La Reina de Saba

james watson little

James Watson Little, La Reina de Saba

La Reina de Saba es un personaje interesante. Interesante porque no sabiéndose casi nada de ella, es ampliamente famosa. Todo lo que se conoce está en un pasaje bíblico y, partiendo de ahí, la fantasía de los autores se encargó de crear toda una leyenda que se extendió a las tradiciones judía, islámica y etíope, pasando posteriormente al mundo europeo y occidental.
Históricamente hablando no hay registro alguno de la existencia de la reina, y su reino se le ubica hipotéticamente en lugares diferentes como son el Yemen y Etiopía.
Aunque la biblia no menciona su nombre, en las diferentes tradiciones se le llama Belkis,  Balkis, Nicaula o Makeda.

nicolas de verdun sXII

Nicolás de Verdún (s.XII), Salomón y la Reina de Saba

La reina de Saba había tenido noticias de la fama de Salomón y vino a preguntarle sobre cuestiones muy difíciles.
Llegó, pues, a Jerusalén con un gran número de camellos cargados de perfumes y de gran cantidad de oro y joyas. Cuando estuvo en la presencia de Salomón; ella le expuso todas sus dudas,y Salomón aclaró todos sus problemas. No hubo misterio que el rey no pudiera aclarar.
(1 Reyes 10)

queen-of-sheba-conrad Kyeser 1405

Konrad Kyeser (1402), La Reina de Saba

En las representaciones artísticas, aunque todas coinciden en su belleza, cambian en cuanto al color de su piel. En principio y dado su origen, ya sea el Yemen o Etiopía, se considera que era de raza oscura, y así se le representó en un comienzo. Pero durante el Renacimiento comenzó a ser representada como una mujer blanca y de rasgos europeos. El cine, en sus comienzos, también la mostró así y no fue hasta fines del siglo XX cuando recuperó el color oscuro más de acuerdo con la ubicación geográfica de su reino.

 

 

Mattia-Preti

Mattia Pretti, Salomón y la Reina de Saba

Conocida la ciencia de Salomón, que florecía en su tiempo, y que tenía
fama en todo el mundo, quedó maravillada, no como los locos e ignorantes que
tienen por costumbre menospreciar y desechar tales cosas, y no admirarse de
ellas.
Lo que es más, no sólo Nicaula estaba llena de admiración, sino que
abandonó su ilustre reino, salió de Meroe, que está situada prácticamente al otro
lado del mundo, y por Etiopía, Egipto, las costas y puertos del mar Rojo y los
desiertos y yermos de Arabia, con tan noble compañía y magnífico gasto y con
mucha gente y compañía real llegó a Jerusalén para oírle.
(Boccaccio, De las mujeres ilustres)

Queen-of-Sheba-Nicolas-Vleughels

Nicolas Vleughels, Salomón recibe a la Reina de Saba (fragmento)

 

Balkis inclinó su hermosa cabeza hacia abajo y susurró: “Pequeña, ¿crees lo que acaba de decir tu marido?”
La Esposa de la Mariposa miró a Balkis, y vio que los ojos de la Reina más hermosa brillaban como profundas piscinas reflejando la luz de las estrellas, y juntó su coraje con ambas alas y dijo: ‘Oh Reina, sé hermosa para siempre. Ya sabes cómo son los hombres’.
Y la reina Balkis, la sabia Balkis de Saba, se llevó la mano a los labios para ocultar una sonrisa y dijo: ‘Hermanita, lo sé’.
(Rudyard Kipling, Precisamente así)

 

 

 

betty blythe la reina de saba1921

Betty Blythe, La Reina de Saba (1921)

 

 

 

Amé a una joven hermosa 
como nadie recordaba:
en verdad maravillosa
era otra reina de Saba
(George Wither)

 

 

 

 

leonora ruffo la reina de saba 1952

Leonora Ruffo, La Reina de Saba (1952)

 

 

Y los Monarcas recurrirán a la tuya
Como la Reina de Saba a la corte de Judá;
Volviendo de allí más obligados
A maravillarse, envidiar y adorar
(Katherine Philips)

 

 

 

gina lollobrigida salomon y sheba 1959

Gina Lollobrigida, Salomón y Saba (1959)

 

 

 

Todas, excepto sus gloriosas capillas, esas que diseñamos
Las Arcas más sagradas. – Todas, unidas juntas, pueden
A los que se acercan, incluso la reina de Saba, sorprender
Con gran placer. y en ellas quedarse con gran asombro;
(Edward Benlowes)

 

 

 

 

 

halle berry salomon & sheba 1995

Halle Berry, Salomón y Saba (1995)

 

Cuenta también la Escritura que cuando la reina de Saba, mujer de gran inteligencia, oyó hablar de la sabiduría de Salomón, cuya fama se había extendido por todo el mundo, quiso ir a verle. Viajó entonces desde la tierra más lejana del mundo, cabalgando desde los confines de Oriente, atravesó Etiopía y Egipto y cruzó el mar Rojo y los inmensos desiertos de Arabia.
Acompañada por un gran séquito de príncipes, señores, caballeros y nobles damas, llegó cargada de tesoros a la ciudad de Jerusalén para visitar al rey y comprobar si era merecida su fama.
Cristina de Pizan (La Ciudad de las mujeres)

 

vivica a fox salomon 1997

Vivica A. Fox, Salomón (1997)

De este, pues, lunar del orbe,
si bien lunar con belleza;
de ésta, pues, mancha con arte,
es emperatriz y reina Sabá,
que aunque no es su nombre,
sino Nicaula Maqueda,
por sus imperios así la suelen llamar,
y ella lo permite,
porque tanto de sus imperios se precia.
No te quiero numerar su majestad y grandeza,
su poder y su valor,
(Calderón de la Barca, La Sibila del Oriente y gran reina de Sabá)

Anuncios

3 comentarios en “La Reina de Saba

  1. Qué buen recorrido por las distintas representaciones de este personaje. buen laburo te mandaste
    Todavía me faltan un par de libros para llegar a esa parte de la biblia, en mis entradas. Pero estaré atento cuando llegue.

    Abrazo!

    • Lo que más llama la atención, supongo que a los lectores avisados, es toda la literatura que sale de unas pocas líneas de la Biblia. Alguien le quiso poner nombre a la reina, y se lo puso, y han corrido ríos de tinta explicando por que Saba estaba en este lugar y no en el otro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s