Dánae

El 15 de junio de 1985 una persona con problemas siquiátricos atacó con un cuchillo y un litro de ácido sulfúrico la pintura de Rembrandt, Dánae, expuesta en el Museo Hermitage en San Petersburgo. La restauración de la obra comenzó inmediatamente y quedó terminada en 1987.

antes despues

Rembrandt, Dánae (Después del ataque – Después de la restauración)

crátera beocia

Dánae en una crátera beocia.

Pero ¿quién es Dánae? Era, en la mitología griega, la hija única del rey Acrisio de Argos y su esposa la reina Eurídice.

Debido a que no tenía un heredero varón, Acrisio consultó al Oráculo de Delfos acerca del problema. El oráculo le dijo que si bien él no tendría un hijo varón, su hija si lo tendría, pero que éste lo mataría. Entonces, para evitar que Dánae tuviera un hijo, Acrisio la encerró en una cámara de bronce completamente cerrada a excepción de una pequeña abertura para que entrara aire y algo de luz.
Pero Zeus, a quién le gustaba Dánae, se convirtió en una lluvia de oro que, entrando por la abertura, cayó sobre la muchacha dejándola embarazada. De esta original fecundación nació Perseo.

La escena ha sido profusamente representada en la pintura.

danae-correggio

Antonio da Correggio, Dánae

 

Dánae era la hija de Acrisio y Aganipe. Una profecía decía que el hijo que de ella naciera mataría a Acrisio, y Acrisio, temeiendo ésto, la encerró en una prisión construída de piedra. Pero Júpiter, transformándose en una lluvia de oro, yació con Dánae, y de esta unión nació Perseo.
(Cayo Julio Higino, Fábulas)

 

Jacopo_Tintoretto

Jacopo Tintoretto, Dánae

 

 

Cuando Acrisio consultó al Oráculo si tendría un hijo varón, el dios le dijo que su hija tendría un niño, quién después lo mataría. Temiendo esto Acrisio construyó una cámara de bronce en un subterráneo y allí encerró a Dánae. Sin embargo ella fue seducida por Proteo, lo que los enemistó; pero algunos dicen que fue Zeus la que cohabitó con ella bajo la forma de una lluvia de oro que se escurrió por por el techo hasta la falda de Dánae.
(Pseudo Apolodoro)

orazio gentileschi

Orazio Gentileschi, Dánae

 

Esta es, pues, la historia que nos ha llegado: Perseo es el hijo de Dánae, la hija de Acrisio, y de Zeus.
(Diodoro de Sicilia)

 

Artemisia_Gentileschi_-_Danaë

Artemisia Gentileschi, Dánae

leon comere

Léon-Francois Comerre, Lluvia de Oro

Los que así nos cuentan esta historia son únicamente los lacedemonios entre los griegos, como antes decía; lo que voy a referir es conforme con lo que dicen los demás griegos. Hasta subir a Perseo, hijo de Dánae, está bien seguida y deslindada la ascendencia de los reyes que tuvieron los dorios, y añadiré que si no se incluye en tal genealogía al dios que fue padre de Perseo, todos aquellos ascendientes fueron griegos de nación, puesto que por tales eran ya reputados en aquella época estos progenitores. La razón de que no queriendo subir más en esta genealogía dijera que no incluía en ella al dios padre de Perseo, es porque este héroe no lleva apellido de familia tomado de un padre que fuese hombre mortal, como vemos que lo lleva Hércules tomado de Anfitrión; de suerte, que con mucha razón me detuve en Perseo sin subir más arriba. Mas si dejando los padres de Perseo quisiera uno desde Dánae, hija de Acrisio, ir contando los progenitores de aquella real familia, se verá que son oriundos de Egipto los primeros príncipes ascendientes de los reyes dorios.
(Heródoto, Historia)

Titian.Danae01

Tiziano Vecellio, Dánae

 

La figura blanca como la nieve del salvaje toro corrompió a la esposa del Gran Minos, se dice, y Dánae, encerrada en una torre de bronce, fue no menos incapaz, en su castidad, de resistirse al gran Júpiter.
(Sexto Propercio, Elegías)

 

 

 

 

antonio Bellucci_Danae

Antonio Belluci, Dánae

Sólo el Abantíada, de su mismo origen creado, Acrisio, queda, que de las murallas lo aleje de la ciudad
de Argos y contra el dios lleve las armas; y su estirpe no cree que sea de dioses; pues tampoco de Júpiter ser creía
a Perseo, a quien Dánae había concebido de pluvial oro.
(Ovidio, Metamorfosis)

 

Anuncios

2 comentarios en “Dánae

  1. Uno de los grandes mitos. Y es una de las veces que el intento de evitar una profecía es lo que la hace realidad.

    Por suerte lograron restaurar esa obra de arte.
    De las que elegiste me gusta especialmente Lluvia de oro. Tiene mucho sentido que Danae se tape la cara ante algo tan sorpresivo. Y creo entender que los dioses no se mostraban con toda su gloria, porque los mortales no resistirían esa visión. Si es así, tiene más sentido aun.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s