Laura

El 6 de abril de 1327, el poeta y humanista florentino Francesco Petrarca vio por primera vez a Laura de Noves, joven que se convertiría en el objeto de su amor idealizado.

Soneto a Laura

maria spartali stillman

Marie Spartali, Laura y Petrarca

Paz no encuentro ni puedo hacer la guerra,
y ardo y soy hielo; y temo y todo aplazo;
y vuelo sobre el cielo y yazgo en tierra;
y nada aprieto y todo el mundo abrazo.

Quien me tiene en prisión, ni abre ni cierra,
ni me retiene ni me suelta el lazo;
y no me mata Amor ni me deshierra,
ni me quiere ni quita mi embarazo.

Veo sin ojos y sin lengua grito;
y pido ayuda y parecer anhelo;
a otros amo y por mí me siento odiado.

Llorando grito y el dolor transito;
muerte y vida me dan igual desvelo;
por vos estoy, Señora, en este estado.

 

Nicaise de Keyser

Nicaise de Keyser, Laura y Petrarca

Hacia la aurora, cuando suele la aura
primaveral acariciar las flores
mientras los pajarillos cantan versos,
siento ir los pensamientos de mi alma
hacia quien los posee por la fuerza,
y otra vez tengo que entonar mis notas.

¡Ojalá suspirar pudiese en notas
tan suaves que endulzaran tanto a Laura
que le hiciesen justicia aunque me fuerza!
Pero antes echará el invierno flores
que amor florezca en esa gentil alma
que nunca ponderó rimas ni versos.

 

 

josef manes

Josef Manes, Petrarca se encuentra con Laura en la iglesia de Santa Clara en Aviñón.

¡Cuántas lágrimas, ay, y cuántos versos
en mi vida esparcí! ¡Con cuántas notas
mil veces intenté doblegar su alma!
Mas ella cual montaña es ante la aura
dulce, que mueve frondas y a las flores,
mas nada puede ante tamaña fuerza.

A hombres y dioses ya venció a la fuerza
Amor, como se lee en prosas y versos:
y lo he probado yo al brotar las flores.
Ahora, ni el señor mío ni sus notas,
ni los ruegos ni el llanto,
hacen que Laura
prive de vida o sufrimiento a mi alma.

Petrarca, Laura in Vaucluse / Feuerbach - Petrarch, Laura in Vaucluse / Feuerbach -

Anselm Feuerbach, Laura y Petrarca en Vancluse

Ríen ahora en el campo hierba y flores:
no es posible que aquella angélica alma
no escuche el son de las amantes notas.
Si nuestro sino cruel tiene más fuerza,
llorando y entonando nuestros versos,
con el buey cojo cazaremos la aura.

En redes cayó la aura, en hielo flores,
con versos tiento a sorda y rígida alma,
que no fuerza de Amor estima, o notas.

 

 

stothard

Thomas Stothard, Laura y Petrarca

El conservarte pura de mentira
y haberte siempre cuanto pude honrado
¡qué mal, ingrata lengua, me has pagado,
causándome tal vez vergüenza e ira!

En faz de Laura tu valor expira
para pedir merced, y o te has callado,
o imperfectas palabras balbuceando,
como de hombre que sueña o que delira.

¡Lágrimas tristes que la noche entera
fieles me acompañáis! ¿Por qué delante
de mi Laura no puedo desparciros?

¡Y vosotros, oh férvidos suspiros,
también enmudecéis de tal manera
que solo habla mi pálido semblante!

Anuncios

2 comentarios en “Laura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s