25 de octubre

El 25 de octubre de 1415, en el transcurso de la Guerra de los Cien Años, se desarrolló la Batalla de Agincourt, en el día de San Crispín. La infantería y los arqueros del rey Enrique V de Inglaterra vencieron y aniquilaron a los pesadamente armados caballeros del ejército francés.

morning_of_the_battle_of_agincourt_john-gilbert

Sir John Gilbert, La mañana de Agincourt

Este es el día de San Crispín.
El que sobreviva a este día y vuelva sano y salvo a su casa,
se izará sobre las puntas de los pies cuando se mencione esta fecha,
y se crecerá por encima de sí mismo al oír el nombre de San Crispín.
El que sobreviva a este día y llegue a la vejez,
cada año, en la víspera de esta fiesta, invitará a sus amigos
y les dirá: “Mañana es San Crispín”.
Entonces se subirá las mangas, y, al mostrar sus cicatrices,
dirá: “Recibí estas heridas el día de San Crispín”.
(William Shakespeare, Enrique V)

 

Richard Parkes Bonington (25 de octubre de 1802 – 23 de septiembre de 1828) fue un pintor inglés, paisajista de estilo romántico.

the-rialto-venice-parkes

Richard Parkes, El Rialto, Venecia

 

Harry Shoulberg (25 de octubre de 1903 – 15 de abril de 1995) fue un pintor expresionista estadounidense que trabajó en serigrafía y en óleo. Estudió ingeniería bioquímica antes de convertirse en pintor. Estudió en la John Reed School y en la American Artists School.

shoulberg-bajo-el-puente

Harry Shoulberg, Bajo el puente

Benjamin Constant de Rebecque (25 de octubre de 1767 – 8 de diciembre de 1830) fue un escritor, político e intelectual francés. Es autor de numerosos ensayos sobre problemas políticos y religiosos además de algunas novelas.

benjaminPreguntaros en primer lugar, señores, lo que hoy un inglés, un francés, un habitante de los Estados Unidos de América, entienden por la palabra libertad. Para cada uno es el derecho a no estar sometido sino a las leyes, de no poder ser detenido, ni condenado a muerte, ni maltratado de ningún modo, por el efecto de la voluntad arbitraria de uno o varios individuos.
Es para cada uno el derecho de dar su opinión, de escoger su industria y de ejercerla; de disponer de su propiedad, de abusar de ella incluso; de ir y venir, sin requerir permiso y sin dar cuenta de sus motivos o de sus gestiones. Para cada uno es el derecho de reunirse con otros individuos, sea para dialogar sobre sus intereses, sea para profesar el culto que él y sus asociados prefieren, sea simplemente para colmar sus días y sus horas de un modo más conforme a sus inclinaciones, a sus fantasías.
Finalmente, es el derecho, de cada uno, de influir sobre la administración del gobierno, sea por el nombramiento de todos o de algunos funcionarios, sea a través de representaciones, peticiones, demandas que la autoridad está más o menos obligada a tomar en consideración.
(Benjamin Constant, Sobre la libertad)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s