Mosqueteros

tres

Afiche publicitario, obra del ilustrador Vivant Beaucé

Los tres mosqueteros es tal vez la novela más famosa de Alejandro Dumas. Inicialmente se publicó en forma de folletín en el diario Le Siécle, entre marzo y julio de 1844, para después ser editado en forma de volumen. La novela cuenta la historia de un joven gascón de 18 años que llega a Paris intentado hacer carrera en el cuerpo de mosqueteros de la Casa Militar del Rey de Francia.
Aunque es una novela, y por lo tanto el autor se toma las libertades necesarias, son los personajes reales Luis XIII, el cardenal Richelieu, el duque de Buckingham, la reina Ana de Austria. Se basan en personajes que existieron D’Artagnan (Charles de Batz de Castelmore d’Artagnan), Athos (Armand de Sillégue d’Athos), Porthos (Isaac de Porteau), Aramis (Henri d’Aramiz y Monsieur de Treville (Jean-Armand du Peyrer, conde de Tréville.
La novela cuenta con más de veinte adaptaciones cinematográficas.

tresUn joven…, pero hagamos su retrato de un solo trazo: figuraos a don Quijote a los dieciocho años, un don Quijote descortezado, sin cota ni quijotes, un don Quijote revestido de un jubón de lana cuyo color azul se había transformado en un matiz impreciso de heces y de azul celeste. Cara larga y atezada; el pómulo de las mejillas saliente, signo de astucia; los músculos maxilares enormente desarrollados, índice infalible por el que se reconocía al gascón, incluso sin boina, y nuestro joven llevaba una boina adornada con una especie de pluma; los ojos abiertos a inteligentes; la nariz ganchuda, pero finamente diseñada; demasiado grande para ser un adolescente, demasiado pequeña para ser un hombre hecho, un ojo poco acostumbrado le habría tomado por un hijo de aparcero de viaje, de no ser por su larga espada que, prendida de un tahalí de piel, golpeaba las pantorrillas de su propietario cuando estaba de pie, y el pelo erizado de su montura cuando estaba a caballo.
(Los tres mosqueteros)

En 1845 Alejandro Dumas publica una novela que sería la continuación de Los tres mosqueteros, esta es Veinte años después. La novela se desarrolla en la época de la Fronda, los cuatro personajes de Los tres mosqueteros, que hace tiempo ya habían pasado a ser cuatro, han envejido veinte años y han sido separados por sus ideas políticas. Sin embargo se unen de nuevo para luchar por Carlos I de Inglaterra, quien ha sido expulsado de su país por Cromwell. El libro contiene además de las aventuras de los personajes, un análisis de la política europea de la época.

––Monsieur d’Artagnan ––dijo el ayuda de cámara.veinte
Y se presentó un oficial.
Era éste un hombre de cuarenta años, pequeño de cuerpo, pero bien formado, delgado, de ojos expresivos: tenía la barba negra y los cabellos entrecanos, como sucede generalmente al que ha pasado una vida muy agitada, principalmente
si es moreno.
Artagnan dio cuatro pasos en el gabinete, que ya conocía por haber estado en él una vez, cuando vivía el cardenal Richelieu, y viendo que no había más que un mosquetero de su compañía, puso en él la vista, pero al momento reconoció
al cardenal.
Entonces se detuvo en actitud respetuosa y digna, como convenía a un hombre de alguna condición, que había tenido en su vida frecuentes ocasiones de tratar con personas de elevada categoría.
El cardenal dirigióle una mirada más bien curiosa que escrutadora, y dijo después de un momento:
––¿Sois el caballero Artagnan?
––El mismo, señor ––contestó el oficial.
(Veinte años después)

Una tercera novela de la que sería la serie de Los tres mosqueteros es El vizconde de Bragelonne: diez años después. Es mucho más larga que las anteriores y fue dividida originalmente en tres partes: El vizconde de Bragelonne, Luisa de la Valliére y El hombre de la máscara de hierro. Después de treinta y cinco años de servicio d’Artagnan, ahora teniente de mosqueteros, decide retirarse debido a su desconformidad con el rey Luis XIV. Después de algunas aventuras ayudando a Carlos II de Inglaterra, d’Artagnan es persuadido por Luis XIV de reintegrarse al servicio con la promesa de convertirlo en capitán de los mosqueteros del rey. Los antiguos mosqueteros se ven involucrados en aventuras e intrigas palaciegas, principalmente una gestada por Aramis, ahora jefe de la orden de los jesuitas, y que tiene que ver con el hombre de la máscara de hierro, hermano del rey Luis XIV que ha sido mantenido oculto desde los tiempos de sus padres, Luis XIII y Ana de Austria.

bragelonne––Caballero ––––dijo al fin el rey––, habéis pronunciado la palabra olvido: yo no he oído más que esa palabra ya que sólo responderá. Otros han podido ser olvidadizos; pero yo no lo soy, y la prueba es que me acuerdo que cierto día de conmoción, que un día en que el pueblo furioso, furioso y mugidor como la mar, invadía el Palacio Real; que un día, en fin, que yo fingía dormir en mi lecho, un solo hombre, con la espada desnuda y escondido detrás de mi cabecera, velaba por mi vida, dispuesto a arriesgar la suya por mí, como ya la había arriesgado por mi familia. Aquel caballero; a quien yo preguntaba entonces su nombre, ¿no era el señor de Artagnan?
––Vuestra Majestad tiene buena memoria ––respondió fríamente el oficial.
(El vizconde de Bragelonne)

Dice Robert Louis Stevenson en sus Ensayos literarios que “Si hay algo que propiamente pueda conocerse con el nombre de lectura, habría de ser una actividad voluptuosa y absorbente; debiéramos recrearnos en el libro, ensimismarnos, y emerger de la lectura con la mente colmada de la más viva y caleidoscópica danza de imágenes“. No hay duda de que estas novelas de Dumas (como otras también de este autor) cumplen plenamente con lo que se necesita para convertir la lectura en una actividad placentera.

Anuncios

2 comentarios en “Mosqueteros

  1. Una historia muy cinematográfica, gracias a la marcada división en capítulos. Me gusta más el Conde de Montecristo. De los Mosqueteros no leí ni la segunda ni la tercera parte (si vi el film “El hombre de la máscara…”), tendría que darle esa nueva chance a esta historia

    Abrazo!

    • ¿La película con Leonardo di Caprio? Hay otras versiones con Richard Chamberlain, con Louis Hayward, con Nick Richert y otros más como el hombre de la máscara de hierro. Es interesante como una máscara, que originalmente era de terciopelo, se convirtió en hierro, y cómo una novela, de puro famosa, es convertida por muchos en historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s