Promesa

alan maley

Alan Maley, La promesa

 

No hay sino disimular
y hacerse nuevas, señor.
Sospecho que lo mejor
con mujeres, es no dar.
No dar, mas sí prometer
cuanto su afán nos indique;
que no hay mujer que no pique
en promesas, si es mujer.
Mira bien si te has lucido
prometiendo…¡Ya soy diestro!
¡A buen hora eres maestro,
después que te han esprimido!
(Lope de Vega, El anzuelo de Fenisa)

 

 

 

The Promise henry scott tuke

Henry Scott Tuke, La promesa

– Pues bien, no tienes que ir tan lejos para ser mi mujer. Las circunstancias han cambiado, y soy yo quien vengo para ser tu marido.
– Tienes razón al decir que las circunstancias han cambiado… ¡Sí, horriblemente…!
Ilka pronunció esta última palabra con tal expresión de dolor, que todo su cuerpo se estremeció.
– Querida Ilka, aun a cambio de exacerbar el terrible recuerdo, he querido hablar contigo. No quiero prolongar la conversación… Quiero solamente que mantengas tus promesas…
– ¡Mis promesas, Vladimir, mis promesas…! – exclamó la infeliz, conteniendo a duras penas los sollozos- . Cuando las hice era digna para hacerlas… hoy…
– ¡Hoy, como siempre, eres la más digna de las mujeres!
(Julio Verne, Un drama en Livonia)

razumov

Konstantin Razumov, Danza

 

 

¡Con jugueteos amables, con caricias enardecidas, hice escurrirse el velo que ostentaba, y de sus hombros ¡oh redondez de perlas! se escurrió la túnica también!
¡Y apareció medio desnuda entonces, surgiendo de la ropa que la rodeaba cual surge de su cáliz una flor!
¡Como la noche corría ante nosotros su cortina de sombras, quise ser más audaz a la sazón; y le dije: ¡Coronemos el acto!”
Pero ella contestó: “¡Mañana seguiremos!”
Fuí a ella al día siguiente, y le dije: “¡Cumple tu promesa!” Se echó a reír y me contestó: “¡El día borra las palabras de la noche!”
(Las mil y una noches, 379° Noche)

 

 

 

lawrence alma-tadena

Lawrence Alma-Tadena, Promesa de primavera

Si no, dime: ¿cuándo, ¡oh traidor!, respondí a tus ruegos con alguna palabra o señal que pudiese despertar en ti alguna sombra de esperanza de cumplir tus infames deseos? ¿Cuándo tus amorosas palabras no fueron deshechas y reprehendidas de las mías con rigor y con aspereza? ¿Cuándo tus muchas promesas y mayores dádivas fueron de mí creídas, ni admitidas? Pero, por parecerme que alguno no puede perseverar en el intento amoroso luengo tiempo, si no es sustentado de alguna esperanza, quiero atribuirme a mí la culpa de tu impertinencia, pues, sin duda, algún descuido mío ha sustentado tanto tiempo tu cuidado; y así, quiero castigarme y darme la pena que tu culpa merece.
(Miguel de Cervantes, El Quijote de la Mancha)

 

lizzy1

 

––No haré ninguna promesa de esa clase. ¡Señorita Bennet! ¡Estoy horrorizada y sorprendida! Esperaba que fuese usted más sensata. Pero no se haga usted ilusiones: no pienso ceder. No me iré hasta que me haya dado la seguridad que le exijo.
––Pues la verdad es que no se la daré jamás. No crea usted que voy a intimidarme por una cosa tan disparatada. Lo que Su Señoría quiere es que Darcy se case con su hija; pero si yo le hiciese a usted la promesa que ansía, ¿resultaría más probable ese matrimonio? Supongamos que esté interesado por mí; ¿si yo me negara a aceptar su mano, cree usted que iría a ofrecérsela a su prima? Permítame decirle, lady Catherine, que los argumentos en que ha apoyado usted su extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva la exigencia.
(Jane Austen, Orgullo y prejuicio)

 

promise__kim_robeti

Kim Robetti, Promesa

 

– No es ahora ocasión de hablar de eso – contestó ella evitando aquellas ardientes miradas, y los brazos que trataban de estrecharla. – ¿Pues, cuándo? – fue la fogosa pregunta de él.
– Cuando Teodoro haya sido arrojado de Montferrato.
-¿Eso es una promesa, Valeria?…
Dejándose llevar por la exaltación, contestó ella: – El hombre que consiga el triunfo de nuestra causa, podrá pedirme lo que quiera. ¡Lo juro!
(Rafael Sabatini, Bellarión)

 

prométeme connie Chadwell

Connie Chadwell, Prométeme

Visora, los desengaños
sonaron locos hechizos
en mí de promesas vanas,
que ya sepulta el olvido.
No más crédito engañoso,
no llantos de cocodrilos,
pues escapé, gloria al cielo,
seguro de sus peligros.
El emperador te adora;
es mi señor, yo le sirvo;
tú eres suya de derecho,
por despojo le has cabido.
No afrentan deshonras reales;
pues tu fortuna lo quiso,
ama al César, y perdona.
(Tirso de Molina, El mayor desengaño)

 

Promise_steve atkinson

Steve Atkinson, Promesa

¡Señor Cornelius!
¡Oh! Puedes tomarlos, Rosa, no causas ningún mal a nadie, niña mía. Estoy solo en el mundo; mi padre y mi madre han muerto; no he tenido nunca hermana ni hermano; no he pensado nunca en enamorarme de nadie, y si alguien se ha enamorado de mí, no lo he sabido jamás. Por otra parte, ya puedes ver, Rosa, que estoy abandonado, ya que en esta hora solamente tú estás en mi calabozo, consolándome y socorriéndome.
Pero, señor, cien mil florines…
¡Ah! Seamos formales, querida niña dijo Cornelius . Cien mil florines serán una hermosa dote a tu belleza; obtendrás los cien mil florines porque estoy seguro de mis bulbos. Los tendrás pues, querida Rosa, y no os pido a cambio más que la promesa de que te cases con un muchacho valiente, joven, al que ames y que te ame tanto a ti como yo amaba las flores.
(Alejandro Dumas, El tulipán negro)

Anuncios

17 comentarios en “Promesa

  1. Qué hermosas obras de arte has escogido para esas letras llenas de promesas, que acarician el alma al leerlas y recordarlas. Excelente selección y combinación, como siempre.
    Te felicito por el trabajo que te has tomado, ha dado sus frutos.
    Gracias por sumarte una semana más.
    Un abrazo.

  2. Has buscado promesas de amor, son las mas comunes, permanecen a la espera de su cumplimiento y cuando se pagan pierden valor, debería ser al contrario. Un abrazo

  3. Nuevamente has brillado con tus temas exquisitamente escogidos sobre promesas cumplidais y otras que no se van a cumplir nunca. Una seleción de dibujos y textos elegidos,entre los centenares de libros que debes de poseer….vivir como un hermitaño pero rodeado de buenos libros debe de ser genial
    Un saludo

    • Qué problema eso de las promesas, claro que hay promesas que se hacen a sabiendas de que no se van a cumplir, otras que, aunque se hagan con buena intención prometen algo que es difícil de cumplir. Y están esas que se hacen y se cumplen, dentro de las humanas posibilidades.

  4. Has recogido una selección de una promesas muy bien marcadas, por personajes ilustres con unas imágenes que bien acompañas. Mis felicitaciones!

    Abrazos.

  5. No sabría, de todos los textos que has escogido, con cuál quedarme pero me encantan el de Las mil y una noches y el de Orgullo y prejuicio. El cuadro de Henry Scott Tuke me ha fascinado!

    • El fragmento de “Las mil y una noches” es un poema de Abu Nowas, pero la traducción está en prosa. Me gustó, como le gustó a Harun Al-Rashid y como sigue gustando por lo que se ve.
      El fragmento de “Orgullo y prejuicio” muestra el choque de dos mujeres orgullosas y seguras de sí mismas, al final ganó Lizzy, por supuesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s