H. G. Wells

El 21 de septiembre de 1866 nació Herbert George Wells, escritor inglés conocido como uno de los “padres de la ciencia ficción”, porque aunque escribió novelas realistas y también libros de no ficción como libros de historia, sus obras más famosas son las que él llamó “novelas científicas”. Entre estas últimas están La máquina del tiempo, La isla del Dr. Moreau, El hombre invisible, La guerra de los mundos, Los primeros hombres en la luna, El dormido despierta, El reino de las hormigas y El alimento de los dioses.

La máquina del tiempo, publicada en 1895, introdujo el concepto del viaje en el tiempo mediante una máquina manejada por el hombre. El tiempo2protagonista, llamado simplemente el viajero del tiempo, logra viajar al futuro, primero al año 802.701 y luego a un tiempo cercano a los 30 millones de años, donde encuentra una Tierra moribunda.

El Viajero a través del Tiempo (pues convendrá llamarle así al hablar de él) nos exponía una misteriosa cuestión. Sus ojos grises brillaban lanzando centellas, y su rostro, habitualmente pálido, mostrábase encendido y animado. El fuego ardía fulgurante y el suave resplandor de las lámparas incandescentes, en forma de lirios de plata, se prendía en las burbujas que destellaban y subían dentro de nuestras copas.

4 REn La guerra de los mundos, la Tierra es invadida por los marcianos, y muestra el enfrentamiento del ser humano con una civilización agresiva y destructora. Es tal vez la novela más famosa de Wells.

En los últimos años del siglo diecinueve nadie habría creído que los asuntos humanos eran observados aguda y atentamente por inteligencias más desarrolladas que la del hombre y, sin embargo, tan mortales como él; que mientras los hombres se ocupaban de sus cosas eran estudiados quizá tan a fondo como el sabio estudia a través del microscopio las pasajeras criaturas que se agitan y multiplican en una gota de agua. Con infinita complacencia, la raza humana continuaba sus ocupaciones sobre este globo, abrigando la ilusión de su superioridad sobre la materia.

El hombre invisible es la historia de un científico que logra cambiar el índice de refracción del cuerpo humano de manera de hacerlo invisible.

El huésped estaba de pie, de espaldas a ella, y miraba fijamente cómo caía la nieve en el patio. Con las manos, enguantadas todavía, cogidas en la espalda, parecía estar sumido en sus propios pensamientos. La señora Hall se dio cuenta de que la nieve derretida estaba goteando en la alfombra y le dijo:
-Me permite su sombrero y su abrigo para que se sequen en la cocina, señor?invisible
-No -contestó éste sin volverse.
No estando segura de haberle oído, la señora Hall iba a repetirle la pregunta. Él se volvió y, mirando a la señora Hall de reojo, dijo con énfasis:
-Prefiero tenerlos puestos.
La señora Hall se dio cuenta de que llevaba puestas unas grandes gafas azules y de que por encima del cuello del abrigo le salían unas amplias patillas, que le ocultaban el rostro completamente.
-Como quiera el señor -contestó ella-. La habitación se calentará en seguida.

En Los primeros hombres en la Luna, el excéntrico científico Cavor ha inventado la cavorita, substancia que anula la fuerza de gravedad. Un viaje a la Luna, acompañado por el señor Bedford, el narrador, les permite descubrir en el satélite una extraña civilización.

P-00012817Ahora que escribo aquí, sentado entre las sombras de los emparrados bajo el cielo azul de la Italia Meridional, me acuerdo, no sin alguna sorpresa, de que mi participación en las asombrosas aventuras del señor Cavor fue, al fin y al cabo, resultado de una mera casualidad. Lo mismo podía haberle sucedido a cualquier otro. Caí en esas cosas en un momento en que me consideraba libre de la más leve posibilidad de perturbaciones en mi vida. Había ido a Lympne porque me lo había figurado como el lugar del mundo en que sucedieran menos acontecimientos. “¡Aquí, de todos modos —me decía, —encontraré tranquilidad y podré trabajar en calma”.

La isla del Dr. Moreau es la historia relatada por un náufrago, Prendick, quién llega a la isla en que un fisiólogo londinense que había adquirido cierta notoriedad por sus experimentos de vivisección, vivía aislado y trabajando en sus experimentos.moreau

Al salir del camarote encontramos en la toldilla a un hombre que nos impedía el paso.
Estaba de pie en la escala, de espaldas a nosotros, mirando por encima de los cuarteles de la escotilla. Vi que se trataba de un hombre deforme, bajito, ancho, torpe y encorvado, con el cuello peludo y la cabeza hundida entre los hombros. Llevaba ropa de sarga azul marino y tenía una espesa mata de áspero pelo negro. Los perros invisibles gruñeron ferozmente y él retrocedió al instante, rozando la mano que yo había alargado para apartarlo de mí. Se volvió con la rapidez de un animal.

H. G. Wells ha ejercido una considerable influencia en la literatura, grandes escritores como Arthur C. Clarke y Brian Aldiss, Isaac Asimov y Ursula L. Le Guin fueron influenciados por su obra. Sus novelas científicas siguen siendo publicadas y han sido adaptadas a todos los medios, historieta, radio, cine y televisión.

Anuncios

4 comentarios en “H. G. Wells

  1. He leído a todos los autores que mencionás, especialmente Asimov y Arthur Clarke.
    Y por supuesto H.G. Wells.
    Conozco casi todas las novelas de las que incluis un parrafo. De esas, no leí La isla de Dr,. Moreau.
    Es interesante que La máquina del tiempo plantea lo peligrosos de las desigualdades sociales, que pueden volverse en contra de los privilegiados. Los eloi, apaticos, suelen ser víctimas de los industriosos pero canibales morlocks. Weena es una eloi que es una excepción, teniendo una amistad (quizas algo más) con el Viajero. De las adaptaciones prefiero la de George Pal sobre la de Simon Wells, descendiente del autor, que parece no haber entendido la novela.

    Los primeros hombres en la luna es una curiosa novela. De un estilo entre humoristico y extraño.

    La guerra de los mundos inspiró una interesante película. Y no me refiero a la de Tom Cruise, que me aburrió.

    • De las obras de Wells se ha realizado una buena cantidad de películas, algunas mejor logradas que otras y algunas también no logradas en lo absoluto. Por ejemplo de “La isla del Doctor Moreau”, una novela que vale la pena leer, se han realizado algunas versiones como “La isla de las almas perdidas” (1932 – Erle C. Kenton) con Charles Laughton y Richard Arlen, “La isla del Doctor Moreau” (1977 – Don Taylor) con Burt Lancaster y Michael York y “La isla del Dr. Moreau” (1996 – John Frankenheimer) con Marlon Brando y Val Kilmer.
      También algunas -inspiradas en- como “La isla de los perdidos” (1921), “La isla del terror” (1959) y “Los hombres del ocaso” (1972). También hay una animación realizada por Tim Burton, “La isla del Doctor Agor” (1971) pero solo he visto las tres primeras.

      Respecto de las otras, como “La máquina del tiempo” y “La guerra de los mundos”, la verdad es que no entiendo esto de las adaptaciones cinematográficas, porque veo que mientras el cine avanza en lo que se refiere a recursos técnicos, retrocede en cuanto a la calidad de la interpretación de las obras, introduciendo elementos absurdos e innecesarios. Las películas antiguas, con sus escenografías de cartón son mejores, en cuanto a contenido, que las modernas con sus recursos digitales. Es una opinión personal, por supuesto.

  2. Excelente resumen de sus obras. Trato de evitar las películas hasta no leer los libros, pero en el caso de Wells uno siempre termina tropezándose con alguna adaptación.
    Me gusta el debate que armaron entre películas antiguas y modernas. Salvo honrosas excepciones, estoy entre los que creen que tantos efectos y velocidad entorpecen la trama y climas de la novela.

    Abrazo!

    • Yo hago diferencia entre una adaptación, buena o más o menos buena, de un libro, y una película que es, simplemente, un asesinato de la obra. Pero cada uno es libre de hacer la película que se le ocurra, supongo, y si el autor ya no está para quejarse…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s