compartirán dos gatos.
Pero a pesar de todo, nos queda un nombre más,
y ése es el que tú nunca podrás adivinar,
el nombre que los hombres jamás encontrarán.
Que sólo el gato sabe y no confesará.
Si un gato ves en meditación,
el motivo nunca te asombre.
Su mente está en contemplación
de la Idea Una de su nombre.
Su inefable, efable,
efainefable,
único, oscuro, inescrutable Nombre.
(T. S. Elliot)

Butler and Peach, Gato sentado

Morir, eso no se le hace a un gato.
Porque qué puede hacer un gato
en un piso vacío.
Trepar por las paredes.
Restregarse entre los muebles.
Parece que nada ha cambiado
y, sin embargo, ha cambiado.
Que nada se ha movido,
pero está descolocado.
Y por la noche la lámpara ya no se enciende.
Se oyen pasos en la escalera,
pero no son ésos.
La mano que pone el pescado en el plato
tampoco es aquella que lo ponía.
Hay algo aquí que no empieza
a la hora de siempre.
Hay algo que no ocurre
como debería.
Aquí había alguien que estaba y estaba,
que de repente se fue

Nick Mackman, Gato

e insistentemente no está.
Se ha buscado en todos los armarios.
Se ha recorrido la estantería.
Se ha husmeado debajo de la alfombra y se ha mirado.
Incluso se ha roto la prohibición
y se han desparramado los papeles.
Qué más se puede hacer.
Dormir y esperar.
Ya verá cuando regrese,
ya verá cuando aparezca.
Se va a enterar
de que eso no se le puede hacer a un gato.
Irá hacia él
como si no quisiera,
despacito,
con las patas muy ofendidas.
Y nada de saltos ni maullidos al principio.
(Wislawa Szymborska)

Anuncios

Pintoras de los Balcanes

El mosaico de nacionalidades de la península de los Balcanes también cuenta con sus representantes en la pintura.
Las siguientes representantes de esa zona geográfica pertenecen además al género femenino:

(Zuzana Chalupová)

Zuzana Chalupová (1925–2001) fue una pintora servia de estilo ingenuo. Aunque era de origen eslovaco nació y vivió en el pueblo de Kovačica, Serbia. Sus pinturas recuerdan la s pinturas infantiles y las ilustraciones de cuentos de hadas. Su legado creativo consiste en más de 1.000 pinturas.

Irena Kazazic, Zapatos I





Irena Kazazić (1972) es una pintora y escritora eslovena de ascendencia servia. Se graduó en el Colegio de Artes Visuales de Ljubljana, Eslovenia. Son características de sus obras las pinturas de piernas humanas con zapatos. Su inspiración es el Pop Art de los años ’80.

Ljubinka Jovanovic, Tríptico



Ljubinka Jovanović (Belgrado, 1922) es una pintora servia que vive y trabaja en Paris y en Belgrado. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Belgrado.
Perteneció a los grupos “Zadar” y “Eleven” y comenzó a exibir sus pnturas en 1951.

Suzana Stojanovic, Tentaciones





Suzana Stojanović Suza (1969) es una pintora servia de estilo hiperrealista. Nació en Vranje, en el sur de Servia.Ha ganado numerosos premios y el reconocimiento general en el área de la pintura “foto-realista”.

Suzana Stojanovic, Amistad










    
Milena Pavlovic-Barili, Die Dame






Milena Pavlović-Barili (1909 – 1945) fue una pintora y poeta servia. Estudió en la Real Escuela de Arte de Belgrado y en Munich, Alemania. Vivió en España, Italia, Francia e Inglaterra. Su trabajo es variado, como retratos, interpretaciones de historias bíblicas, sueños, ángeles y arlequines.

(Vera Nikolic Podrinska)



Vera Nikolić Podrinska (1886 – 1972) fue una baronesa y pintora croata. Estudió pintura con Oton Ivekovic, Andre Lhote y Leo Junek.
En 1957 escribió un libro de viajes, “De Zagreb a Bangkok”.

Ekaterina Savova-Nenova, Retrato








Ekaterina Savova-Nenova (1901–1980) fue una pintora búlgara, nació en Sofia y estudió en la Academia de Artes de su ciudad. Perteneció a la Unión de Artístas Búlgaros.

Alma Redlinger, Mujer con sombrero negro

Alma Redlinger (1924) es una pintora e ilustradora rumana. Estudió en la Academia del Arte Libre y en la Academia de Arte Guguianu. Su maestro fue el pintor M. H. Maxy.

Ivana Kobilca, Planchadoras







Ivana Kobilca (1861– 1926) es la más prominente pintora eslovena. Su pintura es realista y estudió en Viena, Munich, Paris, Sarajevo, Berlin y Ljubljana. La mayoría de sus pinturas son en óleo y pastel e incluyen retratos, escenas domésticas, naturalezas muertas y cuadros religiosos.

Las arenas del infinito

Danae Stratou, Respiración en el desierto

Hamlet.- 
¡Dios santo! 
Encerrado en una cáscara de nuez 
me tendría por rey del espacio infinito, 
si no fuera porque tengo malos sueños.
Guildenstern.- 
Sueños que son ambición, 
pues la esencia del ambicioso 
es la sombra de un sueño.
Hamlet.- 
Y un sueño es una sombra.
(William Shakespeare, Hamlet)

Charles River Step Sculpture

Moscatel: 
Pues yo haré que los entiendas.
Don Alonso, mi señor,
te vio, Inés, y a Dios pluguiera
que antes cegase, aunque yo
el mozo de ciego fuera.
Vióte, Inés, ¡ay Dios!, y al verte
fue precisa consecuencia
quererte; no tanto, Inés,
por tu infinita belleza,
como por su amor finito,
que eres, al fin, cara nueva.
(Calderón de la Barca, No hay burlas con el amor)

Jim Denevan, Sand Art

Cyrano.-  
¿Qué es un beso, al fin y al cabo,
sino un juramento hecho poco más cerca, 
una promesa más precisa, 
una confesión que necesita confirmarse, 
la culminación del amor, 
un secreto que tiene la boca por oído, 
un instante infinito que provoca 
un zumbido de abeja, 
una comunión con gusto a flor, 
una forma de respirar por un momento 
el corazón del otro y de gustar, 
por medio de los labios, el alma del amado?
(Edmond Rostand, Cyrano de Bergerac)

Nazca



Wangel. (Con resignación dolorosa). 
-¡Lo veo, Ellida! 
Cada vez te alejas más de mí. 
El deseo de lo infinito, del ideal irrealizable, 
concluirá por sumergir tu alma 
en las profundidades sombrías de la noche.
(Erik Ibsen, La dama del mar)

Dunas en Namibia

Ricardo.
. . . y si se pudieran poner las obligaciones que como discreta debe de pensar que me tiene, desde aquí las borro, las cancelo y doy por ningunas; y así, de lo dicho me desdigo, y no doy a Cornelio nada, pues no puedo; sólo confirmo la manda de mi hacienda hecha a Leonisa, sin querer otra recompensa sino que tenga por verdaderos mis honestos pensamientos, y que crea dellos que nunca se encaminaron ni miraron a otro punto que el que pide su incomparable honestidad, su grande valor e infinita hermosura. 
(Miguel de Cervantes, El amante liberal)

Infinito

Amé siempre esta colina,

Gregory Young, Transición al Infinito

y el cerco que me impide ver
más allá del horizonte.
Mirando a lo lejos los espacios ilimitados,
los sobrehumanos silencios 
y su profunda quietud,
me encuentro con mis pensamientos,
y mi corazón no se asusta.
Escucho los silbidos del viento 
sobre los campos,
y en medio del infinito silencio tanteo mi voz:
me subyuga lo eterno, las estaciones muertas,
la realidad presente y todos sus sonidos.
Así, a través de esta inmensidad se ahoga mi pensamiento: 
y naufrago dulcemente en este mar.
(Giacomo Leopardi)

Stella Dunkley, Azul infinito


Para ver el mundo en un grano de arena,
Y el Cielo en una flor silvestre,
Abarca el infinito en la palma de tu mano
Y la eternidad en una hora.
Aquel que se liga a una alegría
Hace esfumar el fluir de la vida;
Aquél quien besa la joya 
cuando esta cruza su camino
Vive en el amanecer de la eternidad.
(William Blake)

¿?, Camino al infinito

¡Qué importa un día! Está el ayer alerto
al mañana, mañana al infinito,
hombres de España, ni el pasado ha muerto,
no está el mañana -ni el ayer- escrito.
¿Quién ha visto la faz al Dios hispano?
Mi corazón aguarda
al hombre ibero de la recia mano,
que tallará en el roble castellano
el Dios adusto de la tierra parda.
(Antonio Machado)

Rainy Days, Infinito

De un tiempo a esta parte
el infinito
se ha encogido
peligrosamente.
Quién iba a suponer
que segundo a segundo
cada migaja
de su pan sin límites
iba así a despeñarse
como canto rodado
en el abismo.
(Mario Benedetti)

Las conservas

El 17 de noviembre de 1749 nació en Châlons-sur-Marne, Nicolas Appert, francés inventor del proceso de preservación de los alimentos llamado “appertización”, del que derivó el “enlatado”, como

Envase original usado por Appert

proceso de conservación.

En 1795 el Ejército Francés ofreció un premio de 12.000 francos a quien inventara un nuevo método de preservación de los alimentos que permitiera alimentar a las tropas de mejor manera que las que estaban en uso en ese entonces.

Después de experimentar durante 15 años Nicolás Appert pudo presentar un método probado y perfeccionado para conservar vegetales, sopas, jugos, productos lácteos, jugos y mermeladas.

Conserva de la I GM

El método consistía en poner los almentos en jarras de vidrio tapadas con corcho y selladas con cera, para después ponerlas en agua hirviendo durante un cierto tiempo, para después de enfriados repetir el proceso, logrando con eso un producto posible de mantener en conserva.

Posteriormente un inventor británico de origen francés, Peter Durand, patentó su propo método, que difería del de Appert en que usaba envases de hojalata estañada, con lo que se inició definitivamente la era de los alimentos enlatados. En 1888 Max Ams inventó el doble sellado, lo que permitió mejorar y abaratar el costo de fabricación del envase.

La lata de sardinas es una de las conservas más clásicas

Aunque las conservas enlatadas se hicieron populares, no fue hasta la Primera Guerra Mundial, con su enorme demanda de alimentos para los soldados en las tricheras, que su uso se masificó definitivamente.

Andy Whartol convirtió en arte
la lata de conservas 

Si en un principio la calidad de los alimentos en conserva era deficiente, la verdad es que sirvió mucho para alimentar a mucha gente y de ahí en adelante se convirtió en la mejor alternativa para conservar durante mucho tiempo y transportar con seguridad los alimentos.

Actualmente las conservas son un elemento básico en la alimentación de la población, además de ser muy apropiadas para mantener una provisión de alimentos disponibles con rapidez en caso de emergencias o catástrofes.

Es interesante que las conservas comenzaron en vidrio, para ser después envasadas en lata y finalmente en aluminio, pero el vidrio sigue vigente, sobre todo en las conservas caseras.

Monet

Oscar-Claude Monet (14 de noviembre de 1840 – 5 de diciembre de 1926) fue el fundador del movimiento pictórico llamado Impresionismo, que privilegia la expresión de la percepción por encima de la naturaleza de las cosas, aplicada principalmente a los paisajes.
En nombre de “Impresionismo” se forjó a partir del nombre de una de sus pinturas llamada “Impresión, Salida de Sol”.
El sueño de Monet era el de documentar mediante la pintura, el paisaje francés, pintando una misma escena, varias veces, intentando capturar los cambios en el colorido causado por la sucesión de las estaciones del año. Son muy famosas sus numerosas pinturas de nenúfares.

“Para mi, el paisaje no existe por sí mismo, puesto que su apariencia cambia a cada momento; la atmósfera que lo rodea, la luz y el aire que cambian continuamente, le dan la vida. Para mi, es la atmósfera que lo circunda lo que da al objeto su verdadero valor.” (Monet)

Agua limpia, clara, clara, clara,

A orillas del Sena, cerca de Betencourt

tan limpia y tan clara que parece cristal,
tan clara y tan limpia que yo la deseara
convertida en la tela de un vestido nupcial.
¡Qué feliz la novia rubia que lo usara!
Tendría que ser buena, hermosa y virginal.
¿Se concibe nada más bello que agua clara
transformada en la tela de un vestido nupcial?
¡Qué pena que no haya en nuestro siglo, hadas!
Que se hayan concluido todas las encantadas
madrinas que creara la fábula oriental.
¡Yo quisiera un vestido hecho con agua clara!
¡Yo quisiera un vestido tal como lo soñara
mirando esa corriente que parece cristal!
Juana de Ibarbourou

Árboles en retoño

El árbol que verdece 
a cada primavera, 
no es más feliz que yo, 
de nuevo verdiflor. 
Las amarillas hojas 
cayeron, y en mi tronco 
vuelven los novios trémulos 
a entrelazar sus cifras, 
y hay corazones fijos 
por flechas traspasados, 
vivos en esa muerte. 
Cuando digo «te amo», 
mi voz repite el viento 
y en mi alta copa juega 
con tu nombre y un pájaro 
hijo de abril y marzo.
Nicolás Guillén

Oh noche, qué incitante, qué turbadora eres;

Puerto de El Havre, vista nocturna

madre devoradora, acercas tu regazo,
y cómo quiero huir, cómo desertar quiero
de tus lágrimas ávidas, cómo intento esconderme
de tus manos, oh noche, mi tristeza.
Y quizás seas la única, la palabra final
que todo amor explique. Y el estremecimiento.
Y el magnífico instante que ni aún la memoria
más fiel y enamorada consiente en repetir.
Noche, tristeza mía, todavía es posible
que te llame, y me abreve en el láudano amargo
que destilan tus letras. Que a tu herida entregue
y a tu abismo, mi tristeza, mi noche,
todavía es posible.
Oh noche mía, acaso… acaso te amaría.
Ana Rossetti

 A la hora del rocío,

Campos en primavera

de la niebla salen
sierra blanca y prado verde.
¡El sol en los encinares!
  Hasta borrarse en el cielo,
suben las alondras.
¿Quién puso plumas al campo?
¿Quién hizo alas de tierra loca?
  Al viento, sobre la sierra,
tiene el águila dorada
las anchas alas abiertas.
  Sobre la picota
donde nace el río,
sobre el lago de turquesa
y los barrancos de verdes pinos;
sobre veinte aldeas,
sobre cien caminos…
  Por los senderos del aire,
señora águila,
¿dónde vais a todo vuelo tan de mañana?
Antonio Machado

En las pálidas tardes 

Álamos al borde del Epte


yerran nubes tranquilas 
en el azul; en las ardientes manos 
se posan las cabezas pensativas. 
¡Ah los suspiros! ¡Ah los dulces sueños! 
¡Ah las tristezas íntimas! 
¡Ah el polvo de oro que en el aire flota, 
tras cuyas ondas trémulas se miran 
los ojos tiernos y húmedos, 
las bocas inundadas de sonrisas, 
las crespas cabelleras 
y los dedos de rosa que acarician!
En las pálidas tardes 
me cuenta un hada amiga 
las historias secretas 
llenas de poesía; 
lo que cantan los pájaros, 
lo que llevan las brisas, 
lo que vaga en las nieblas, 
lo que sueñan las niñas.
Rubén Darío

El Sena en Vértheuil

Bajo los grandes cielos
Afelpados de sombras o dorados de soles,
Arropada en el manto
Pálido y torrencial de mi melancolía,
Con una astral indiferencia miro
Pasar las intemperies…
Ceños
De los reconcentrados horizontes;
Aletazos de fuego del relámpago;
Deshielo de las nubes;
Fantásticos tropeles
Desmelenados de los huracanes;
Pórticos esmaltados de los iris,
Abiertos a las fúlgidas bonanzas:
Pasad!… Yo miro indiferente y fija,
Indiferente y fija como un astro!
Delmira Agustini

El color es mi obsesión diaria, a la vez alegría y tormento.
(Claude Monet)

Robert Louis Stevenson

Robert Louis Stevenson (13 de noviembre de 1850 – 3 de diciembre de 1894) fue un novelista, poeta y ensayista escocés, autor de novelas como La Isla del Tesoro, Secuestrado, Catriona, La flecha negra, El señor de Ballantrae y El extraño caso del Dr. Jekill y Mr. Hyde. Fue un escritor muy famoso en su tiempo y actualmente sigue siendo popular. Sus novelas han servido para la realización de un buen número de versiones cinematográficas.


La Isla del Tesoro es una novela de aventuras, clásica historia de piratas y tesoros enterrados. Ha sido catalogada como lectura para niños, porque el protagonista es muy joven, pero por otra parte se ha cuestionado la ambigüedad moral de uno de sus personajes: John Silver “el largo”.

La influencia del libro es evidente en la formación del estereotipo del pirata, con detalles como mapas marcados con una X, tesoros en islas tropicales, piratas sin una pierna y con un loro en el hombro, que quedó en la cultura popular gracias al personaje de John Silver “el largo”.

Secuestrado es una novela escrita en forma de memorias, es decir con un tono autobiográfico. Se desarrolla en gran parte en las Tierras Altas Escocesas en los años posteriores al levantamiento jacobita.

Catriona, conocida también como David Balfour, es la continuación de Secuestrado. Catriona MacGregor, de quién David está enamorado, es la hija de James MacGregor. David la toma bajo su protección y juntos viajan al continente. 
Varios de los personajes de la novela existieron realmente.

Película rusa de 1987 basada en la novela
La flecha negra

La flecha negra es una novela histórico-romántica que tiene como fondo la Guerra de las Rosas. El protagonista es Dick Shelton, joven heredero de Tunstall. La flecha negra hace alusión a la marca del bandido Ellis Duckworth.

El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde es, con La Isla del Tesoro, una de las más famosas novelas de Stevenson. Un abogado, el señor Utterson, investiga los extraños sucesos que involucran a su amigo, el Dr. Jekyll y a un misterioso y malvado Mr. Hyde.
El gentil Dr. Jekyll tiene un alter ego malvado, personalizado en Mr. Hyde, es lo que se llama en leguanje médico un “trastorno disociativo de la personalidad”. El Dr. Jekyll encuentra la manera de alternar ambas personalidades, hasta que todo se sale absolutamente de control.

En El señor de Ballantrae, dos hermanos escoceses entran en conflicto, tanto por la diversidad de su carácter como por las circunstancias familares y políticas derivadas del alzamiento jacobita de 1745.

Otras obras de Robert Louis Stevenson y que vale la pena recordar son:

Un viaje a continente, Las nuevas noches árabes, El ladrón de cadáveres, El diablo en la botella, Cuentos de los mares del Sur, El dinamitero y La resaca.