Pintoras aborígenes australianas

Australia siempre ha sido un continente lejano, y aunque muchos de sus habitantes son famosos en todo el mundo, ya sea por su logros en lo literario, artístico y deportivo, siempre se trata de personas de raza blanca, descendientes de los colonizadores europeos.
Pero los pueblos aborígenes de ese continente, que han logrado apenas sobrevivir a la colonización, son tan desconocidos para nosotros como los habitantes de Marte.
Esta es una muestra de pintoras aborígenes australianas, ellas usan sus propias técnicas, materiales y motivaciones, resultando sus obras más que interesantes y dignas de ser conocidas.

(Ada Andy Napaltjarri)








Ada Andy Napaltjarri (nacida c. 1954) es una artista indígena de habla Warlpiri y Luritja, de la
Región Desértica Occidental. Comenzó a pintar en los años ’80 y ha jugado un papel importante en despertar el interés por la pintura en las comunidades en las que ha vivido.

Buch Medicine Leaves (Gloria Petyarre)

Gloria Petyarre (nacida en 1946, en Atnangkere Soakage, Territorio del Norte) es una artista aborigen australiana perteneciente a la comunidad Anmatyerre. Ganó el Wynne Prize en 1999 siendo la primera persona de etnia aborigen en ganar un premio importante en Nueva Gales del Sur.

(Dorothy Napangardi)

Dorothy Napangardi (c. 1950 – 1 de junio de 2013) fue una artista de lengua Warlpiri, nacida en el Desierto Tanami.

Sin título (Eileen Napaltjarri)


Eileen Napaltjarri (nació en 1956) es una artista indígena de lengua Pintupi, proveniente de la Región
Desértica Occidental. Sus obras se encuentran en la National Gallery of Australia y en la Art Gallery of New South Wales.

Como a estas alturas ya les habrá llamado la atención el estilo tan distinto y propio de las pintoras aborígenes australianas, incluyo aquí una obra de Eileen Napaltjarri en estilo claramente occidental y europeo, para destacar la calidad de su pintura, independiente del estilo en que pinte.

Paisaje (Eileen Napaltjarri)
Sin título (Judy Napangardi)

Judy Napangardi Watson (c. 1925) es una indígena australiana, antigua pintora de la comunidad Yuendumu en el Territorio del Norte de Australia. Es conocida por su particular estilo de pintura.

Sin título (Kathleen Petyarre)

Kathleen Petyarre (nacida en 1940) es una artista aborigen eminente. Los temas de sus pinturas son su país y sus sueños, y su técnica usa una intrincada red de puntos.

Sueño en fucsia (Lucy Napaljarri)


Lucy Napaljarri Kennedy (nacida c. 1926) es una artista indígena australiana de lengua Walpiri y Anmatyerre de la región Desértica Occidental. Fue una de las primeras pintoras indígenas en usar acrílico.

Sueño nativo (Maggie Napaljarri)


Maggie Napaljarri Ross (nacida c. 1940) es una artista indígena cuya obra ha sido colectada por el Artbank y el Kluge-Ruhe Museum en los Estados Unidos.

Anuncios

La mitad

Pintura de Faith Te

¿Quién no conoce eso de “la media naranja“?, y pensar que la idea proviene de algo tan antiguo como el Diálogo del Banquete de Platón…

Pintura de Kellie Marian Hill

Lo que es a mi, me gusta más la imagen de un medio durazno.

Algo insólito, la mitad de un barco. La considero una imagen desoladora, ¿y qué fue de la otra mitad?

Esto sucedió en Camboya, el marido se separó de la esposa y, para evitarse los trámites judiciales, simplemente se llevó una mitad de la casa y le dejó la otra mitad…

Un licor genial, el Sheridan´s, un exquisito y delicioso licor doble, totalmente natural compuesto de crema de vainilla y licor de café y chocolate con base de whisky irlandés envejecido. Se sirven los dos licores a la vez y en las proporciones exactas, quedando el licor blanco sobre el negro sin mezclarse en una proporción de 1/3 blanco sobre 2/3 negro.

Una montaña dividida por la mitad, está en el valle de Yosemite en los EE.UU. Un glaciar es el autor de ese corte a cuchillo, perfecto…

¿Qué es un Okapi? ¿una cebra que se quedó con la pintura a la mitad?

Eso del vaso medio lleno/medio vacío siempre me ha parecido una falacia, una manera de engañarnos para dejarnos conformes…

Parecido a lo anterior, ¿la mucama está, medio vestida o medio desnuda?

*

*

*

*

*

*

*

Y para terminar, y en consideración al tiempo, solo nos serviremos la mitad de una taza de té.

Cheerleader

Cheerleader de 1906

Aunque hay antecedentes que remontan la actividad de Cheerleader o Animación deportiva a 1877, se considera que la fecha de nacimiento de la Animación como actividad organizada es el 2 de noviembre de 1898, cuando el estudiante de la Universidad de Minnesota, Johnny Campbell, dirigió a un gran grupo de espectadores en un grito colectivo de animación.

En un comienzo la actividad era eminentemente masculina hasta que en 1923 las mujeres comenzaron a integrarse. En ese momento comenzaron a agregarse también elementos como megáfonos, ejercicios de gimnasia, saltos y volteretas.

Cheerleaders de 1950 realizando el “high kick”

Cheerleaders de 1970

En 1948 se formó la National Cheerleader Association para contar con una entidad que entrenara animadores y comenzaron a crearse los primeros pasos típicos de la actividad.

Aunque en un principio la actividad estaba relacionada con el deporte a nivel estudiantil, en 1960 la National Football League comenzó a organizar sus equipos profesionales de animación.

En 1980 aparecieron equipos de animación independientes de las ligas escolares y deportivas, y que tenían como propósito la competición, al organizarse tomaron el nombre de All-Star.

Tal vez las más famosas, las Dallas Cowboys

En este momento existe una clara separación entre la animación profesional, como apoyo a las actividades deportivas y la animación como deporte en sí misma.
Como deporte la actividad de la Animación se considera de alto riesgo porque los equipos integran en sus rutinas movimientos que pueden ser peligrosos.

Equipo de Cheerleaders del Colegio San Ignacio de Calama

Como actividad se practica en categorías separadas por edad, Junior (de 8 a 15 años), Juvenil o Senior (de 14 a 19 años) y Open (de 14 en adelante). Como instituciones pueden ser Estudiantiles, Universitarias o All Star, cada una con su propio nivel de exigencias.

En Chile la actividad de Cheerleaders ha tenido gran difusión a partir de los años 90, realizándose competencias nacionales en todos los niveles.

Cinco poetas rusas

Willy Martens, Niña junto a un sauce

Sauce
Anna Andréyevna Ajmátova
(1899 – 1966)

Yo crecí en un silencio iluminado, 
en esa fresca edad de la infancia. 
Y la voz del hombre no era querida para mí, 
pero la voz del viento sí la podía la entender. 
Me gustan la bardana y la ortiga
pero más que todo el plateado sauce. 
Que amablemente vivió 
conmigo toda la vida; esas llorosas ramas 
alejaron mi insomnio con sueños. 
¡Y qué extraño! – Yo le sobreviví. 
Allí está el tocón; con voces extrañas 
otros sauces están conversando 
junto a nosotros, bajo esos cielos. 
Y me he quedado en silencio … 
como si hubiera perdido a un hermano.




Busco rítmicos susurros
Zinaida Nikolaevna Gippius
(1869 – 1945)

Busco rítmicos susurros 
dónde los ruidos cambiantes 
para la vida escucho con nostalgia 

DuBois, Lago

en bromas sin pies ni cabeza. 

Yo echo redes amplias y tentativas 
en los lagos de la tristeza. 
voy hacia la ternura definitiva 
por sórdidos caminos. 

Busco brillantes gotas de rocío 
en los jardines de la falsedad. 
Guardo glóbulos de verdad brillante, 
cosechados en montoncitos de polvo. 

Me gustaría entender la fortaleza 
que pasa por los años de amargura 
vencer la fortaleza mortal, 
y a pesar de todo, vivir, tranquilamente.

Mi copa, por caminos intransitables, 
soporta, sin reproche; 
los pasajes sombríos tenebrosos 
buscando la consecución de la alegría.

Y el gemir de los vientos …
Mirra Lokhvitskaya
(1869 – 1905)

Zoltan Zsavo, Viento del Sur

Y el gemir de los vientos y los susurrados 
pensamientos en la penumbra de la vida no traen alegrías. . . 
Sin embargo, en algún lugar, -cálido, y con el 
amortiguado retumbar del océano. 
Está brillando el sol. 
La tormenta de nieve se lamenta, y el corazón lanza una carga de lágrimas contenidas. 
Sin embargo, en algún lugar el mirto, el mirto verde crece. 
Y se esparcen rosas inoxidables. 
La vida, pasa, en taciturna y vacía búsqueda, 
sin sentido, sin adornos. . . 
Sin embargo, en algún lugar, la alegría y la 
felicidad traerán, de nuevo, 
¡la belleza y la luz!


Mark Lovett, En la playa

Ahora ya no
Marina Ivanovna Tsvetaeva
(1892 – 1941)
Ahora ya no están, aquellos dones recibidos,
allí, donde ahora ya no fluye las aguas. 
Vuelen entonces, velozmente, palomas de Afrodita, 
a través de las grandes puertas que deja abiertas la puesta del sol. 
Y en las arenas frías voy a yacer, recostada 
en la penumbra del día sin medida. . . 
Al igual que la piel mudada de la serpiente, 
abandonada, indiferente.
Mi juventud, superada, se desvanece ante mis ojos.


La diferencia
Yulia Valerianovna Zhadovskaya 

Christian  Rohlfs, Cementerio en Gelmeroda

(1824 – 1883)

Usted pronto me olvidará, 
pero yo no le olvidaré, 
usted encontrará nuevos amores 
para reemplazar los antiguos, 
pero yo, jamás,
porque para mí el sol del amor ya se ha puesto. 
Nuevos rostros pronto le darán la bienvenida, 
eligirá para usted nuevos amigos, 
nuevos pensamientos tendrá
y seguramente encontrará la felicidad. 
Mientras en dolor silencioso, 
una vida sin alegría, es lo que yo tendré, 
y, cómo amo y sufro, 
sólo la tumba sabrá.


Olvidaba pedir perdón a las autoras (y las lectoras) por las terroríficas traducciones…