Kon-Tiki

kon-tiki-2

La Kon-Tiki – 1947

El 28 de abril de 1947, Thor Heyerdahl y una tripulación de cinco hombres, zarpó del puerto de Callao, en Perú, a bordo de la balsa Kon-Tiki con rumbo a la Polinesia.

Thor Heyerdahl (1914 – 2002) fue un aventurero y etnólogo noruego con estudios en zoología, botánica y geografía. Se hizo famoso por la Expedición Kon-Tiki en 1947, cuando navegó 8,000 km a través del Océano Pacífico, desde América del Sur hasta las islas Tuamotu, en una balsa de madera. La expedición buscaba demostrar que los pueblos antiguos eran capaces de hacer largos viajes por mar, creando contactos entre culturas lejanas, y, que los nativos de América del Sur pudieron bien establecerse en la Polinesia.

Cuando Heyerdahl vivió en la Polinesia, escuchó a los ancianos contar las antiguas leyendas que hablaban de sus atepasados llegando desde un gran país al otro lado del mar. Pero, ¿cuál sería ese mar? la teoría más considerada es la de la colonización de la Polinesia desde el Oeste.

tiki hiva oa

Escultura de Tiki, en Hiva Oa, Polinesia

La isla se llamaba Fatu Hiva; no existía tierra alguna entre ella y el lugar en que estábamos flotando ahora, a miles de millas. Veía el estrecho valle de Ouia, abierto hacia el mar, y recordaba perfectamente cómo nos sentábamos en la solitaria playa una y otra noche, mirando ese mismo mar sin fin.
(…)
Mientras contemplábamos el palpitante mar, plateado por la luna, y arriba el correr de las nubes, escuchábamos a un viejo medio desnudo que, sentado delante de nosotros, junto a las brasas de una hoguera casi extinguida, decía quedamente:
—Tiki… era jefe y era dios. Él trajo a mis antepasados a estas islas donde ahora vivimos. Antes vivíamos en un gran país, al otro lado del mar.
(Thor Heyerdahl, La expedición de la Kon-Tiki)

Sin embargo unas historias conservadas entre los incas lo llevaron a concebir una idea revolucionaria, que la colonización pudo haberse producido de Este a Oeste.

balsa

Grabado de una balsa, siglo XIX

El nombre original del Dios-Sol Virakocha, que parece haber sido el más usado en el Perú en
tiempos antiguos, fué Kon-Tiki o Illa-Tiki, que quiere decir Sol-Tiki o Fuego-Tiki. Kon-Tiki era sumo sacerdote y Rey-Dios de los legendarios hombres blancos de que hablaban los incas, los que dejaron las ruinas ciclópeas a orillas del lago Titicaca. La leyenda cuenta que los misteriosos hombres blancos con barbas fueron atacados por un jefe llamado Cari, venido del valle de Coquimbo. En una batalla entablada en una de las islas del lago Titicaca, esta raza rubia quedó aniquilada, pero el propio Kon-Tiki y sus más adictos compañeros escaparon y bajaron luego a las costas del Pacífico, desde donde finalmente desaparecieron en el mar, rumbo a occidente…»

(Thor Heyerdahl, La expedición de la Kon-Tiki)

La teoría de Heyerdahl contó con la fuerte oposición de la ciencia ortodoxa, la que justifica la teoría de la emigración Oeste-Este basándose principalmente en la lingüística y la apariencia física. Heyerdahl presentó la evidencia de la presencia del camote, planta propia de América del Sur, apliamente difundida en la Polinesia. Además, pruebas modernas realizadas con el DNA han concordado en mucha medida con la teoría de Heyerdahl.

SweetPotChickenPolynesia

 

Aunque la teoría de Heyerdahl es rechazada fuertemente todavía, las evidencias apuntan a qué, como dice el investigador Erik Thorsbey, aunque la Polinesia haya sido colonizada desde el Oeste, es muy posible que existieran contactos entre la Polinesia y América del Sur.
De todos modos, lo que quedó ampliamente demostrado es que las culturas de América del Sur tenían la capacidad de navegar largas distancias en sus balsas de madera.

La Kon-Tiki zarpó el 28 de abril de 1947, el 30 de julio avistaron el atolón de Puka-Puka y el 4 de agosto el de Angatau. El 7 de agosto la balsa encalló en un islote deshabitado del atolón Raroia de las Tuamotu después de viajar 6,980 kilómetros durante 101 días.

chart

Carta polinésica de navegación

Cuando Heyerdahl estuvo en la Isla de Pascua, buscando relacionar la cultura de los incas con el antiguo y desaparecido pueblo de los “orejas largas” de esa isla, se enteró de una interesante situación, que demostró de alguna manera, si no su teoría, la habilidad de los pueblos primitivos para navegar.

Cuando a la isla de Pascua llegó la noticia de que la balsa Kon-Tiki había pasado, impelida por las corrientes, a la altura de aquélla, para arribar felizmente a las islas de Oceanía, los indígenas se mostraron muy interesados. Si sus antepasados habían sido capaces de realizar con éxito semejantes travesías, ¿qué les impedía a ellos tratar de emularlos? En la isla, donde apenas crecían árboles, no existía madera suficiente para construir una balsa, pero esto no les arredró y algunos de ellos armaron un botecito con planchas y tablas, con el que se hicieron a la mar para pescar. La corriente se los llevó, y vieron que la isla de Pascua desaparecía tras el horizonte.
Siguieron a la deriva, tomando involuntariamente el mismo rumbo que la Kon-Tiki, para
desembarcar cinco semanas después, hambrientos y extenuados, en un atolón del archipiélago de las Tuamotu, desde donde siguieron luego hasta Tahití.
(Thor Heyerdahl, Aku Aku, el secreto de la Isla de Pascua)

Posteriormente otros navegantes buscaron repetir el viaje, con distinta suerte, como William Willis en la balsa Seben Little Sisters (1954), Eduard Ingris en la Kantuta (1955), Ëric de Bisschop en la Tahiti-Nui (1958), Carlos Cavaredo en la Tangaroa (1965), Vital Alsar en Las Balsas y finalmente Torgeir Higraff en otra Tangaroa en el 2006.map2

Navegar a través del Océano Pacífico en una balsa de madera puede parecer suicida– Pero no
para Thor Heyerdahl y su nieto Olav. En 1947, Thor, Un explorador noruego, construyó la Kon-Tiki, y, con una tripulación de cinco hombres, se hizo a la vela desde Perú para probar su controversial teoría: Los nativos americanos pudieron haberse establecido en el Pacífico Sur. La Kon-Tiki alcanzó la Polinesia Francesa, donde naufragó en el atolón Raroia, a causa, pricipalmente, de que la balsa era dificultosa de maniobrar. Thor aprendió después que el fondo plano de las antiguas balsas estaba provistas de derivas perpendiculares que mejoraban la maniobrabilidad. Con una tripulación liderada por Torgeir Higraff, quién propuso la reconstitución del viaje, Olav construyó la Tangaroa, con diez drivas y una vela más grande, zarpando hacia la Polinesia Francesa en abril del 2006. Llegaron a salvo 70 días después, 31 días más rápido que la Kon-Tiki
.
(National Geographics, agosto 2007)

Anuncios

2 comentarios en “Kon-Tiki

  1. Siempre me gustó la historia de la Kon-Tiki. Y desde que salió la película (hace unos 3 o 4 años), digo: tengo que ver la película. Y acá estoy todavía diciendo eso:
    Tengo que ver Kon-Tiki

    Abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s