Invisible II

La invisibilidad en la literatura de fantasía se puede conseguir mediante medios como un conjuro, una capa, un anillo o cualquier otro elemento mágico.

La primera referencia que se tiene de la invisibilidad se encuentra en La República de Platón, en que relata el caso de un pastor, Giges,  al servicio del rey de Lidia, que encontró un extraño anillo:

ring_of_gyges

Recreación del anillo de Giges

Cuando, según costumbre, se reunieron los pastores con el fin de informar al rey, como todos los meses, acerca de los ganados, acudió también él con su sortija en el dedo. Estando, pues, sentado entre los demás, dio la casualidad de que volviera la sortija, dejando el engaste de cara a la palma de la mano; inmediatamente cesaron de verle quienes le rodeaban y con gran sorpresa suya, comenza­ron a hablar de él como de una persona ausente. Tocó nuevamente el anillo, volvió hacia fuera el engaste y una vez vuelto tornó a ser visible.
(Platón, La República)

 

“Bueno”, dijo la anciana, “no es una tarea muy difícil: Sólo debes tener cuidado de no beber del vino que una de las princesas te traerá en la noche; y tan pronto como se vaya debes pretender que estás dormido ‘.
Luego se le dio una capa y le dijo: “Tan pronto como te pongas esto te harás invisible, y por lo tanto, podrás seguir a las princesas donde quiera que vayan.” Cuando el soldado escuchó este buen consejo, decidió que estaba dispuesto a probar suerte, por lo que se presentó ante el rey, y dijo que estaba dispuesto a emprender la tarea.
(Las doce princesas bailarinas)

Lina in the Golden Wood

Se escuchó un ruido, y la princesa más joven volvió a decir: “Estoy segura de que algo no está bien -¿No has oído el ruido”?

brunhilde shieldmaidenA continuación, expuso su plan para ayudar a Gunther en la empresa. Gunther debía aparecer vestido con la armadura y montado en el caballo de Siegfried, el que había pertenecido a Mime; entonces, Siegfried, se pondría el Tarnhelm y se haría invisible; Gunther debía recorrer audazmente en el campo, y hacer todos los movimientos necesarios, mientras que Siegfried, sin ser visto por los demás, haría todo la lucha real. Gunther consideró que el plan era excelente, y declaró que Siegfried era tan inteligente como valiente.
. . .
Brunilda cogió la jabalina, y la arrojó con tal fuerza que cuando Siegfried la detuvo con el escudo de Gunther el escudo se rompió en pedazos. A continuación, Siegfried, todavía invisible, tomó jabalina de Gunther, y la lanzó con tal fuerza que Brunilda fue arrojada al suelo. Ella se llenó de sorpresa y de rabia; nunca antes la habían derribado.
(Historias de los Nibelungos)

arabian-nights-italy-1958-39

Entonces Maimuna dijo: “No quiero tratar de entender. ¡Pero dinos pronto el medio para saber quién acierta!” Y el efrit Kaschkasch dijo: “Mi opinión es que el único medio que se ha de emplear consiste en despertarlos sucesivamente, mientras nosotros tres permanecemos invisibles. ¡Y acordemos que aquel de los dos que manifieste amor más ardiente hacia el otro y demuestre más pasión en sus ademanes y actitud, será ciertamente el menos hermoso, pues se reconocerá subyugado por los encantos de su compañero!”
Oídas estas palabras del efrit Kaschkasch, Maimuna exclamó: “¡Admirable idea!” Y Dahnasch también exclamó: “¡Me parece muy bien!” E inmediatamente se convirtió otra vez en pulga, pero esta vez para picar en el cuello al hermoso Kamaralzamán.
(Historia de Kamaralzamán y la princesa Budur)

jackJack regresó, liberó al gigante de la bóveda, y este le preguntó que es lo que quería por mantener el castillo a salvo de la destrucción. Y dijo Jack, “no quiero nada más que la capa vieja, el gorro, la vieja espada oxidada y las zapatillas que están bajo su cama.” Dijo el gigante: “¿No sabes lo que pides, porque son las cosas más preciosas que tengo, la capa de hará invisible, el gorro te dirá todo lo que quieras saber, la espada cortará todo lo que golpee, y los zapatos de darán una rapidez extraordinaria. Pero como me has sido muy útil, te los daré de todo corazón”. Jack dio las gracias a su tío, y se llevó las cosas.
(Jack, el matador de gigantes)

La herencia, sin embargo, consistía en una espada, que tiene esta propiedad de que si Whispersilk_Cloak_6419cualquiera la toma en su mano, y dice: “Todas las cabezas, excepto la mía”, todas las cabezas caerán al suelo; en segundo lugar, una capa que hace que todo el que la use quede invisible; en tercer lugar, un par de botas que llevan al usuario a cualquier lugar que desease en un momento. El dijo: “Dame las tres cosas para que yo vea si todavía están en buen estado.” Le dieron el manto, y cuando él se lo puso, se volvió invisible y se cambió en una mosca. Luego retomó su propia forma y dijo: “El manto está muy bien, ahora dame la espada.”
(El rey de la montaña de oro)

margarita—¡Adiós, Natasha! —gritó Margarita, y levantó el cepillo—. ¡Invisible! ¡Invisible! —gritó con fuerza, y dejó atrás la verja, pasando entre las ramas de los arces, que le dieron en la cara. Estaba en la calle. El vals, completamente enloquecido, la seguía.
¡Invisible y libre! ¡Invisible y libre!… Después de pasar por su calle, Margarita se encontró en otra, que la cortaba perpendicularmente. Cruzó de prisa esta calle larga, remendada y tortuosa, con la puerta inclinada de una droguería, en la que vendían petróleo por litros y un insecticida, y comprendió que, incluso siendo completamente libre e invisible, también en el placer había que conservar la razón. Milagrosamente consiguió frenar un poco y no se mató, estrellándose contra un poste de una esquina, viejo y torcido. Dio un viraje y apretó con fuerza la escoba, voló más despacio, evitando los cables eléctricos y los rótulos, que colgaban atravesando las acera. La tercera bocacalle salía a Arbat. Margarita ya se había acostumbrado al dominio de la escoba, notó que obedecía al menor movimiento de sus brazos y piernas y que al volar sobre la ciudad tenía que ir muy atenta y no alborotar demasiado.
(Mihail Bulgakov, El maestro y Margarita)

Anuncios

3 comentarios en “Invisible II

  1. No recordaba ese fragmento de “La República” de Platón, es que en realidad hace muchísimos años leí ese libro… Algunos otros creo recordarlos, como “Jack, el matador de gigantes” y “El rey de la montaña de oro”…

    Lo que he notado leyéndote, es como se repiten las historias en cierto modo, lo escrito por Platón y “El señor de los Anillos” de Tolkien… “El rey de la montaña de oro” y la saga de Harry Potter… en fin.

    Me encantó leerte, lo disfruto sinceramente… te dejo un beso.

    • Así es, las ideas son universales, la originalidad consistirá entonces en cómo se presentan. Cuando realicé la entrada acerca de la Cenicienta ya sabía que el cuento tenía diferentes versiones, como las de los hermanos Grimm y la de Perrault, pero me llevé una sorpresa al descubrir una Cenicienta china, una vietnamita, e incluso una del antiguo Egipto. Y seguramente habrá otras más por ahí.
      De capas de invisibilidad está llena la literatura fantástica, como de botas también, las botas de siete leguas ¿son las mismas del Rey de la montaña de oro? ¿y no serán las mismas de Jack, pero rebajadas a zapatos, o nacieron siendo zapatos para crecer a botas?
      Así, Tolkien debió sacar sus ideas de innumerables lecturas, nada más. Su originalidad consistirá entonces en como creó un mundo propio a partir de un montón de ideas ajenas.

      • Leyéndote no pude evitar pensar qué maravilloso sería encontrarte en un café literario y oirte contar de todas estas cosas… me das la sensación que sos de esas personas que enriquecen el alma de quienes te rodean… y lo digo sinceramente y con ninguna otra intención que manifestar una genuina admiración por tu cultura, inteligencia y modo… Un placer haber cruzado tu camino en este mundo virtual.

        Un beso y pasa un espléndido fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s