Secreto

Florent Willems, La carta secreta

Tal vez no haga ningún bien esta carta, quitando el de apaciguar mi mente, pero he creído mi deber comunicarte que tu interés por lady Susan no es un secreto para tus amigos y para prevenirte respecto a ella. Me gustaría oír tus razones para contradecir la inteligencia del señor Smith. 
Hace un mes no dudabas de ella.
Si puedes asegurarme que no albergas ningún plan más allá de disfrutar de la conversación de una mujer inteligente, durante un breve período, y de rendir admiración tan sólo a su belleza y a sus cualidades, sin cerrar los ojos por ello a sus defectos, me devolverás la felicidad, pero si no puedes hacer esto, explícame, por lo menos, qué ha ocasionado una alteración tan grande en tu opinión de ella.
Cordialmente,
Reginald de Courcy
(Jane Austen, Lady Susan)

Gustave Leonard de Jonghe, El secreto susurrado

 
Pero Ana no tenía intención de moverse, y fingió frialdad e indiferencia. Pero su incomodidad volvió al percibir miradas significativas y sonrisas entre las damas visitantes, como si estuvieran enteradas del secreto. Era evidente que ya todos hablaban del asunto; siguió una corta pausa por la que podía esperarse que aquello no se prolongaría.
(Jane Austen, Persuasión)

Robert Julius Beyschlag, Un amor secreto

-En ningún momento he buscado ser su confidente -dijo . Elinor-, pero usted no me hace sino justicia al imaginar que soy de confiar. Su secreto está a salvo conmigo; pero excúseme si manifiesto alguna sorpresa ante tan innecesaria revelación. Al menos debe haber sentido que el enterarme a mí de ese secreto no lo hacía estar más protegido.
(Jane Austen, Sentido y sensibilidad)

    

Wihelm Amberg, El secreto

¡El señor Darcy! ––repitió Elizabeth con total asombro.
¡Claro! Acompañaba a Wickham, ya sabes. Pero ¡ay de mí, se me había olvidado! No debí decirlo. Se lo prometí fielmente. ¿Qué dirá Wickham? ¡Era un secreto!
––Si era un secreto ––dijo Jane–– no digas ni una palabra más. Yo no quiero saberlo.
––Naturalmente ––añadió Elizabeth, a pesar de que se moría de curiosidad––, no te preguntaremos nada.
––Gracias ––dijo Lydia––, porque si me preguntáis, os lo contaría todo y Wickham se enfadaría.

(Jane Austen, Orgullo y prejuicio)

Edward Hughes, La carta secreta

 

 –Yo manifestaba sin querer mi preferencia a cada momento; declaraba por ejemplo que consideraba admirables a los hombres de carrera eclesiástica, y de ese modo creía darte ocasión de averiguar un secreto que, por otra parte, sabía que guardarías escrupulosamente.
Catherine reconoció para sí que, en efecto, le habría sido imposible divulgar aquel secreto, pero no se atrevió a discutir el asunto ni a contradecir a su amiga, más que nada porque le avergonzaba su propia ignorancia.

(Jane Austen, La abadía de Northanger)

William Bourgereau, El secreto

La señora Weston decía lo que pensaba, no tenía que fingir al declararse en favor del proyecto de boda… Al principio había tenido una gran sorpresa; pocas veces la había tenido mayor que cuando Emma le reveló el secreto; pero era algo en lo que sólo veía un aumento de felicidad para todos, y no tuvo ningún reparo en convertirse en acérrima defensora del proyecto…
(Jane Austen, Emma)

Anuncios

17 comentarios en “Secreto

  1. Una selección muy bien lograda de textos de Jane Austen, donde reinan los secretos en todas sus formas y contenidos.
    Me gustó releer algunos y leer por primera vez otros.
    Gracias por tu aporte.
    Saludos!

  2. Una sola autora, y sin embargo has reunido varios secretos, algunos ya estaban aireados y los conocía, otros para mi han sido nuevos pero seré discreta. Saltos y brincos

  3. Qué buena selección de fragmentos de Jane Austen, donde los secretos cantan presente. La selección pictórica, por otra parte, una maravilla!
    No puedo dejar de felicitarte! Es un lujo poder disfrutar de tu mano, de esta entrega semanal que nos haces.
    Besos!
    Gaby*

  4. La literatura inglesa tiene en Jane Austen, un fiel retrato de la vida burguesa de finales del siglo XVIII. Sabes que me encanta, sobretodo la descripción de sus personajes de un perfil psicológico muy complejo y la vez cercano. Muy buena seleción de textos. Un placer leerte, como siempre. Abrazos

  5. ¡Cuántos secretos!… Buen trabajo, Jenofonte. En todas las épocas el secreto, en forma de sentimiento contenido, conspiración, confidencia íntima, etc. ha sido materia literaria porque en toda vida humana, ha habido y hay secretos.

    En las obras intimistas se Jane Austen no podían faltar.

    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s