Marco Antonio

arco Antonio, Consul de la República Romana, nació el 14 de enero del año 83 a. de C. Fue un político, militar,
administrador y sacerdote (los romanos podían ser todo eso).
Pero todo lo que pudo haber sido Marco Antonio, sus capacidades militares, su fidelidad a Julio César, quedó al final opacado por el último capítulo de su vida, cuando enamorado de la egipcia Cleopatra buscó hacerse con su propio reino en Oriente. Estos amores y su desastroso final fueron inmortalizados por la tragedia de Shakespeare Antonio y Cleopatra y la imagen que de él se tiene corresponde mayormente a la que entrega la obra.

Cierto, pero este amor extravagante de nuestro general rebasa la medida.
Esos ojos soberbios que resplandecían como los de un Marte con armadura 
cuando inspeccionaban los desfiles y las revistas de las tropas de guerra, 
concentran ahora todas sus funciones, absorben toda su facultad de contemplación 
en un rostro moreno. Su corazón de capitán, que en las refriegas de las grandes batallas hacía estallar sobre su pecho los lazos de su coraza, ha perdido todo su temple y sirve ahora de fuelle y de abanico para enfriar a una egipcia fogosa. (Shakespeare, Antonio y Cleopatra)

Marco Antonio tenía enemigos poderosos, uno de los más enconados fue Cicerón, y seguramente no era muy querido entre los hombres que habían sido víctimas de una de sus aficiones, las mujeres ajenas. Pero era popular entre el pueblo de Roma y muy querido por sus soldados.

Su aire jactancioso, sus bufonadas, el beber ante todo el mundo, sentarse en público a tomar un bocado con cualquiera y comer el rancho militar, no se puede decir cuánto contribuían a ganarle el amor y afición del soldado. Su liberalidad y el no dar con mano encogida o escasa para socorrer a los soldados y a sus amigos fue en él un eficaz principio para el poder. (Plutarco, Vidas Paralelas)

En el cine y la televisión, Marco Antonio ha sido representado por una lista de actores, algunos más famosos que otros, desde la primera versión de Cleopatra en 1934 hasta las series de televisión Roma e Imperio, del 2005-2007.

Dice Plutarco que Antonio confirma la máxima de Platón que dice que los caracteres extraordinarios llevan consigo tanto los grandes vicios como las grandes virtudes. Así era Marco Antonio enamorado, bebedor, belicoso, dadivoso, magnífico e insolente; consiguió grandes victorias y tuvo grandes derrotas, conquistó grandes territorios y perdió también lo conquistado.

Anuncios

4 comentarios en “Marco Antonio

  1. Mirá vos, no sabía que Charlton Heston lo personificó 2 veces con diferencia de 20 años. Buen dato.
    Me parece que en esto de vicios y virtudes, Marco Antonio es el personaje simbólico del Imperio Romano.

    Saludos!

  2. La pasión entrando bajo la coraza de un guerrero, para desbaratar el corazón. Ojos de mujer, paradigma de victoria o esclavitud. Un gran personaje histórico, sin duda. el ying y el yang en manera expansiva y explosiva. No podía dejar indiferente.

    Un cordial saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s