Brasileñas

brasilBrasil es el pais de mayor tamaño en América Latina y el quinto en el mundo en extensión y población. Es el país más grande de habla portuguesa y el único en América.
La pintura brasileña emergió en el siglo XVI, pero fue en 1816, con la llegada de la Misión Artística Francesa y la creación de la Academia de Bellas Artes, que comenzaron a tener importancia los nuevos movimientos artísticos.
Brasil tiene numeros y grandes pintores, pero en este espacio aparecerán solo algunas de sus más reconocidas pintoras. En medio, algo de poesía brasileña, también a cargo de las mujeres.

Georgina de Albuquerque (1885 – 1962) fue una pintora impresionista brasileña. Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Rio de Janeiro y posteriormente en la Academia Julian y en la Escuela de Bellas Artes de Paris. Se convirtió en profesora de la Escuela de Bellas Artes de Rio de Janeiro en 1927.

albuquerque leccion de piano

Georgina de Albuquerque, Lección de piano

Tarsila do Amaral (1° de septiembre de 1886 – 17 de enero de 1973) fue una pintora brasileña de estilo modernista. Fue miembro del Grupo de los cinco, formado por cinco artistas brasileños que son considerados como la mayor influencia en el movimiento del arte moderno en Brasil.

tarsilia

Tarsila do Amaral, Modelo                                                           Tarsila do Amaral, Morro da favela

Marilda Confortin

Sobre mar y amor, casi nada sé.
Sólo sé lo que dicen los poetas:
Que la luna los afecta, alucina.
Que su olor contamina, apetece.
Que la calmaría esconde misterios
en la poesía.
Que el ritmo de las olas
yendo y viniendo,
enloquece,
rompe rocas,
atormenta.
Hay tormenta.
Sé que el sabor de la sal
aumenta la sed
y que ambos son inmensos,
y ciegos.
Sobre mar y amor,
casi nada sé.
Ni siquiera sé nadar.

Djanira da Motta e Silva (20 de junio de 1914 — 31 de mayo de 1979) fue una pintora, ilustradora y grabadora brasileña. Es conocida por sus obras de estilo ingenuo que muestran escenas populares, temas religiosos y paisajes.

Sem título, Djanira da Mota e Silva

Djanira da Motta e Silva, Sin título

Anita Catarina Malfatti (2 de diciembre de 1889 – 6 de noviembre de 1964) fue una pintora brasileña, considerada la primera artista en introducir los elementos del modernismo europeo y estadounidense en Brasil. Su única esposición, en 1917-1918 resultó controversial por su estilo expresionista, revolucionario en ese entonces en su país. Perteneció al Grupo de los cinco.

larentree-interior-1927, Anita Malfatti

Anita Malfatti, Interior

Adalgisa Nery
(1905 – 1980)

No sé de qué manera
ni bajo qué propósito
estás de regreso
y tan precisa
tan abrupta tu presencia
vuelve a dar en mi pecho

entonces yo también vuelvo
y es inevitable
como agua me acomodo al recipiente
y reposo
o recuerdo
no hay diferencia en esto
a no ser
por esa cicatriz que disimulo
cuando gana la intemperie

regresaste y vuelve mi mano sobre la tuya
un día sobre el otro
y letra por letra
vuelve a las cosas que tocamos
su primer nombre

advierto que hasta entonces
no supe de qué se trataba el retorno
y sabras que el verde verde limón
que se desangra en la rama
soy yo

Constancia Nery (1936) Es una de las pintoras brasileñas referentes en la pintura ingenua latinoamericana de paisajes.

constancia nery

Anna Clémence Bertha Abraham Worms (26 de febrero de 1868 – 27 de junio de 1937) fue una pintora y profesora brasileña nacida en Francia. Su obra está formada por pinturas de género y retratos. Estudió en la Escuela de Bellas Artes en Paris. Al establecerse en Sao Pablo realizó cursos de dibujo y pintura organizando exposiciones anuales con los trabajos de sus alumnos.

815px-Bertha_Worms_-_Saudades_de_Nápoles,_1895

Bertha Worms, Saudades de Nápoles

Bertha_Worms_-_Canção_Sentimental

Bertha Worms, Canción sentimental

Cecília Meireles
(1901-1964)

Y aquí estoy cantando.
Un poeta es siempre hermano del viento y del agua:
deja su ritmo por donde pasa.
Vengo de lejos y voy lejos:
pero busqué en el cielo las señales de mi camino
y no vi nada, porque la hierba creció y anduvieron las serpientes.
También busqué en el cielo la indicación de una trayectoria,
pero siempre había muchas nubes.
Y se suicidaron los operarios de Babel.
Pues aquí estoy cantando.
Si ni yo sé donde estoy
¿cómo puedo esperar que algún oído me escuche?
¡Ah! Si yo no sé quién soy
¿cómo puedo esperar que venga alguien a quien le guste?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s