Teléfono

david wright

David Wright

El 7 de marzo de 1876, el inventor estadounidense Alexander Graham Bell obtuvo la patente para un invento al que llamó “teléfono“, un aparato capaz de producir una reproducción clara e inteligible de la voz humana. El aparato comenzó inmediatamente a ser desarrollado por otros y se convirtió en indispensable el mundo moderno.
Un teléfono es un aparato de telecomunicación que permite a dos o más usuarios conversar cuando ambos están a una distancia tal que la comunicación directa es imposible. Un teléfono convierte el sonido, en especial la voz humana, en señales eléctricas que pueden ser transmitidas mediante un cable u otro medio de transmisión, a largas distancias, y transformándolas de nuevo en sonido al llegar al otro extremo.

.

Phone call - 2Los suicidas dejan generalmente notas que comienzan: «No se culpe a nadie de mi muerte…» En mi caso, sin embargo, es diferente… se puede culpar perfectamente al teléfono de todos mis problemas. Él es mi enemigo, y yo su esclavo. Cualquier persona con agallas, en mi lugar, ya hubiera arrancado los cables y reducido el aparato a fragmentos. Por otro lado, ¿qué haríamos para ser mártires, si cada uno usara como leña para el fuego la cruz que se supone que debe cargar? En cualquier momento en que alguien necesita o desea algo de mí, toma el teléfono. Si, en cambio tuviera que acudir caminando a verme, o debiera tomar un ómnibus, seguramente lo pensaría dos veces antes de hacerlo. Si usted es dueño de un teléfono, sabe lo que quiero decir. Si no lo posee, entonces no puede darse cuenta.
(Kirill Bulychev, El primer estrato de la memoria)

black-phone-ii fabian perez

Fabián Pérez, El teléfono negro

El timbre del teléfono me sobresaltó terriblemente. Nunca me he acostumbrado a esta máquina, la forma en que se agazapa malévolamente, listo para saltar pidiendo a gritos atención cuando menos te lo esperas, como un bebé malcriado.
(John Banville, El intocable)

.

.

.

Marat Semenovich Shanin - Telephone Operator from the Factory Switchboard 1958

Marat Semonovich Shanin, Operadora telefónica

tamara-de-lempicka-le-telephone-ii.jpg

Tamara de lempicka, El teléfono

Y no se crea que haya peligrado bajo la administración de Francis Benett, no; su nuevo director iba, por el contrario, a darle una potencia y una vitalidad sin iguales, inaugurando el periodismo telefónico.
Conocíase este sistema, hecho práctico por la increíble difusión del teléfono; todas las mañanas, en vez de ser impreso, como en los tiempos antiguos, el Earth Herald es hablado; en una rápida conversación con un reporter, con un hombre político o con un sabio, es como los abonados se enteran de lo que les interesa o puede interesarles; en cuanto a los compradores de números sueltos, se sabe que, por algunos céntimos, conocen el ejemplar del día en innumerables gabinetes fonográficos.
(Julio Verne, En el siglo XXIX)

.

.

vettriano

Jack Vettriano, El acuerdo

Yo estaba ya preparado y Francisca no había telefoneado todavía. ¿Debería irme sin esperar? Pero ¿y si Francisca no encontraba a Albertina, si ésta no estaba entre bastidores, si, aunque la encontrara, no accedía a venir? Pasada media hora sonó el timbre del teléfono, y en mi corazón latían tumultuosamente la esperanza y el miedo. Era, a la orden de un empleado del teléfono, un escuadrón volante de sonidos que, con una velocidad instantánea, me traían las palabras del telefonista, no las de Francisca, a quien una timidez y una melancolía ancestrales, aplicadas a un objeto desconocido por sus padres, impedían aproximarse a un receptor, aunque dispuesta a visitar a enfermos contagiosos.
(Marcel Proust, En busca del tiempo perdido)

.

the-telephone-boot-leyla-munteanu

Leyla Monteanu, El teléfono

Un verdadero caballero, aunque fuese la parte culpable, dijeron a Wicklow, que se presentaba como agente de divorcios. Con los pobres pero eficaces pretextos habituales, habían abordado a una hermana suya que vivía en Hove y que se hacía muy pocas ilusiones con respecto a él, a unos comerciantes de Hampstead con los que sostenía correspondencia, a una hija casada en Grantham, que le adoraba, y a un hijo en la City, que era tan reservado que podría haber hecho voto de silencio.
Habían hablado con miembros de una heterogénea banda de jazz para la que ocasionalmente había tocado el saxofón, con el asistente social del hospital en que estaba alistado como visitante y con el vicario de la iglesia de Kentish Town, donde, para asombro de todos, resultó que cantaba de tenor. «Una voz preciosa cuando viene», dijo indulgentemente el vicario. Pero cuando, de nuevo con la ayuda del viejo Palfrey, intentaron intervenir su teléfono para escuchar su preciosa voz, no había nada que intervenir porque no había pagado la cuenta.
(John LeCarré, La casa Rusia)

george kanelous

George Kanelous, Mujer al teléfono

Filip Filipovich había tomado el auricular del teléfono y comenzaba a hablar:
—Por favor… Sí, se lo agradezco. Quisiera comunicarme con Piotr Alexandrovich, por favor. El profesor Preobrajenski… ¿Piotr Alexandrovich? Me alegro mucho de oírlo. Muy bien, muchas gracias… Piotr Alexandrovich, su operación queda anulada. ¿Qué? Pues… Anulada, suprimida… Bueno, como todas las otras operaciones, además. He aquí la razón: suspendo todas mis tareas en Moscú y en Rusia en general… Hace un momento, cuatro personas, entre las cuales hay una mujer vestida de hombre, vinieron a mi casa; dos de ellas tenían revólveres y trataron de aterrorizarme con el objeto de apoderarse de mi departamento.
—Permítame, profesor —exclamó Schwonder con el rostro demudado.
—Perdóneme… no puedo repetir todo lo que me dijeron. No me agradan las estupideces. Me basta con decirle que me propusieron renunciar a mi sala de curaciones. En otros términos, que me obligan a operarle a usted en el lugar donde hasta ahora disecaba mis conejos. No sólo no puedo hacerlo, sino que tampoco tengo derecho a trabajar en semejantes condiciones. Por tal razón pongo término a mis actividades y me marcho a Sotchi. Puedo dejarle las llaves a Schwonder. Que él lo opere.
(Mijail Bulgakov, Corazón de perro)

Anuncios

2 comentarios en “Teléfono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s