Pájaros

Los pájaros, como en la naturaleza, abundan en la literatura. Comienzo con uno de mis cuentos favoritos de El Decamerón, El halcón, para continuar con algunos retazos encontrados por aquí y por allá en que aparece un pájaro.

gyrflight

Quedándose, pues, viuda doña Giovanna, como es costumbre entre nuestras mujeres, en el  verano con este hijo suyo se iba al campo a una posesión asaz cercana a la de Federigo; por lo que sucedió que aquel jovencito empezó a hacer amistad con Federigo y a entretenerse con las aves de caza y los perros; y habiendo visto muchas veces volar el halcón de Federigo, gustándole extraordinariamente, mucho deseaba tenerlo, pero no se atrevía a pedírselo viendo que él lo quería tanto. Y estando así la cosa, sucedió que el muchachito se enfermó, de lo que la madre, muy doliente, como quien no tenía más y le amaba lo más que podía, estando todo el día junto a él, no dejaba de cuidarlo y muchas veces le preguntaba si deseaba algo, rogándole que se lo dijese, que tuviera la certeza que si fuese posible tenerlo lo conseguiría donde estuviera.
El jovencito, oyendo muchas veces estos proferimientos, dijo:
-Madre mía, si hacéis que tenga el halcón de Federigo creo que me curaré en seguida.
Giovanni Boccaccio, El Decamerón, Quinta Jornada, Narración Novena)

malcolm-greensmith-a-swallow in flight-Señor conde Lucanor -dijo Patronio-, para que en esto hicieres lo que yo entiendo que debes, me gustaría mucho que supieras lo que sucedió a la golondrina con las otras aves. El conde Lucanor le preguntó qué fue aquello.-Señor conde Lucanor -dijo Patronio-, la golondrina vio que un hombre sembraba lino, y se le ocurrió, por el su buen entendimiento, que si aquel lino creciese, podrían los hombres hacer redes y lazos para cazar las aves. Y luego fue donde las aves y les pidió ayuda, y les dijo como el hombre sembraba aquel lino y que ciertamente, si creeciera, les causaría un gran daño, y les aconsejó que arrancaran el lino antes de que creciera. Porque las cosas son fáciles de arreglar cuando comienzan, que después son más difíciles de arreglar. Pero las aves consideraron que no valía la pena y no quisieron hacer nada.
(Don Juan Manuel, El conde Lucanor)

athenea_raven1De un golpe abrí la puerta,
y con suave batir de alas, entró
un majestuoso cuervo
de los santos días idos.
Sin asomos de reverencia,
ni un instante quedo;
y con aires de gran señor o de gran dama
fue a posarse en el busto de Palas,
sobre el dintel de mi puerta.
Posado, inmóvil, y nada más.
Edgar Allan Poe, El cuervo)

ruisenor-pechiazul-luscinia-svecica

Señora lo soporto todo. Sin cloroformo
Desciendo al fondo del alba
El ruiseñor rey de setiembre me informa
Que la noche se deja caer entre la lluvia
Burlando la vigilancia de vuestras miradas
Y que una voz canta lejos de la vida
Para sostener el espacio desclavado
El espacio tan lleno de estrellas que se va a caer
(Vicente Huidobro, Señora)

Ave rocMientras reflexionaba sobre el medio de que me valdría para dar con alguna puerta de entrada o salida de la tal cúpula, advertí que de pronto desaparecía el sol y que el día se tornaba en una noche negra. Primero lo creí debido a cualquier nube inmensa que pasase por delante del sol, aunque la cosa fuera imposible en pleno verano. Alcé, pues, la cabeza para mirar la nube que tanto me asombraba, y vi un pájaro enorme, de alas formidables, que volaba por delante de los ojos del sol, esparciendo la oscuridad sobre la isla.Mi asombro llegó entonces a sus límites extremos, y me acordé de lo que en mi juventud me habían contado viajeros y marineros acerca de un pájaro de tamaño extraordinario, llamado “roc”, que se encontraba en una isla muy remota y que podía levantar un elefante. Saqué entonces como conclusión que el pájaro que yo veía debía ser el roc, y la cúpula blanca a cuyo pie me hallaba debía ser un huevo entre los huevos de aquel roc. Pero no bien me asaltó esta idea, el pájaro descendió sobre el huevo y se posó encima como para empollarlo. 
(Las mil y una noches, Segundo viaje de Simbad el marino)

dodo1–En este caso –dijo solemnemente el pájaro Dodo, mientras se ponía en pie–, propongo que se abra un receso en la sesión y que pasemos a la adopción inmediata de remedios más radicales…
–¡Habla en cristiano! –protestó el Aguilucho–. No sé lo que quieren decir ni la mitad de estas palabras altisonantes, y es más, ¡creo que tampoco tú sabes lo que significan!
Y el Aguilucho bajó la cabeza para ocultar una sonrisa; algunos de los otros pájaros rieron sin disimulo.
–Lo que yo iba a decir –siguió el Dodo en tono ofendido– es que el mejor modo para secarnos sería una Carrera Loca.
–¿Qué es una Carrera Loca? –preguntó Alicia, y no porque tuviera muchas ganas de averiguarlo, sino porque el Dodo había hecho una pausa, como esperando que alguien dijera algo, y nadie parecía dispuesto a decir nada.
–Bueno, la mejor manera de explicarlo es hacerlo.
(Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas)

-Pasa, Hawkins -me decía-; siéntate a echar un párrafo con el viejo John. Eres la persona
que veo con más gusto, hijo. Siéntate y vamor a oír lo que tenga que decirnos el Capitán Flint. Le puse ese nombre a mi loro por el famoso pirata. Bien, Capiflinttán Flint, predice el éxito de nuestro viaje. ¿No es así, Capitán?
Y el loro empezaba a decir a toda velocidad:
-¡Piezas de a ocho! ¡Piezas de a ocho! ¡Piezas de a ocho! -y seguía sin parar hasta que parecía enronquecer y John le echaba por encima de la jaula un paño bajo el que enmudecía.
-Ahí donde lo ves, Hawkins -me decía-, este pájaro tiene lo menos doscientos años… y hay quien dice que algunos viven eternamente. Este ha visto ya pasar más condenaciones que el mismísimo Satanás. Ha navegado con England, con el gran capitán England, el pirata. Ha estado en Madagascar y en Malabar, en Suriman, en Providence, en Portobello. En Portobello, cuando el rescate de los famosos galeones de la Plata. Allí aprendió a gritar «¡Piezas de a ocho!»
(Robert Louis Stevenson, La isla del tesoro)

Anuncios

20 comentarios en “Pájaros

  1. Es cierto los pájaros están en muchas piezas literarias y artísticas, debe ser que son una buena fuente de inspiración. Algunos son tan hermosos e imponentes que es imposible no mencionarlos.
    Me encantaron tus fragmentos y hoy me quedo con “El cuervo” que siempre que lo leo me sorprende.
    Muy buenas imágenes para acompañar. Te felicito por tu trabajo.
    Un abrazo.

    • Porque nunca los he olvidado es que están aquí, en la entrada, todos son pájaros que se me quedaron grabados, sobre todo el Capitán Flint, las ¡piezas de a ocho! son inseparables de mi infancia.

  2. “Pájaros perdidos de verano vienen a mi ventana, cantan,
    y se van volando.
    Y hojas amarillas de otoño, que no saben cantar,
    aletean y caen en ella, en un suspiro.” Tagore.
    Un abrazo

    • Tantos poemas inspiran los pájaros…

      No espera la blanca aurora,
      en el nido donde duerme
      el pájaro, con más ansias
      para ver las ramas verdes
      que tiñe de horror la noche
      y en mudo silencio envuelve,
      que yo tus hermosos ojos.
      (Lope de Vega)

  3. Hola Jenfonte: No sabes lo que me alegro de que te hayas enganchado de nuevo a los blogs. Y veo que cada dia tienes mas cometaristas, de lo cual me alegro mucho. Es que o podía ser de otro modo. Todos son mejores escritores que yó y mira como te piropean.
    Tu post de hoy es otra “master class”, que me ha encantado. Para contrapunto te diré un trabalenguas de pájaros. Es en catalán. Yo sé que te las arreglarás.

    La perdiu diu a la gautlla:
    que hi fas aquí tu gautlla.
    I tu perdiu que hi fas aquí,
    li diu al guatlla .

  4. Unos cuentos muy bien escogidos a vuelo de pájaro, algunos están en el recuerdo y otros los recordaré con cariño porque gracias a ti los he conocido. El pájaro es inspiración y da mucho juego a la hora de escribir sobre él, a las pruebas que has dejado me remito.

    Un fuerte abrazo y te deseo una feliz semana.

    • El más conocido debiera ser ¿el pájaro dodo?. El más hablador, el Capitán Flint. El más tenebroso, el cuervo. El que murió por amor, el halcón… en fin, cada uno con su historia…

  5. Esta vez he leído la mayoría de lo que mencionas.
    De el poema de Poe, se ha planteado que su eficacia se debe al prestigio, el misterio atribuida al ave elegida. Y que no sería lo mismo con un loro.
    Que sí tiene su eficacia en La isla del tesoro. Y en toda ficción con piratas.

  6. Continuaré a repetir que me encanta visitarte; hacerlo es recordar, es aprender, y es siempre hermoso.
    Gracias por cada cosa, y por estar aquí.

    Un beso.

  7. ¡Vaya, menos Alicia en el país de las maravillas, lo he leído todo aunque me acuerde de la misa la mitad!
    Pero venir aquí, y lo sabes, es poner pilas a mi mente y a mi imaginación.

    Un beso enorme y nos vemos por “casa”.

  8. El fragmento de “El cuervo” de Poe me encanta… y el de “La isla del Tesoro” me ha hecho viajar a mi infancia…
    Es una maravilla pasear por tu casa… un besote.

  9. Veo que a casi todos les gusta Poe, está bien, pero más alegre es Alicia ¿no me creen?

    La mar no podía estar más mojada
    ni más seca la arena de la playa;
    no se veía ni una nube en el firmamento
    porque, de hecho, no había ninguna;
    tampoco surcaba el cielo un solo pájaro
    pues, en efecto, ya no quedaban.
    (Alicia a través del espejo)

  10. ¡Qué selección más buena.
    Madre mía llevaba sin encontrarme con El Conde Lucanor” desde el Instituto…
    Besos.

  11. Que hermosa entrada. Los pájaros también fueron fuente de inspiración para muchos escritores. Todas me encantan, en especial el pájaro de Allan Poe. =)
    Beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s