Pintoras escocesas

Escocia, que ocupa el tercio superior de la isla británica, es una nación céltica que forma parte del Reino Unido. A lo largo de su historia ha producido numerosos representantes de las artes gráficas, entre ellas varias mujeres. Esta es una pequeña muestra de algunas de las más famosas pintoras.

Louise Gibson Annard, Rincón del jardín

Louise Gibson Annard, Rincón del Jardín

Louise Gibson Annand-MacFarquhar MBE (27 de mayo de 1915 – 6 de enero de 2012) fue una pintora y cineasta escocesa. Nació en Uddingston, Lanarkshire, Escocia. Estudió en la escuela de la Academia Hamilton. Estudió artes en la Universidad de Glasgow y después en la Jordanhill Training College.

Mary Nicol Neil Armour, Flores de Verano

Mary Nicol Neil Armour, Flores de Verano

Mary Nicol Neill Armour LLD (27 de marzo de 1902 – 5 de julio de 2000) fue una pintora escocesa de paisajes y naturalezas muertas. Fue Presidente Honoraria de la Escuela de Artes de Glasgow y del Real Instituto de Bellas Artes de Glasgow.
Esctudió en la Academia Hamilton y el la Escuela de arte de Glasgow.

(c) Laughton Johnston (son); Supplied by The Public Catalogue Foundation

Elizabeth Balneaves, La playa

Elizabeth Balneaves (24 de septiembre de 1911 – 7 de noviembre de 2006) fue una pintora, escritora y cineasta escocesa. Nació en Aberdeen y estudió en la Escuela Grey de Arte en Aberdeen. Realizó muchos retratos en pastel y en carbón, además de numerosos paisajes.

Elizabeth blackwell-herbal

Elizabeth Blackwell, Herbario

Elizabeth Blackwell (1707 – 1758) fue una ilustradora escocesa especializada en botánica. Se hizo muy conocida como ilustradora y grabadora del libro “A Curious Herbal”, publicado entre 1737 and 1739. El libro ilustró una gran cantidad de curiosas y desconocidas plantas del Nuevo Mundo y estaba considerado como un libro de referencia para médicos y boticarios.

(c) City of Edinburgh Council; Supplied by The Public Catalogue Foundation

Mary Cameron, Alabardero en Edimburgo

 

 

 

Mary Cameron (1865 – 1921) fue una artista escocesa.  Demostró una temprana inclinación hacia las artes y estudió en Edimburgo y en París. Pintó variadas escenas españolas, especialmente corridas de toros.

 

 

 

 

kate Downie winter-pinks-and-the-giant-beech

Kate Downie, Winter pinks and the giant beech

 

 

Kate Downie (nacida en 1958) es una artista escocesa nacida en los EE.UU. Es conocida por sus paisajes. Estudió en Aberdeen, y trabajó en diversos países incluídos los EE.UU. y Holanda. Fue presidente de la Sociedad Escocesa de Artistas entre 2004 y 2006. Es miembro de la Real Academia Escocesa. En el 2010 viajó a China para estudiar pintura con tinta.

 

christian jane the brig end

Christian Jane Fergusson , The brig end

Christian Jane Fergusson (14 de septiembre de 1876 – 5 de enero de 1957), fue una pintora escocesa, asociada con la Escuela de Glasgow y conocida por sus paisajes y naturalezas muertas. Nació en Dumfries, estudió en la Escuela de Arte del Palacio de Cristal en Londres y en la Escuela de Arte de Glasgow.

constance gordon cummings

Constance Gordon Cumming, Paisaje

 

Constance Frederica “Eka” Gordon-Cumming (26 de mayo de 1837 – 4 de septiembre de 1924) fue una escritora de libros de viajes y pintora. Nació en Altyre. Pintora autodidacta, recibió ayuda de pintores famosos como Sir Edwin Landseer. Pintó cerca de mil acuarelas.

Norah_Neilson_Gray_-_Self-portrait_1918

Norah Neilson Gray, Autorretrato

 

 

 

 

 

Norah Neilson Gray (16 de junio de 1882 – 27 de mayo de 1931) fue una artista de la Escuela de Glasgow, miembro de las Glasgow Girls, cuyas pinturas se exhibieron en Kirkcudbright en julio y agosto de 2010.

 

 

 

jessie m. king el  alma en el jardin de las siete terrazas

Jessie M. King

Jessie Marion King (20 de marzo de 1875 – 3 de agosto de 1949) fue una ilustradora escocesa de libros para niños. También fue diseñadora de joyas y de telas. Estudió en el  Queen Margaret College y en la Escuela de Arte de Glasgow.

Bessie_MacNicol_-_A_Girl_Of_The_Sixties_1899

Bessie MacNicol, Una niña de los ’60

Elizabeth “Bessie” MacNicol (1869-1904) fue una pintora escocesa miembro de las  Glasgow Girls, grupo de artistas afiliados a la Escuela de Glasgow.  Estudió en la Escuela de Arte de Glasgow y en Paris, en la Académie Colarossi, una de las primeras en ofrecer estudios a las mujeres.

(c) Mrs Jane Stokes; Supplied by The Public Catalogue Foundation

Frances MacDonald, Playa rosada

Frances MacDonald (1873–1921) fue una artista escocesa, destacada representante del “Glasgow Style” durante los años de alrededor de 1890. Estudió en la Escuela de Arte de Glasgow. Su trabajo fue influenciado por la obra de William Blake y Aubrey Beardsley. Su estilo tiene influencia también del misticismo y el simbolismo célticos.

 

katherine Read Mrs. Garrick

Katherine Read, Mrs. Garrick

 

 

Catherine Read (o Katherine) (1723—1778), fue una retratista escocesa. Trabajó con óleos y lápices. A partir de 1760 exhibió regularmente en la Incorporated Society of Artists, la Free Society of Artist, o la Royal Academy, principalmente retratos de damas y niños de la aristrocracia.

 

 

 

Cecile_Walton andersen

Cecile Walton, Ilustración para un cuento de Andersen

 

 

Cecile Walton (29 de marzo de 1891 – 23 de abril de 1956), fue una pintora, ilustradora y escultora escocesa.  Nacida en Glasgow, estudió en Londres, en el Colegio de Arte de Edinburgo, en la Academia de la Grande Chaumière y posteriormente en Florencia, Italia.

Anuncios

Orgullo y prejuicio


Balbusso, Lizzy lee la carta de Darcy

El 28 de enero de 1813 fue publicada en Inglaterra la novela de Jane Austen Orgullo y Prejuicio, tal vez su obra más famosa.
La novela está ambientada en Inglaterra de comienzos del sigloXIX, y cuenta la historia de la familia Bennet y sus cinco hijas solteras.
Como novela romántica es un verdadero clásico de la literatura inglesa y ha mantenido su interés hasta el siglo actual.
Esta novela ha sido llevada al cine y a la televisión en numerosas ocasiones, en 1938, 1940, 1949, 1952, 1957, dos en 1958, 1967, 1980, 1995, 2005,  y está anunciada una próxima producción.. Has dos versiones que están situadas en el tiempo actual, A modern Pride and Prejudice (2011) y Pride and Prejudice: A Latter Day Comedy (2011), además hay una que se mueve más bien en un mundo de fantasía, entre dos épocas, Lost in Austen (2008).
Basadas en la novela, las películas y series de televisión muestran diversos niveles de acercamiento al texto, pero eso solo puede ser juzgado por quienes lo conozcan.
 
Elizabeth Bennet (Lizzy), la protagonista de la novela, es una muchacha inteligente, hermosa y honesta, algo dura en sus juicios al prójimo, pero de todos modos encantadora. Su papel ha sido interpretado por un buen número de actrices, dada la abundancia de versiones para la pantalla.

Celia Bannerman 1967

Daphne Slater 1952

Curigwen Lewis 1938
Virna Lisi 1957
Elena María Tejeiro 1966

Greer Garson 1940
Kay Hawtrey 1958

Lies Franken 1961

-–¿Qué dices? ––y, volviéndose, miró por un momento a Elizabeth, hasta que sus miradas se cruzaron, él apartó inmediatamente la suya y dijo fríamente: ––No está mal, aunque no es lo bastante guapa como para tentarme; y no estoy de humor para hacer caso a las jóvenes que han dado de lado otros. Es mejor que vuelvas con tu pareja y disfrutes de sus sonrisas porque estás malgastando el tiempo conmigo.
(Jane Austen, Orgullo y prejuicio) 

Cada actriz tiene sus pro y sus contras, algunas tienen demasiada edad para el papel, otras no logran ajustarse al carácter de Elizabeth, como la demasiado sonriente Elizabeth Garvie, pero todas tienen su encanto.  

Elizabeth Garvie 1980
Jane Downs 1958
Magde Evans 1949

Maia Petee 2011
Gemma Arterton 2008

––Eres demasiado comedida. Estoy seguro de que el señor Bingley se alegrará mucho de veros; y
tú le llevarás unas líneas de mi parte para asegurarle que cuenta con mi más sincero consentimiento para
que contraiga matrimonio con una de ellas; aunque pondré alguna palabra en favor de mi pequeña Lizzy.
––Me niego a que hagas tal cosa. Lizzy no es

en nada mejor que las otras, no es ni la mitad de guapa que Jane, ni la mitad de alegre que Lydia. Pero tú siempre la prefieres a ella.
––Ninguna de las tres es muy recomendable ––le respondió––. Son tan tontas e ignorantes como las demás muchachas; pero Lizzy tiene algo más de agudeza que sus hermanas. 

Kam Eskin 2003

(Jane Austen, Orgullo y prejuicio)

Keira Knightley 2005

Jennifer Ehle 1993

Después de pasear dos o tres veces a lo largo de aquella parte del camino, le entró la tentación, en vista de lo deliciosa que estaba la mañana, de pararse en las portillas y contemplar la finca. Las cinco semanas que llevaba en Kent había transformado mucho la campiña, y cada día verdeaban más los árboles tempranos. Se disponía a continuar su paseo, cuando vislumbró a un caballero en la alameda que bordeaba la finca; el caballero caminaba en dirección a ella, y Elizabeth, temiendo que fuese Darcy, retrocedió al instante. Pero la persona, que se adelantaba, estaba ya lo suficientemente cerca para verla; siguió andando de prisa y pronunció su nombre. Ella se había vuelto, pero al oír aquella voz en la que reconoció a Darcy, continuó en dirección a la puerta. El caballero la alcanzó y, mostrándole una carta que ella tomó instintivamente, le dijo con una mirada altiva:
––He estado paseando por la alameda durante un rato esperando encontrarla. ¿Me concederá el honor de leer esta carta?

(Jane Austen, Orgullo y prejuicio)

Alma

El Ba dejando el cuerpo.

¿Qué es el alma? No podría haber una pregunta más complicada, los griegos, con toda su filosofía no lograron ponerse de acuerdo. Platón consideraba el alma como la parte más importante del ser humano, la parte inmaterial, libre, encarcelada en el cuerpo.
Los egipcios, en su complicada concepción del ser humano creían que el Ba era la parte que hacía de una persona lo que era, el ser individual. El alma védica es el Ser, con conciencia propia, eterna, diferente sustancialmente del cuerpo.

En la poesía occidental, el alma adquiere un significado cercano al religioso, es el espíritu, la conciencia.  El alma, junto con el corazón, es tema recurrente en el más difundido aspecto de la poesía, la canción popular.

Que pena siente el alma
(Violeta Parra)

Que pena siente el alma
cuando la suerte impía
se opone a los deseos
que anhela el corazón
que amargas son las horas
de la existencia mía
sin olvidar tus ojos
sin escuchar tu voz
y sin embargo a veces
la sombra de la duda
que por mi mente pasa
como fatal visión.

Anna Razumovskaya, Reflejo del Alma

Alma, Corazón Y Vida
(Adrián Flores)

Recuerdo aquella vez,
cuando te conocí;
recuerdo aquella tarde,
pero no me recuerdo
ni cuando te vi.


Pero si te diré
que yo me enamoré
de esos tus lindos ojos,
y esos labios rojos
que no olvidaré.


Oye esta canción que lleva
alma, corazón y vida;
solo esas tres cositas
te doy.


Porque no tengo fortuna,
estas tres cosas te ofrezco
alma, corazón y vida
y nada más.

Alma para conquistarte,
corazón para quererte,
y vida para vivirla
junto a ti.

Desde el alma
(Manzi y Velez)

Alma, si tanto te han herido, 

¿por qué te niegas al olvido?

¿Por qué prefieres
llorar lo que has perdido,
buscar lo que has querido,
llamar lo que murió?
Vives inútilmente triste
y sé que nunca mereciste
pagar con penas
la culpa de ser buena,
tan buena como fuiste
por amor.
Fue lo que empezó una vez,
lo que después dejó de ser.
Lo que al final
por culpa de un error

fue noche amarga del corazón.

Georgy Shishkin, El secreto de su alma

¡Deja esas cartas! 
¡Vuelve a tu antigua ilusión!
Junto al dolor
que abre una herida
llega la vida
trayendo otro amor.
Alma, no entornes tu ventana
al sol feliz de la mañana.
No desesperes,
que el sueño más querido
es el que más nos hiere,
es el que duele más.
Vives inútilmente triste
y sé que nunca mereciste
pagar con penas
la culpa de ser buena,

tan buena como fuiste
por amor.

Michelle Wiarda, Libertad del alma

Alma
(Juan Sarcione )

Alma, que al cruzar la vida
ibas convencida
de hallar un amor;
alma, que soñaste ufana
ver en tu mañana
dicha y esplendor.
Alma, que el arrullo suave
de tu sueño de ave
se trocó en dolor;
alma, nunca desesperes
porque si tú mueres
matarás mi corazón.
Y en el crisol
de tu arrebol

quise ligarme a tu alma.

Michael Oswald, En busca del alma

Ojos azules
(Leonardo Favio)

Para qué quiero el mundo si pierdo el alma
para qué quiero el alma si tu no me amas
para qué quiero todo lo que yo tengo
si no tengo tu amor mejor me muero.
Cuando te vi sabía que te quería
desde hace mucho tiempo sin conocerte
yo se que si llegaste fue por mi mente
te conocí en mi sueños antes de verte.
Cómo te quiero cómo te extraño
cómo quisiera decirte siempre cuanto te amo
ojos azules como ese cielo
de mi terruño que tanto
quiero que tanto quiero.
Para qué quiero el mundo si pierdo el alma
para qué quiero el alma si tu no amas
para qué quiero todo lo que yo tengo
si no tengo tu amor mejor me muero.

Surikov – Bogaevsky – Shishkin

Vasily Surikov, El jinete de bronce

Vasily Ivanovich Surikov (24 de enero de 1848 – 19 de marzo de 1916) fue un pintor ruso famoso por sus pinturas de tema histórico.
Nació en Krasnoyarks y estudió en la Academia Imperial de Artes y fue miembro de la Academia de Artes de San Petersburgo.

Vasily Surikov, El asalto a la fortaleza de nieve

Konstantin Bogaevsky, Paisaje italiano

Konstantin Fyodorovich Bogaevsky (24 de enero de 1872 – 17 de febrero de 1943) fue un pintor ruso destacado por sus paisajes simbolistas. Nació en Feodosiya en Crimea Oriental. Estudió en la Academia Imperial de Artes.

Georgy Shishkin, Otoño en Rusia

Georgy Shishkin (25 de enero de 1948) es un pintor ruso nacido en Sverdlovsk.
Desde niño manifestó pasión por el dibujo y a los diez años fue inscrito en una Escuela de Arte.
Se graduó en la Universidad Estatal Stroganov de Arquitectura y Arte en Moscú. Fue profesor de dibujo y pintura en la misma Academia.

 
Georgy Shishkin, Sirena-Sueños de Rusia

 
 

Desde 1974 participó en exhibiciones de arte, mientras pintaba en el estilo de realismo socialista. Ese mismo año ganó la competencia nacional para creadores jóvenes de Rusia y participó en la Prestige Exposition en Moscú.
Después de experimentar con diferentes técnicas, llegó a preferir el pastel desde 1980.

 

Georgy Shishkin, Ventana-Sueños de Rusia

En su ciclo de pinturas “Sueños de Rusia“, buscó expresar la espiritualidad mediante la unión de abstracción y realidad.
El famoso coleccionista de arte Lord Alistair McAlpine, escribió un artículo en la European Magazine refiriéndose a Shishkin como “el pintor que capturó el enigma de Rusia”.

Pan

La manera en que das vale más que lo que das.

(Pierre Corneille)

Un día, como acostumbro hacer desde hace ya no se cuantos años, me acerqué al humilde puesto de salchichas que Beto tiene desde hace tiempo en la avenida. Es una costumbre, una rutina, con algo de ritual, que forma parte de una especie de amistad de larga data.
Salgo del trabajo y me voy caminando hacia la parada del autobus, y en medio de ese trayecto, que recorro, dígase la verdad, arrastrando siempre los pies y no pocas veces el alma, me detengo unos momentos con el pretexto de comer algo.
Normalmente los clientes, no muy numerosos por cierto, compran algo y se van, comiendo mientras caminan, o a sentarse un poco más lejos, en alguna de las bancas. Yo en cambio, me quedo de pie en el lugar para compartir alguna noticia local, algún recuerdo, o simplemente un poco de silenciosa compañía.
Pero un día, no recuerdo cuando fue, como tampoco se por qué hoy esto se viene a mi memoria, noté que un hombre de aspecto malicento, que se encontraba a unos cuantos metros, miraba de una manera que él tal vez creía disimulada, hacia el puesto.
No le presté mayor atención y seguí conversando, de cualquier cosa o de nada como siempre, hasta que de pronto el hombre se decidió y avanzó hacia nosotros.
–Señor –le dijo a Beto, con voz algo trémula–, ¿podría darme un pan?, se lo pago mañana.
El “se lo pago mañana” me sonó tan a “seguro que no lo pago nunca”, que sentí algo de rechazo.
Pero Beto lo miró durante unos segundos que a mi me parecieron una eternidad, tomó un pan, le puso en medio una salchicha caliente, y se lo tendió.
–Cuando pueda, amigo –le dijo.
El hombre le dio las gracias, más que con su débil voz, con expresivos ojos, y se retiró lentamente.
–Cuando una persona pide dinero, –me dijo mi amigo– no sabes si realmente lo necesita, y si se lo das, tampoco sabes en que lo va a gastar. Pero si pide de comer, es seguro que lo necesita.
Debe ser cierto, porque cuando el hombre se alejaba, vi que con una mano se llevaba el pan a la boca, mientras con la otra secaba una lágrima que resbalaba por su mejilla.

Jen-O

Aves

Antes de que se inventara y luego desarrollara la fotografía, la única manera de ilustrar los libros de ciencias naturales era mediante los dibujos de los llamados ilustradores. Este tipo de artistas requería de una alta especialización y mucha rigurosidad, para representar de manera realista las diferentes especies pertenecientes a la zoología y la botánica.

Uno de los más grandes ilustradores fue el alemán Joseph Wolf (21 de enero de 1820 – 20 de abril de 1899), artista especializado en ilustración de historia natural. Trabajó en el British Museum y fue el ilustrador preferido de exploradores y naturalistas como David Livingstone, Alfred Russel Wallace y Henry Walter Bates. Es considerado uno de los pioneros del arte representativo de la vida silvestre, sobre todo de las aves.

Aquí se presentan algunas de sus ilustraciones, las que están acompañadas de algunos versos, obra de autores españoles de los siglos XVI y XVI.

Orfeo del aire el ruiseñor parece,
y ramillete músico el jilguero;
consuelo aquel en su dolor me ofrece;
este, a mi mal, se muestra lisonjero;
duermo, por cama, en este suelo duro,
si menos blando sueño, más seguro.

(Francisco de Quevedo)

Despiértenme las aves
con su cantar sabroso no aprendido;
no los cuidados graves,
de que es siempre seguido
el que al ajeno arbitrio está atenido.

(Fray Luis de León)

 

 
Cuando la aurora baña
con el rocío
de aljófar celestial el monte y prado,
salgo de mi cabaña,
riberas de este río,
a dar el nuevo pasto a mi ganado,
y cuando el sol dorado
muestra sus fuerzas graves,
al sueño el pecho inclino
debajo un sauce o pino,
oyendo el son de las parleras aves
o ya gozando el aura
donde el perdido aliento se restaura.

(Lope de Vega)

 

Por gozar del jardín docta armonía,
que el pájaro desata en la garganta,
a las tinieblas tiraniza el día
el tiempo, y son sus horas se levanta:
Su luz y no su llama el Sol envidia
y con la sombra de una y otra planta,
seguro de prisión del hielo frío,
líquidad primaveras tiembla el rio.

(Francisco de Quevedo)

 

Mi piedad una a una
contó, aves dichosas,
vuestras quejas sabrosas;
mi envidia ciento a ciento
contó, dichosas aves,
vuestros besos süaves.
Quien besos contó y quejas
las flores cuente a Mayo,
y al cielo las estrellas rayo a rayo.

(Luis de Góngora)

Flor con voz, volante flor,
silbo alado, voz pintada,
lira de pluma animada
y ramillete cantor;
di, átomo volador,
florido acento de pluma,
bella organizada suma
de lo hermoso y lo suave,
¿cómo cabe en sola un ave
cuanto el contrapunto suma?

(Francisco de Quevedo)

 

 

 

Canta pájaro amante en la enramada
selva a su amor, que por el verde suelo
no ha visto al cazador que con desvelo
le está escuchando, la ballesta armada.
Tirale, yerra. Vuela, y la turbada
voz en el pico transformada…

(Lope de Vega)

Músico ramillete        
es el jilguero en una flor cantora,      

es el clarín de pluma de la aurora,    
que por oír al ruiseñor que canta      
madruga y se desvela
(Francisco de Quevedo)

Mongolia

Mongolia es un país que se encuentra en el centro de Asia, limita al norte con Rusia y al sur, este y oeste con China. Con una superficie de 1,564,115.75 km2 tiene alrededor de los 3 millones de habitantes. Los mongoles son los herederos del Imperio Mongol, fundado en 1206 por Genghis Khan. Su capital es Ulan Bator.

Otogonbayar Ershuu ante su obra Hun, que mide 660 por 217 cm.
Detalle B de la pintura Hun.

Otgonbayar Ershuu (18 de enero de 1981) es un pintor mongol. Estudió Pintura Tradicional Mongola en Ulan Bataor. Después de recibir su diploma estudió en forma autodidacta la Pintura Mongola de Miniaturas.

 

(Dolgor Ser-Od)

 Dolgor Ser-Od (1973) es una pintora mongola que estudió Pintura Tradicional en el Soyol College de Ulan Bator. Es miembro de la Unión de Artistas Mongoles y miembro de la Biennial Land Arte Mongolia. Ha ganado numerosos premios.

Marzan Sharav, Un día en Mongolia

Baldugiin ‘Marzan’ Sharav (1869-1939) fue un pintor mongol. Se le acredita el haber introducido los estilos modernos de pintura en Mongolia, pero su obra más famosa, Un día en Mongolia, pertenece al estilo tradicional zurag.

 

(Ürjingiin Yadamsüren)

Ürjingiin Yadamsüren (1905 – 1987) fue un artista mongol conocido por haber popularizado el estilo zurag de pintura. Su tío Choidasha era un monje budista y Yadamsüren estudió con él la impresión mediante bloques de madera en su monasterio.

 

Bolor Tselvesuren, Hermanas

Bolor Tsevelsuren es una joven artista mongola conocida por su “estética de lo femenino”, Su obra ha sido incluída en numerosas muestras internacionales como “Feminine Visions: A New York / Ulaanbaatar Art Extravaganza”.

(Bulgantuya Dechindorj)

Bulgantuya Dechindorj es otra artista mongola reconocida internacionalmente, su obra ha sido expuesta en Europa Oriental principalmente, incluyendo las ciudades de Sofía, Budapest, Varsovia, Kiev y Viena. En el 2007 recibió el premio “Female Artist of the Year” en Mongolia.

 

Nurmaajav Tuvdendorj. Hermosa mañana

        
Nurmaajav Tuvdendorj, ganadora del premio “Female Artist of the Year” en el 2006, ha recibido también el reconocimiento internacional, especialmente en Europa. Se caracteriza por haber capturado en su pintura la intensidad del espíritu mongol.

Marco Antonio

arco Antonio, Consul de la República Romana, nació el 14 de enero del año 83 a. de C. Fue un político, militar,
administrador y sacerdote (los romanos podían ser todo eso).
Pero todo lo que pudo haber sido Marco Antonio, sus capacidades militares, su fidelidad a Julio César, quedó al final opacado por el último capítulo de su vida, cuando enamorado de la egipcia Cleopatra buscó hacerse con su propio reino en Oriente. Estos amores y su desastroso final fueron inmortalizados por la tragedia de Shakespeare Antonio y Cleopatra y la imagen que de él se tiene corresponde mayormente a la que entrega la obra.

Cierto, pero este amor extravagante de nuestro general rebasa la medida.
Esos ojos soberbios que resplandecían como los de un Marte con armadura 
cuando inspeccionaban los desfiles y las revistas de las tropas de guerra, 
concentran ahora todas sus funciones, absorben toda su facultad de contemplación 
en un rostro moreno. Su corazón de capitán, que en las refriegas de las grandes batallas hacía estallar sobre su pecho los lazos de su coraza, ha perdido todo su temple y sirve ahora de fuelle y de abanico para enfriar a una egipcia fogosa. (Shakespeare, Antonio y Cleopatra)

Marco Antonio tenía enemigos poderosos, uno de los más enconados fue Cicerón, y seguramente no era muy querido entre los hombres que habían sido víctimas de una de sus aficiones, las mujeres ajenas. Pero era popular entre el pueblo de Roma y muy querido por sus soldados.

Su aire jactancioso, sus bufonadas, el beber ante todo el mundo, sentarse en público a tomar un bocado con cualquiera y comer el rancho militar, no se puede decir cuánto contribuían a ganarle el amor y afición del soldado. Su liberalidad y el no dar con mano encogida o escasa para socorrer a los soldados y a sus amigos fue en él un eficaz principio para el poder. (Plutarco, Vidas Paralelas)

En el cine y la televisión, Marco Antonio ha sido representado por una lista de actores, algunos más famosos que otros, desde la primera versión de Cleopatra en 1934 hasta las series de televisión Roma e Imperio, del 2005-2007.

Dice Plutarco que Antonio confirma la máxima de Platón que dice que los caracteres extraordinarios llevan consigo tanto los grandes vicios como las grandes virtudes. Así era Marco Antonio enamorado, bebedor, belicoso, dadivoso, magnífico e insolente; consiguió grandes victorias y tuvo grandes derrotas, conquistó grandes territorios y perdió también lo conquistado.

La Cenicienta

Uno de los más famosos cuentos de Charles Perrault (12 de enero de 1628 – 16 de mayo de 1703) es el de La Cenicienta. Pero se sabe que Perrault no es el autor, solo lo recogió de la tradición oral francesa, del mismo modo que los hermanos Grimm recogieron su versión de la tradición oral alemana.

Pero el cuento es más antiguo de lo que parece, puesto que una historia similar se encuentra en la antigüedad egipcia. Después se encuentran versiones griegas, y así hasta llegar al tiempo actual.
Pero, paralelamente existieron versiones chinas y vietnamitas, a la que hay que agregar un cuento del pueblo Abenaki (indios algonquinos del Canadá), aunque no se sabe si procede de antes de la llegada de los europeos o si se trata de un aporte de estos últimos.

Pequeños trozos de los diferentes cuentos están ilustrados por varias pinturas que representan al personaje de la Cenicienta en su vida de tribulaciones:

Hace mucho tiempo, en el antiguo país de Egipto, allí donde el agua verde del Nilo se entrega al agua azul del Mediterráneo, vivía una muchacha que había nacido en Grecia, pero había sido raptada por unos piratas y llevada a Egipto, y allí había sido vendida como esclava. Su amo había resultado ser un buen hombre, ya viejo, que pasaba la mayor parte del tiempo durmiendo a la sombra de un árbol. Por eso no se enteraba de que las otras muchachas de la casa, todas libres pero siervas, hacían mofa y befa de la extranjera porque era distinta. Ellas tenían el cabello liso y negro, y el de la otra era rubio y rizado. Ellas tenían ojos castaños, y la otra tenía ojos verdes. La piel de ellas tenía el fulgor del cobre, pero la otra era de piel pálida, que quemaba el sol con rapidez, y por eso la llamaron Mejillas Rosa. Además, le hacían trabajar mucho y la reñían todo el día: “Vé al río a lavar”, “Arréglame la ropa”, “Saca a los gansos del jardín”, “Haz el pan”…  

(Cuento del Antiguo Egipto, La historia de Ródope)

Se cuenta de ella la siguiente historia: estando tomando un baño, un águila arrebató una de sus sandalias a la sirviente que se las tenía y la llevó hasta Menfis. Allí, el rey estaba administrando justicia al aire libre, y el águila, cerniéndose sobre la cabeza del monarca, le dejó caer la sandalia en el regazo. El rey, conmovido por lo extraño del fenómeno y por la hermosura de la sandalia, mandó buscar por todo el país a la muchacha que la había calzado. Cuando fue hallada en Naucratis, fue llevada a Menfis, y el rey la hizo su esposa.
(Estrabón, Historia de Ródope)

Wu tiene dos esposas, y una hija con cada una de ellas. Una de sus esposas fallece, y su hermosa y buena hija queda en manos de la madrastra, cuya hija no es tan hermosa como la huérfana, a la que obliga la madrastra a hacer todas las tareas de la casa, de tal modo que la muchacha se convierte en sierva en su propio hogar. La obligan a calzar zapatos muy pequeños para que sufra más aún mientras se encarga de las peores tareas. Al quedársele así los pies pequeños, recibirá el apodo de Yeh Shen, que significa Pies de Loto.
(Cuento chino de la Dinastía T’ang, Pies de Loto)

  
Por la noche, la madrastra le daba una estera rota y una sábana hecha jirones. La niña tenía que fregarel suelo, cortar la leña, dar de comer a los animales, hacer la comida, lavar los platos y muchas cosas más. Le salían en la manos unas ampollas enormes, pero no se quejaba. La madrastra la mandaba al bosque a buscar leña esperando que las alimañas dieran cuenta de ella, y a buscar agua a sitios muy peligrosos para que se ahogase algún día.

La pobre Arroz Partido trabajaba y trabajaba, y se le pusieron la piel renegrida y el pelo enredado. A veces, al verse reflejada en el agua, se asustaba de lo fea y lo oscura que era, y se lavaba y se peinaba con los dedos, y entonces sí que se veía guapa. 
 Cuento vietnamita, La historia de Arroz Partido)

A Cenicienta se le aparece su hada madrina. Cenicienta le pide ayuda y el hada, haciendo uso de la varita mágica, convierte una calabaza en una carroza dorada. Luego, los ratones, las ratas y las lagartijas de una trampa son convertidos, también por arte de magia, en lacayos, cocheros y caballos tordos. El hada roza con la varita mágica a Cenicienta, y entonces la ropa sucia y estropeada que lleva la muchacha se convierte en un vestido precioso de princesa. El hada madrina le regala además unos zapatos de cristal a Cenicienta para que los lleve al baile, pero le dice que tiene que volver antes de la media noche, porque si no, se romperá el hechizo.
(Charles Perrault, La Cenicienta)

Hace mucho tiempo una joven doncella y sus padres tenian una hermosa vida, al poco tiempo su madre enferma y muere ellos deciden enterrarla en una tumba que esta en una fuente. Estaban tan devastados, que todos los dias iban a llorar en donde su tumba.
Tiempo después, el hombre se casa con una mujer que tiene dos hijas de rostro muy hermoso y corazón muy duro y cruel. Vienen entonces muy malos tiempos para la pobre huérfana: la madrastra y las hermanastras le quitan los vestidos y le mandan ocuparse de la limpieza del hogar, por lo que la pobre muchacha pasa a ser prácticamente una sierva que vive llena de polvo y cenizas, así que se dirigen y se refieren a ella llamándole Cenicienta.
(Hermanos Grimm, La Cenicienta)

A la menor de tres hermanas alfareras se le asigna la tarea de cuidar del fuego, y, de tanto acercarse a la llama para avivarla, acaba por tener la cara llena de quemaduras, por quedarle muy poco pelo y por llevar siempre la ropa tiznada de hollín y de ceniza.
Un joven busca una amada, y se dice de él que es muy hermoso, pero es invisible. Su hermana, que hasta ahora es la única capaz de verlo, va anunciando por los poblados que el joven se casará con la muchacha cuya mirada también alcance a distinguirlo.
Las dos hermanastras de la cuidadora del fuego, mayores que ella, fingen haber visto pasar al príncipe en una barca que todo el mundo ha visto sin ocupante, y en seguida son desenmascaradas.
Con una ropa hecha de corteza de abedul, la cuidadora del fuego se acerca y alcanza a verlo. La hermana del joven entrega un peine a la muchacha y le dice que lo use. La hasta entonces desventurada ya está calva, pero al pasarse el peine por la cabeza, le vuelve a crecer el pelo y se le quitan las quemaduras de la cara. La muchacha y el joven se casan, y vivirán felices con la hermana de él.
(Cuento de los indios Abenaki)

Utopía

Roberto Oleotto, Utopía

Utopía es una comunidad política ideal cuyos habitantes viven bajo condiciones aparentemente perfectas. Por lo tanto utópico y utopismo son palabras que se usan para denotar una reforma visionaria que tiende a ser una imposibilidad idealista. La palabra viene del libelo publicado por Sir Tomás Moro en 1516 bajo el nombre de “Consideraciones al alto estado de la república y nueva isla de Utopía”.
(Enciclopedia Británica)

David Carbley, Utopía

(Tomás Moro) fue su ingenio admirable, su erudición rara, su constancia santa, su vida exemplar, su muerte gloriosa, docto en lengua latina y griega. Celebráronle en su tiempo Erasmo de Roterodamo y Gulliemo Budeo, como se lee en dos cartas suyas impresas en el texto desta Obra: llamóla Utopía, voz griega, cuyo significado es: “no hay tal lugar”. Vivió en tiempo y Reyno, que le fue forzoso para reprehender el gobierno que padecía, fingir el conveniente.
(Francisco de Quevedo)

James Christopher Hill, Utopía

Utopía me llamaron los antiguos, por estar tan alejada,
Émula, en nuestros días, de la ciudad platónica,
Tal vez incluso superior (pues lo que aquella sólo en letras
Dibujara, y además lo hice patente,
con hombres, recursos y óptimas leyes,
Eutopía es el nombre con que merezco ser nombrada.

(Tomás Moro)

Kerry Bennett, Utopía

Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías
cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza
cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea
cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

(Mario Benedetti, Utopía -fragmento-)

Whang Zhong Wang, Utopía

Se echó al monte la utopía
perseguida por lebreles que se criaron
en sus rodillas
y que al no poder seguir su paso, la traicionaron;
y hoy, funcionarios
del negociado de sueños dentro de un orden
son partidarios
de capar al cochino para que engorde.
¡Ay! Utopía,
cabalgadura
que nos vuelve gigantes en miniatura.
¡Ay! ¡Ay, Utopía,
dulce como el pan nuestro
de cada día!

(Joan Manuel Serrat, Utopía .fragmento-)

Gregor Ziolkowski, Utopía

Utopía
hasta cuando reposarás en aquel rumor de olas tenaces?
viajera embriagada
rozando mi equipaje con la sal del tiempo.
Muro de cartón
inmensos muros.
Errores de dios,
anillo de fuego en el centro del pecho.
Eres tu el de esas señales
regando estrellas en mi senda… ?

(Cris Garmend, Seis poemas utópicos -fragmento-)

Barbara Mendes, Utopía

Por contacto con la tierra se puede, aún, creer en la utopía:
Entonces, aplastando la mejilla quemada
contra los ásperos granos de este suelo pedregoso
-como un buen sudamericano-
alzaré por un minuto más mi cara hacia el cielo
hecho un madre
porque yo creí en la felicidad
habré vuelto a ver de nuevo las radiantes estrellas

(Raúl Zurita)