Volantines

Un volantín es un juguete volador, aunque jugar con él es considerado por muchos como un deporte.
Es un artefacto más pesado que el aire que vuela gracias a la fuerza del aire. Está hecho de una superficie liviana, una armazón, y un sistema de hilos que se usa para mantenerlo en la posición correcta respecto del viento.
Los volantines nacieron en China alrededor del 1200 a.deC. Recibe distintos nombres dependiendo de los países, como: volantín, cometa, barrilete y papalote, por ejemplo.

robert SARSONY-Kites-in-the-Breeze

Robert Sarsony, Volantines en la brisa

Sueños y volantines (fragmento)
(José de Diego)

Allá en su cumbre, por las tardes, era
Donde todos los guapos del colegio
Íbamos a jugar a las cometas,
Como se dice en castellano viejo.
¡A jugar a los bravos «volantines»,
águilas de papel que alzan el vuelo
y que, cual arma de combate, lucen
en la cola de trapo un vidrio puesto,
para atacar a la infeliz «chiringa»
que les dispute su ración de viento!
¡Íbamos muchos — ¡cuando menos quince! –,
hábiles todos y en el juego expertos
Pues ni uno solo consiguió cortarme
Mi volantín, mi volantín ligero,

 

xin_kiteLos volantines
(Andres Sabella)

También jugué yo con volantines:
aprovechaba el viento del mar, en una playa donde las gaviotas raspaban sus alas para mantenerla blanquita y acogedora…
Contra un cielo límpido, donde jamás gruñía el invierno, garabateaban mis
volantines sus caprichos.
El mar hacía coro a mis gritos: era mi compañero de guardapolvo azulejo.
Yo creía poseer infinitos corazones. Y, cuando encumbraba un volantín, pensaba, seriamente, que uno de mis corazones salía de paseo por el cielo.

 

 

Mi volantín
(Saúl Schkolnik)  boy-flying-kite-lisa-lea-bemish

Mi volantín es una nave
y yo soy soy capitán,
juntos viajaremos
al país de Carulán.
Más allá del cielo
y más alto que el sol,
más lejos que ese árbol…
iremos mi nave y yo.
Juntos viajaremos
al país de Carulán
mi nave volantín
y yo su capitán.

 

kite

Mi cometa
(Sylvia Puentes de Oyenard)

¡Qué linda va mi cometa
verde, amarilla y punzó!
Pincel del aire su cara
y su cola de algodón.
La brisa galana pone
vaivén a su corazón
y ella le entrega sus sueños
de pájaro zumbador.
Es más alta que las casas,
del árbol parece flor.
¡Cómo se trepa en el cerro!
¡Qué lumbre le pone el sol!
Nadie la iguala en el vuelo.
¡Se atreve como un halcón!
Sus giros y sus piruetas
son de mágico aviador.
Cuando una nube la mira
se cree que es un picaflor.
¡No hay mariposa más bella
que mi cometa punzó!
El aire me la enamora
y se ha puesto muy veloz,
el aire me la enamora
¡ay, que ya la enamoró!

volantines-nemesio-antunez

Volantines, Nemesio Antúnez

Barrilete
(Claudia Lars)

Alta flor de las nubes
-lo mejor del verano-
con su tallo de música
en mi mano sembrado. 
Regalo de noviembre,
nuevo todos los años:
para adornar el día,
para jugar un rato.
Banderola de fiesta
que se escapa, volando…
Pandereta que agitan
remolinos lejanos.
Pececillo del aire
obstinado en el salto;
pájaro que se enreda
en su cola de trapo.
Luna de mediodía
con cara de payaso;
señor del equilibrio,
bailarín del espacio.
Ala que inventa el niño
y se anuda a los brazos.
Mensaje a lo celeste.
Corazón del verano.

Anuncios

4 comentarios en “Volantines

  1. Que vistosas las cometas, así las llamamos aquí, son de colores y tiene una cola de lazos y serpentinas, las hay enormes.
    Nunca he volado ninguna, mi hija siempre lleva una en el coche por si tiene ocasiona de jugar. Has buscado un tema veraniego y colorido y has hecho un gran trabajo de selección de textos y de imágenes. Un abrazo

  2. Por acá, son llamados barriletes. Y parecen haber quedado en el olvido.
    Recuerdo que había barriletes con personajes como Hulk. Algunas madres insistían en hacer ellas mismas los barriletes para los hijos. Con resultados lamentables.

  3. Antiguamente (es que soy antiguo) no era tan difícil fabricar un volantín, tal vez porque la gente estaba más habituada a fabricar cosas, pero los que se compraban eran iguales, es decir de papel y caña. Actualmente los volantines llegan de China y están hechos de plástico, lo que los hace más artificiales, menos auténticos. Pero en cuanto al olvido que tu dices, me parece que el entorno ha cambiado, cuesta más encontrar espacios abiertos para elevar los volantines y, además, por todas partes ha prolificado su enemigo numero uno, los cables eléctricos. Bueno, también la recreación al aire libre ha retrocedido ante el crecimiento de la recreación electronica, bajo techo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s