Pecado

El pecado es un concepto propio de la religión judaica, y por lo tanto también de las religiones que de ella derivan. En el sentido abrahámico de la palabra, es un acto o un pensamiento que va en contra de la voluntad de Dios.
El judaísmo considera 613 pecados, con diferentes grados de gravedad. El Decálogo establece los deberes y las prohibiciones, pero la última selección de pecados en el concepto cristiano está resumida en los llamados Siete Pecados Capitales.

En un principio los pecados capitales eran ocho: Gula, Avaricia, Lujuria, Vanagloria, Ira, Tristeza, Pereza y Orgullo. Pero en el siglo VI la Tristeza se cayó de la lista y los pecados quedaron así:
Lujuria, Pereza, Gula, Ira, Envidia, Avaricia y Soberbia.

Kathryn Cook, Lujuria

La borrasca infernal, que nunca cesa,
en su rapiña lleva a los espíritus;
volviendo y golpeando les acosa.           
Cuando llegan delante de la ruina,
allí los gritos, el llanto, el lamento;
allí blasfeman del poder divino.           
Comprendí que a tal clase de martirio
los lujuriosos eran condenados,
que la razón someten al deseo.

(Dante, La Divina Comedia)

Pereza

¡Qué dulce es una cama regalada!
¡Qué necio, el que madruga con la aurora,
aunque las musas digan que enamora
oír cantar un ave la alborada!
¡Oh, qué lindo en poltrona dilatada
reposar una hora, y otra hora!
Comer, holgar…, ¡Qué vida encantadora,
sin ser de nadie y sin pensar en nada!
¡Salve, oh Pereza! En tu macizo templo
ya, tendido a la larga, me acomodo.
De tus graves alumnos el ejemplo
me arrastra bostezando; y, de tal modo
tu estúpida modorra a entrarme empieza,
que no acabo el soneto… de per…

(Manuel Bretón de los Herreros)

 
Ni la pluma a las aves,
ni la garra a las fieras,
ni en los golfos del mar, ni en las riberas
el callado nadar del pez de plata,
les puede defender del apetito;
y el orbe, que infinito
a la navegación nos parecía,
es ya corto distrito
para las diligencias de la gula,
pues de esotros sentidos acumula
el vasallaje, y ella se levanta
con cuanto patrimonio
tienen, y los confunde en la garganta.

(Francisco de Quevedo)

   

Jacques de Becker, Ira

Ira y amor me están dentro en el pecho
y cada cual me causa un mal extraño;
el amor fue principio del engaño;
después, del mismo amor nació el despecho.
Deseo aborrecer por mi provecho,
visto que del amor me viene el daño;
mas no basta la ira en mal tamaño
el nudo deshacer que amor ha hecho.
Ira me mueve a ser vuestro enemigo
y muéstrame razón por que lo sea;
mas ¿qué vale, si amor a amar me tira?
Y así mientras los dos tratan conmigo,
es fuerza que la triste alma se vea,
siendo esclava de amor, sujeta de ira.

(Gutierre de Cetina)

Elena Makarova-Levina, Envidia

Fea pintan a la envidia,
yo confieso que la tengo
de unos hombres que no saben
quién vive pared en medio.


Sin libros y sin papeles,
sin tratos, cuentas ni cuentos,
cuando quieren escribir
piden prestado el tintero.


Sin ser pobres ni ser ricos,
tienen chimenea y huerto;
no los despiertan cuidados,
ni pretensiones, ni pleitos.

(Lope de Vega)

Bruck-Lajos, El avaro

La Flecha (aparte)
¡Malditos sean la avaricia y los avarientos!
Harpagón
¿Cómo? ¿Qué dices?
La Flecha
¿Qué digo?
Harpagón
Sí: ¿qué es lo que dices de avaricia y de avarientos?’
La Flecha
Digo que la peste se lleve a la avaricia y los avarientos.

(Moliére)

Alex Hunter, Soberbia

¡Vete a un convento!
¿Es que quieres criar pecadores?
Yo soy bastante decente,
pero puedo acusarme de cosas tales
que más valdría que mi madre
no me hubiese engendrado.

Soy muy soberbio, ambicioso, vengativo,
con más pecados sobre mi cabeza
que pensamientos para concebirlos,
fantasía para darles forma
o tiempo para cumplirlos.

 (Shakespeare, Hamlet)

Anuncios

31 comentarios en “Pecado

  1. No entiendo esa obsesión estigmatizar algunos deseos.
    Es bellisíma la mujer que representa la soberbia. ¿Es disparatado que se sienta soberbia siendo tan bella?
    La imagen y los versos hacen que la pereza parezca algo atractivo.
    Y que decir de la lujuria, mi pecado favorito. Bella mujer la que lo representa. A Dante tal vez le parecía algo menos grave. Porque incluye como ejemplos a Paolo y Francesca, a quien desea liberar de sus tormentos, conmoviendose ante su historia.

  2. Excelente de principio a fin, me gusta mucho la introducción con la explicación y origen de los pecados.
    Y me deleité con esos fragmentos que van hablando de los distintos pecados, cada uno acompañado por sus imágenes.
    Yo no creo en los pecados, no creo en las cosas impuestas sin razón. Pero respeto a los que sí lo hacen.
    Un abrazo.

  3. El pecado es un concepto religioso y corresponde a una religión determinada. Hay religiones que no usan la palabra pecado, como el budismo, por ejemplo, pero tienen un concepto de lo correcto/incorrecto que es parecido.
    Si tú dices que no crees en los pecados, lo acepto, está bien, porque es un concepto religioso, pero sí tendrás claro que hay cosas que son incorrectas porque dañan a otro. La ira, por ejemplo, puede que no sea un pecado, pero si aplicas el concepto a la violencia de género, ¿qué es? ¿una falta?, ¿un delito?. El asunto puede ser complicado, porque hay sociedades cuyo límite entre lo correcto y lo incorrecto varía respecto del de otra sociedad.

  4. Bueno, si una mujer soberbia pero hermosa se te hace deseable, caes en la lujuria. Pero si no te acepta te da ira, y si se la lleva otro, te da envidia. Así, vas saltando de un pecado a otro, y Dante podría tener dificultades acerca de cual de los círculos darte como alojamiento…

  5. Elí Elí!! como diría Jesucristo…

    Me ah encantado!
    Una recopilación bastante interesante… y muy acertada si me lo preguntan. Cada elemento, por separado es muy bueno, pero como conjunto..
    la imagen, la frase (y que autores!), la organización y hasta la introducción.
    Perfecto. y espero no pecar de Aduladora…

    Algunos fragmentos ya los conocía, pero es como leer algo nuevo cuando lo aplicas a este contexto..

    Me encantó.

    Será un placer leerte…

  6. Cada entrada de estas es como un collage, un recorte de aquí y otro de allá, y al final, una muestra de todo y a la vez de nada… Gracias por los halagos, caeré en el pecado de orgullo…

  7. En realidad no se trata de la tristeza en el sentido de estar triste por algún motivo, sino de algo más complejo. El pecado consiste en dejarse ganar por la tristeza, dejarse estar y no luchar por levantar la cabeza, dejarse caer en la depresión hasta llegar al suicidio, es decir, convertir la tristeza en un modo de vida. No es fácil entenderlo como pecado, tal vez por eso fue sacada de la lista.

  8. La palabra pecado es una palabra religiosa, pero no es necesario tener una fe en especial para rechazar ciertas conductas. Puede que ser avaricioso no sea un pecado, pero un avaro será siempre una persona desagradable. Lo mismo vale para la tristeza o para la pereza, lo malo no es tener tristeza o ser terriblemente flojo, pero ambas conductas hacen difícil la convivencia con las personas, por lo tanto, si no aceptamos que sea pecado, está bien, pero también sabemos que tales conductas no son buenas para la sociedad en su conjunto.

  9. Estaría bueno conocer esos 613 pecados, jajaja! A ver, seguro que un gran porcentaje los he cometido! 😀
    No deja de maravillarme la excelencia de tus entradas, como a partir de una palabra nos entregas todo un compendio de arte y saber. Un muy bueno, una vez más!!!
    (Qué bien reflejan las imágenes cada pecado, hay algunas que con solo mirarlas, ya te das cuenta a cuál corresponde).
    Besos!
    Gaby*

  10. En realidad el concepto de pecado que aparece con la religión católica, no se refería solo al de la lujuria, pero sin embargo fue al que más importancia se le dio, como si fuera un potente veneno el alma.

    Jenofonte, como tus entradas anteriores, esta también está muy trabajada y con una presentación atractiva.. Mi felicitación.

  11. La navidad como paréntesis para pecar reflexionando en los misterios de los dogmas de fe. Es muy fuerte, mejor pecar sin más. Puestos a pecar…sin mirar el calendario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s