Jerome K. Jerome

El 2 de mayo de 1859 nació Caldmore, Inglaterra, el escritor y humorista Jerome K. Jerome.
Su obra más famosa es Tres hombres en un bote. Otros libros suyos son (entre varios) Tres ingleses en Alemania, Pensamientos ociosos de un ocioso, Contado después de la cena y Las experiencias de Enrique.
Huérfano a temprana edad, vivió épocas muy duras. Trabajó como actor pero no le fue muy bien. Trató de salir adelante como periodista, encribiendo ensayos, sátiras y cuentos, hizo de maestro, empacador y oficinista. Pero al final tuvo éxito con On the Stage – and Off, una memoria cómica de sus experiencias como actor. A esta obra siguió Pensamientos ociosos de un ocioso, que es una recolección de ensayos humorísticos aparecidos previamente en la revista Home Chimes.
El 21 de junio de 1888, Jerome se casó con Georgina Elizabeth Henrietta Stanley Marris, y la luna de miel la pasaron en un bote en el río Támesis.
Después de regresar a casa, Jerome se puso a escribir Tres hombres en un bote, en que reemplazó a su esposa por sus amigos George y Harris, para crear una historia llena de situaciones cómicas. El libro se hizo popular inmediatamente y sigue editándose hasta el día de hoy.
Asegurada su situación económica Jerome pudo dedicarse a escribir con tranquilidad, obras de teatro, ensayo y novelas, con éxito diverso.
Jerome K. Jerome falleció en 1927 a causa de una hemorragia cerebral.

tres hombres2Recuerdo que un día fui al Museo Británico para leer algo sobre el tratamiento de un ligero achaque que me afectaba… creo que era fiebre del heno. Bajé el libro y leí cuanto tenía que leer; y después, irreflexiblemente, lo hojeé descuidado y empecé a estudiar con indolencia las enfermedades en general. No recuerdo cuál fue la primera dolencia donde me sumergí –sin duda algún temible y devastador azote– pero, antes de haber llegado a la mitad de la lista de «síntomas premonitorios», supe sin lugar a dudas que la había contraído.
Me quedé unos instantes paralizado de horror. Después, con la indiferencia propia de la desesperación, seguí pasando páginas. Llegué a la fiebre tifoidea, leí los síntomas, descubrí que tenía fiebre tifoidea, que debía tenerla desde hacía meses sin saberlo. Me pregunté qué más tendría. Llegué al baile de San Vito; descubrí, como ya esperaba, que también lo tenía. Empecé a interesarme por mi caso y, decidido a investigarlo a fondo, inicié un estudio por orden alfabético. Observé que estaba contrayendo la malaria, cuyo estado crítico sobrevendría en un par de semanas. Constaté aliviado que padecía la enfermedad de Bright sólo en forma benévola y que, en lo que a ello tocaba, me quedaban muchos años de vida. Tenía el cólera, con complicaciones graves, y parece que había nacido con difteria. Recorrí concienzudamente las veintiséis letras para llegar a la conclusión de que la única enfermedad que no padecía era la rodilla de fregona.tres hombres
Esto me irritó en un primer momento. Parecía, en cierto modo, una especie de menosprecio. ¿Por qué no tenía rodilla de fregona? ¿Por qué tan odiosa salvedad? Al rato, sin embargo, se impusieron sentimientos menos egoístas. Recordé que tenía todas las demás enfermedades conocidas por la farmacología, mi egoísmo cedió y decidí arreglármelas sin rodilla de fregona. Parecía que la gota, en su estadio más maligno, se había apoderado de mí sin que yo me diera cuenta, y era evidente que sufría zimosis desde la más temprana infancia. Después de zimosis no había más enfermedades, por lo que concluí que ya no me ocurría nada más.
(Jerome K. Jerome, Tres hombres en un bote)

tres inglesesGeorge sugirió que emprendiésemos un “viaje de negocios”, lo cual era todo lo que se le podía ocurrir. Los solteros están convencidos de que las mujeres casadas son completamente tontas, y de que se les puede engañar con cualquier cosa. Esto me hace recordar que hace tiempo conocí a un muchacho ingeniero a quien se le ocurrió ir a Viena en “viaje de negocios”; su mujer quiso saber “que clase de negocios” eran ésos, y él le dijo que se trataba de visitar las minas de los alrededores de Viena y redactar informes sobre las mismas. Ella contestó que le acompañaría – pertenecía a esa clase de mujeres… –; intentó disuadirla, convenciéndola de que una mina no era, precisamente, el lugar más apropiado para una muchacha bonita. Pero ella no se convenció, y añadió que no se proponía acompañarlo en su recorrido por los pozos y galerías; si no que le despediría cariñosamente cada mañana, y luego se distraería hasta su regreso contemplando los escaparates de las tiendas y comprando alguna cosita que pudiera hacerle falta.
Una vez puesta en práctica la idea, no supo como evitar las consecuencias, y durante diez three meninterminables días de verano estuvo visitando las minas vienesas; por las noches escribía informes, que su mujer enviaba por correo a su oficina, donde no hacían ninguna falta.
Sentiría muchísimo que Ethelbertha o la señora Harris pertenecieran a esta clase de esposas, pero de todas formas lo mejor es no abusar de los “negocios”; deben reservarse para casos de verdadera urgencia.
(Jerome K. Jerome, Tres ingleses en Alemania)

boteHay varias versiones cinematográficas de Tres hombres en un bote, de 1920, 1933, 1956, 1975, una alemana de 1961 y una rusa de 1979. También han sido llevadas a la pantalla otras de sus novelas y varias obras de teatro.

“Lo mejor es decir siempre la verdad, a menos que, por supuesto, uno sea un mentiroso excepcionalmente bueno.”
(Jerome K. Jerome)

 

Anuncios

2 comentarios en “Jerome K. Jerome

    • Efectivamente no es una novela, aunque hay una historia como un eje central. El episodio del queso como compañero de viaje me hace reir cada vez que lo leo, es genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s