Heinlein

Robert Heinlein (7 de julio de 1907 – 8 de mayo de 1988) fue un escritor estadounidense de ciencia ficción, ingeniero aeronáutico y oficial naval. Llamado por algunos “el decano de los escritores de ciencia ficción” conforma, junto a Isaac Asimov y Arthur C. Clarke, el grupo de los “Tres Grandes”.
Publicó 32 novelas y 59 cuentos. Cuatro películas y dos series de televisión se basaron en alguna de sus obras.

fantasy“Heinlein había servido en la marina de Estados Unidos, pero en 1934 fue licenciado por invalidez debido a su tuberculosis. En 1939, cuando tenía treinta y dos años (un poco tarde para un escritor), se dedicó a la ciencia ficción y su primer relato, Lifeline (ASF, agosto de 1939), se publicó un mes después de uno mío titulado Trends. Desde el momento de su aparición, el mundo de la ciencia ficción, atónito, lo aceptó como su mejor escritor, y mantuvo este privilegio durante toda su vida. Desde luego, yo estaba impresionado. Fui de los primeros en escribir cartas de elogio para él en las revistas.”
(Isaac Asimov, Memorias)

intriga_estelar“Si hace su aparición un hombre vestido como un palurdo y con aires de ser el amo del lugar, no cabe la menor duda de que nos hallamos ante un piloto espacial.
Se trata de una deducción lógica. Su profesión hace que se sienta el rey de la Creación; para él, poner los pies en tierra significa codearse con patanes. Y por lo que respecta a su forma de vestirse, tan falta de elegancia, no es de extrañar que un hombre que va de uniforme la mayor parte del tiempo y que está más habituado a vivir en el espacio abierto que en la civilización, ignore todo lo referente a la moda masculina. Obviamente, constituye una presa fácil para los mal llamados “sastres”, que invaden todos los espaciopuertos vendiendo “trajes para tierra”.
(Robert Heinlein, Intriga Estelar)

forastero“Érase una vez, cuando el mundo era joven, un marciano llamado Valentine Michael Smith.
Valentine Michael Smith fue tan real como los impuestos, pero de una estirpe distinta.
Los miembros de la primera expedición terrestre al planeta Marte fueron seleccionados a partir de la teoría de que el mayor peligro para el hombre en el espacio es el propio hombre. En aquella época, sólo ocho años terrestres después de la fundación de la primera colonia humana en la Luna, cualquier viaje interplanetario tripulado tenía que hacerse necesariamente a través de tediosas órbitas en caída libre: de la Tierra a Marte significaba doscientos cincuenta y ocho días, lo mismo para el regreso, más cuatrocientos cincuenta y cinco días esperando en Marte mientras los planetas se arrastraban lentamente en sus eclípticas hasta volver a situarse en las posiciones relativas adecuadas que permitirían trazar la órbita de doble tangente… Un total de casi tres años terrestres.”
(Robert Heinlein, Forastero en tierra extraña)

ciudadano“- Lote noventa y siete – anunció el subastador – Un muchacho.
El muchacho estaba atontado, y medio mareado por la sensación de tierra firme bajo sus pies. La nave de esclavos había venido desde más allá de cuarenta años luz; en sus bodegas llevaba el olor de todas las naves de esclavos, el hedor de cuerpos apretujados y sin lavar, de miedo y vómito, y penas atávicas. Y no obstante, en aquella nave el muchacho había sido alguien, un miembro identificable de un grupo, con derecho a su comida cotidiana, con su derecho a pelear para comer en paz. Incluso había tenido amigos.
Y ahora volvía a ser nada y nadie, otra vez a punto de ser vendido.
Acababa de ser rematado un lote, dos muchachas rubias parecidas, que se decían ser gemelas; la puja había sido animada y el precio alto. El subastador se volvió con una sonrisa de satisfacción y señaló al muchacho:
– Lote noventa y siete. Súbanlo.”
(Robert Heinlein, Ciudadano de la Galaxia)

titan“¿Estaban realmente dotados de inteligencia? De una inteligencia propia, se entiende. Lo ignoro. Y tampoco sé si alguna vez conseguiremos averiguarlo.
Lo que sí puedo decir es que, si no eran inteligentes, confío en no llegar a ver el día en que debamos luchar contra seres parecidos a ellos, que sean inteligentes. Sé de antemano quién perdería: yo, ustedes… En una palabra, esos a los que se denomina «humanos».
Por lo que a mí respecta, la aventura comenzó —demasiado pronto para mi gusto— la mañana del 12 de julio de 2007. Mi teléfono empezó a vibrar hasta levantarme la piel del cráneo. Hay que decir que los teléfonos que se utilizan en la Sección no pertenecen a un modelo corriente: el audioemisor está insertado quirúrgicamente debajo de la piel, detrás de la oreja izquierda, y los huesos actúan de conductores. Me palpé maquinalmente antes de acordarme de que lo que buscaba se había quedado en mi chaqueta, al otro extremo de la habitación.
—Ya voy… —gruñí—. Ya lo he oído. No hace falta armar tanto escándalo.
—Llamada urgente —dijo una voz en mi oído—. ¡Acuda inmediatamente a informar!”
(Robert Heinlein, Titán invade la Tierra)

podkayne“Toda mi vida he deseado ir a la Tierra. No para vivir en ella, por supuesto; sólo para verla. Como todo el mundo sabe, Tierra es un lugar maravilloso para ser visitado, pero no para vivir en él. En realidad no resulta muy adecuada a la vida humana.
Personalmente, no estoy convencida de que la raza humana originara en la Tierra. ¿Hasta qué punto puede confiarse en evidencia de unos cuantos kilos de huesos antiguos y en las opiniones de los antropólogos –que de todas formas siempre están contradiciéndose unos a otros –cuando nos piden que veamos algo que desafía de modo tan patente el sentido común? “
(Robert Heinlein, Podkayne de Marte)

4 comentarios en “Heinlein

  1. De los libros, cuyos fragmenos incluís, leí Podkayne de Marte.

    Me parece un escritor con libros no tan buenos, incluso diría que desastrosos.
    Pero puede ser recordado por los mejores. Libros como Tropas del espacio, Doble estrella, Puerta al verano. Historias como Todos ustedes, zombies.

    1. Bueno, de 32 novelas supongo que las habrá buenas, regulares y malas, Pero Isaac Asimov, a quién no le agradaba el caracter de Heinlein, siempre lo consideró un gran escritor.

  2. De la novelística de Heinlein únicamente he leído “Forastero en tierra extraña“. En mis lecturas no suelo decantarme por la ciencia ficción más allá de los autores que se anticiparon al boom posterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s