Gogol

El 31 de marzo de 1809 nació el escritor y dramaturgo ucraniano Nicolás Gogol.
El sitio Nikolai_Gogolnatal del escritor fue el poblado cosaco de Sorochinetz, en Ucrania.
De la obra de Gogol se dice que refleja una mirada impresionista de la vida y del pueblo. En sus comienzos estuvo muy influenciado por el ambiente en que vivió, pero después desarrolló su visión satírica, sobre todo de la clase política rusa, corrupta en exceso.
Llegó en 1820 a San Petersburgo, donde ejerció como funcionario público y se dio a conocer entre los círculos literarios.
Con Tardes en una granja cerca de Dikanka (1831), colección de relatos cortos, se inició como escritor. Publicó en 1836 la obra teatral El inspector, feroz sátira sobre la corrupción.
Entre 1826 y 1848 vivió en Roma, donde escribió una de sus principales novelas, Las almas muertas (1842). En 1842, apareció El abrigo, un relato corto acerca de un pobre funcionario, víctima de la injusticia social.
Realizó un viaje en peregrinación a Tierra Santa y a su regreso cayó bajo la influencia de un sacerdote fanático, quien le convenció de que sus obras narrativas eran pecaminosas. Destruyó una gran cantidad de manuscritos inéditos, entre ellos la segunda parte de Las almas muertas. Nikolás Gogol falleció el 4 de marzo de 1852, en Moscú, al borde de la locura.

Las almas muertas es una novela considerada como fundamental en la literatura rusa del siglo XIX. Constituye un ácido retrato de la clase media rusa, su mentalidad, su caracter, sus fallas y sus defectos. Su protagonista, Pavel Ivanovich Chichikov, y los personajes con los que se relaciona, son los típicos de los tiempos de Gogol.

Chichikov_and_SobakevichAl mismo tiempo Chichikov, que no tenía nada que hacer, se entretuvo contemplando la ancha mole de Sobakevich. Contemplaba sus espaldas, que parecían la grupa de un caballo de Viatka, y sus piernas, semejantes a los guardacantones de hierro que ponen en las aceras, y no pudo por menos de pensar: «¡Bien te ha dotado Dios! Eres como ésos de los que se dice que han sido mal cortados, pero bien cosidos… ¿Eras ya un oso al nacer, o te transformó en oso la vida en este alejado rincón del mundo, las sementeras, el constante trato con los campesinos, convirtiéndote en un hombre mezquino? Pero no, estoy seguro de que habrías sido exactamente lo mismo aunque te hubieran dado una educación a la moda, lanzado al mundo y residido en San Petersburgo, en lugar de en este perdido rincón. La única diferencia consiste en que ahora engulles media espalda de cordero con gachas y unas empanadas del tamaño de un plato, y entonces habrías comido chuletas con trufas. Ahora tienes bajo tu autoridad a los campesinos; os entendéis bien y si te comportas bien con ellos es solamente porque te pertenecen y saldrías perdiendo. Entonces mandarías sobre unos funcionarios a los que tratarías con dureza, pensando que no te pertenecían, o robarías al Tesoro. ¡No, el que nace con el puño cerrado jamás abrirá la mano!
(Gogol, Las almas muertas)

El Inspector es una obra de teatro satírica, una comedia de errores que pone en evidencia la corrupción que reinaba en Rusia al mismo tiempo que muestra hasta donde pueden llegar la codicia y la estupidez humana.

inspector

Alcalde: —Vista o no vista, señores, ya lo saben: están avisados. Por mi parte, he tomado algunas medidas.- ¡Les aconsejo que hagan lo mismo! ¡Sobre todo a usted, Artemio Filípovich! Sin duda, el inspector querrá examinar antes que todo el hospital…. de modo que le conviene adecentarlo; hágales cambiar los gorros de dormir a los enfermos y déles ropa limpia, para que no parezcan unos herreros, como sucede habitualmente cuando andan por la casa.
Artemio Filípovich: —Bueno, eso es fácil. Podemos cambiarles los gorros.
Alcalde: —Sí. Y, además, convendría escribir encima de cada cama, en latín o algún otro idioma (eso ya es cosa suya, Cristian Ivánovich), el nombre de cada enfermedad y la fecha en que se enfermó cada paciente… Está mal eso de que sus pupilos, Artemio Filípovich, fumen un tabaco tan fuerte que lo hace estornudar a uno apenas entra. Además, sería preferible que no fueran tantos; pueden atribuirlo inmediatamente a la falta de cuidados o a la ineptitud del médico.
Artemio Filípovich: —¡Oh! En cuanto a las curaciones, yo y Cristian Ivánovich hemos tomado ya nuestras medidas; cuanto más dejemos obrar a la naturaleza, mejor…, no usamos medicamentos caros. El hombre es un ser simple; si se tiene que morir, se morirá lo mismo; si se tiene que curar, se curará. Además, a Cristian Ivánovich le costaría trabajo entenderse con ellos: no sabe una sola palabra de ruso.
(Gogol, El Inspector)

La feria de Sorochinetz es un cuento, la acción se desarrolla en el pueblo natal de Gogol y forma parte de la colección llamada Tardes en una granja cerca de Dikanka, y es el primer libro del autor.

soro gogol—En realidad, soy como una criatura —exclamó riéndose—; me da miedo dar un paso— y al decir esto empezó a golpear el suelo con los pies, y cuanto más avanzaba, más audaz se sentía. Finalmente, su mano izquierda descendió, apoyándose sobre la cadera, y la joven se puso a bailar con el espejo ante sí, taconeando y canturreando su canción favorita.
En este instante se asomó Cherevik por la puerta, y al ver a su hija bailando ante el espejo, se detuvo. La miró largo rato, riéndose del nunca visto capricho de la muchacha, que, abstraída en sus pensamientos, parecía no darse cuenta de nada; pero al escuchar los conocidos sonidos de la canción, las venillas de Cherevik comenzaron a agitarse, y con los brazos orgullosamente en jarras, se adelantó y se puso a bailar en cuclillas, olvidando todos sus asuntos.
La sonora risa del compadre hizo estremecerse a ambos. —¡Vaya!… ¡El padre y la hija celebrando la boda! ¡Vengan, pues, pronto! ¡Ha llegado el novio!
(Gogol, La feria de Sorochinetz)

Taras Bulba es una novela histórica acerca de un cosaco zaporogo y sus dos hijos. La novela corresponde al romanticismo nacionalista y a diferencia de la mayoría de la obra de Gogol, sus personajes no están exagerados ni son caricaturescos. Desde el punto de vista de las autoridades rusas, esta novela fue considerada “demasiado ucraniana”.

FAI-8260 - © - © Fine Art Images

Hacía ya largo tiempo que las altas hierbas les rodeaban por todos lados; de suerte que sólo se veían las gorras negras de los cosacos por encima de los ondulantes tallos, cuando Bulba, saliendo de su meditación, exclamó de repente:
-¡Eh, eh!, ¿Qué significa eso, muchachos? Están ustedes muy silenciosos; diríase que se han vuelto frailes. Al diablo todas las ideas negras.
Aprieten sus pipas con los dientes, espoleen sus caballos, y corramos de modo que no pueda alcanzamos un pájaro.
Y los cosacos, inclinándose sobre el arzón de la silla, desaparecieron en la espesa hierba. Ya no se vieron ni siquiera sus gorras; solamente el rápido paso que marcaban en la hierba indicaba la dirección de su carrera.
El sol se había alzado en un cielo sin nubes y derramaba por la estepa su luz cálida y vivificante.
(Gogol, Taras Bulba)

El abrigo es un cuento de Gogol que tuvo una gran influencia en la literatura rusa, Se dice que Dostoievski es el autor de la cita: “Todos procedemos de El abrigo de Gogol”.

illustrations-for-the-overcoatY de este modo se enteraron en la oficina de la muerte de Akakiy Akakievich. Al día siguiente su sitio se hallaba ya ocupado por un nuevo empleado. Era mucho más alto y no trazaba las letras tan derechas al copiar los documentos, sino mucho más torcidas y contrahechas. Pero ¿quién iba a imaginarse que con ello termina la historia de Akakiy Akakievich, ya que estaba destinado a vivir ruidosamente aún muchos días después de muerto como recompensa a su vida que pasó inadvertido? Y, sin embargo, así sucedió, y nuestro sencillo relato va a tener de repente un final fantástico e inesperado.
En San Petersburgo se esparció el rumor de que en el puente de Kalenik, y a poca distancia de él, se aparecía de noche un fantasma con figura de empleado que buscaba un abrigo robado y que con tal pretexto arrancaba a todos los hombres, sin distinción de rango ni profesión, sus abrigos, forrados con pieles de gato, de castor, de zorro, de oso, o simplemente guateados: en una palabra: todas las pieles auténticas o de imitación que el hombre ha inventado para protegerse.
(Gogol, El abrigo)

La Perspectiva Nevsky es la avenida principal de San Petersburgo, y no solo le da el nombre a este cuento de Gogol, sino que además es descrita en él con verdadero detalle. El cuento se divide en dos partes, en la primera el protagonista es un pintor romántico e ingenuo, en la segunda lo es un oficial tosco y realista. Cada uno de ellos sigue a una hermosa mujer que ha visto en la avenida.

Con oculto temblor se apresuraba hacia aquel objeto de su atención que tanto lo había
asombrado, pareciendo extrañarse él mismo de su atrevimiento. La criatura desconocida que se había apoderado de sus pensamientos y de sus sentimientos volvió de repente la cabeza y lo miró.nevsky prospekt ¡Dios mío!… ¡Qué rasgos prodigiosos!… La maravillosa frente, de una blancura cegadora, estaba sombreada por el magnífico cabello. Una parte de los maravillosos bucles caía bajo el sombrero y rozaba la mejilla, teñida de un fresco y fino rubor producido por el frío nocturno. La boca parecía cerrarse sobre un enjambre de maravillosos ensueños. ¡Todos cuantos recuerdos conservamos de la niñez, todo cuanto nos conduce al ensueño o a la callada inspiración -como nos conduce la lamparita ante la imagen-, todo parecía unirse y reflejarse en su armoniosa boca! Miró a Peskarev, y el corazón de éste latió bajo aquella mirada. Lo miraba y un sentimiento de indignación se traslucía en su mirada por verse objeto de aquella persecución tan descarada; pero aun el mismo enfado era encantador en aquel rostro maravilloso.
(Gogol, La Perspectiva Nevsky)

Anuncios

4 comentarios en “Gogol

  1. Ufff cuantos años, lo estudie en el cole, teníamos un profe que le gustaba la literatura mas que a mi el chocolate, pero lo había olvidado, ya no lo he vuelto a leer nunca mas. Un abrazo

  2. No he leído nada de escrito por él, si algunas pequeñas biografías. Y la gran influencia que tuvo en los escritores rusos posteriores se suele mencionar y confirman la frase de Dostoievsky.
    Me llama la atención “El abrigo”

    • “El abrigo”, también conocido como “El capote” es el cuento más famoso de Gogol, no hay duda. Pero creo que es realmente interesante leer “Las almas muertas” y “El inspector” (Taras Bulba no me gusta mucho)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s