Fonógrafo

edsion-phonograph-advert-about-1900-bnn0dbEl 19 de febrero de 1878 Thomas Alva Edison patenta su fonógrafo. El fonógrafo es un artefacto capaz de grabar y reproducir sonidos. La vibración causada por el sonido era grabada en la superficie de un cilindro en rotación. Para reproducir el sonido, el cilindro se hacía rotar mientras una aguja seguía el surco grabado, vibrando y transmitiendo la vibración a un diafragma que reproducía el sonido aumentándolo mediante una bocina. Fue en 1890 cuando se inició la transición al disco plano, que dominó los sistemas de reproducción de música hasta casi fines del siglo XX, cuando aparecieron sucesivamente los cassettes de cinta, los discos compactos y la grabación digital.

abraham-archibald-anderson

Abraham Archibald Anderson, Edison y el fonógrafo

they-listen-the-gramophone-vladimir-makovsky

(Vladimir Makovsky)

Se sabe la desesperación que había acometido al barón de Gortz cuando llegó hasta él el rumor de que la Stilla había resuelto abandonar la escena para ser condesa de Télek. El admirable talento de la artista, y con él todas sus satisfacciones de dilettante, iban a faltarle.
Entonces Orfanik le propuso recoger por medio de aparatos fonográficos, los principales trozos de su repertorio, que la cantante se proponía cantar en las últimas representaciones de San Carlos.
Estos aparatos estaban maravillosamente perfeccionados en aquella época, y Orfanik los había hecho tan magníficos, que la voz humana no sufría alteración alguna, ni en su encanto ni en su pureza.
El barón de Gortz aceptó el ofrecimiento de Orfanik. Instaláronse unos fonógrafos sucesiva y secretamente en el fondo del palco enrejado durante el último mes de la temporada y así fue como en sus placas se grabaron cavatinas, trozos de ópera y de concierto, entre otros la melodía de Stéfano y el final de Orlando, interrumpido por la muerte de la Stilla.
(Julio Verne, El castillo de los Cárpatos)

steve-henderson

(Steve Henderson)

Finalmente, Jenkins reconoció a regañadientes que él sabía que sus huéspedes querían escuchar el fonógrafo. Fue a la parte trasera de la celda y regresó con un viejo fonógrafo portátil en una caja negra, la que colocó en el piso enfrente de ellos. Después de abrir la caja, el Dr. Jenkins anunció que debido al joven músico presente, pondría la música en el fonógrafo con una de sus preciosas agujas de acero en lugar de las puntas comunes. Dijo que tocaría una sola pieza musical. El músico rechazó “New York” de Gershwin, pero al final se pusieron de acuerdo con un nocturno de Debussy.
(El fonógrafo portatil, Walter Van Tilburg Clark)

 

valeria-belova

(Valeria Belova)

En la entrada del puente colgante se hallaban los puestos de los vendedores de manzanas y maní, y a Franklin le gustaba cruzar el río con los bolsillos llenos de maní y sentarse en un banco de Kentucky para mirar el contorno de Cincinnati sobre el río. En las anchas calles de la ciudad le gustaba mirar los escaparates de vidrio cilindrado que exhibían cámaras con fuelles de cuero negro y obturadores automáticos; relojes de bolsillo con estuches laminados en plata, grabados con motivos de locomotoras o ciervos con su cornamenta; maniquíes con mostachos vestidos con trajes a rayas y sombreros panamá, con bastones bajo el brazo; fonógrafos con lustrosas bocinas de bronce, o los nuevos modelos de roble y caoba, que ocultaban la bocina y tenían lugar para cien discos;
(Steven Millhauser, Pequeños reinos)

august-bradley

August Bradley

El aire centelleaba ante los bosques cuando Schultheiss llegó a la plaza del campamento. En las atalayas, los centinelas habíanse quitado las guerreras y bebían agua. Junto a la cocina, el joven médico vio a Bacha con Markov. Ella debía de disputar con el teniente, pues se volvió bruscamente, haciendo un gesto impúdico.
Los prisioneros del servicio de noche gozaban de sol, a lo largo de los barracones. Espulgaban sus camisas o lavaban la ropa y los calcetines en un cubo. Karl Georg contemplaba tristemente su seco jardincito. La música de un fonógrafo salía de la habitación de Vorotilov. Schultheiss, cegado, cerró los ojos un instante.
(Heinz Konsalik, El médico de Stalingrado)

Lo primero que hicimos fue inspeccionar un abrigo que, según las apariencias, había sido aa8fc829aa70ab7810a48c89ef2a0a52abandonado poco antes por oficiales de la artillería inglesa. En una mesa había un fonógrafo de dimensiones gigantescas; Haller lo puso inmediatamente en marcha. La alegre melodía que salió ronroneando del cilindro produjo en nosotros una impresión fantasmagórica. Tiré al suelo aquella caja, que todavía allí dejó oír unos cuantos sonidos estridentes; luego enmudeció. El abrigo estaba pertrechado con todas las comodidades. Ni siquiera faltaba una pequeña chimenea; encima de su repisa había pipas y tabaco, y delante se encontraban, colocados en círculo, unos sillones. Merry old Englandl!
(Ernst Jünger, Tempestades de acero)

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEncontré allí a uno de mis antiguos compañeros al que, durante diez años, había visto casi todos los días. Alguien pidió que nos volvieran a presentar. Me dirigí hacia él y me dijo, con una voz que reconocí muy bien: «Es una gran alegría para mí al cabo de tantos años». Mas, para mí, ¡qué sorpresa! Aquella voz parecía emitida por un fonógrafo perfeccionado, pues si bien era la de mi amigo, salía de un hombre gordo y con el pelo gris al que yo no conocía, y me parecía, pues, que sólo artificialmente, mediante un truco de mecánica, se había alojado la voz de mi compañero bajo un grueso anciano cualquiera. Sin embargo, yo sabía que era él: la persona que nos presentó al cabo de tanto tiempo el uno al otro no tenía nada de un mistificador. El antiguo camarada me dijo que yo no había cambiado, y comprendí que él no se creía cambiado. Entonces le miré mejor. Y, en realidad, salvo que había engordado tanto, conservaba muchas cosas del tiempo pasado. Sin embargo, yo no podía comprender que fuera él.
(Marcel Proust, En busca del tiempo perdido)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s